Euskadi mantiene suspendida de manera indefinida toda la actividad quirúrgica no urgente por la alta presión hospitalaria de la COVID-19

UCI del hospital de Galdakao, en Bizkaia

El Servicio Vasco de Salud (Osakidetza) ha decidido este lunes prorrogar la suspensión de toda la actividad quirúrgica ordinaria en todos los hospitales de la red y que lleva paralizada ya dos semanas debido a la fuerte presión asistencial que sigue generando la COVID-19 en la comunidad autónoma con mayor tasa de incidencia (más del doble de la media española). Las fuentes consultadas indican que la duración exacta de esta medida "dependerá de la evolución" de la pandemia pero admiten que, de momento, se interpreta que "la situación sigue siendo complicada". Desde el Departamento de Salud inciden en que se mantienen todas las intervenciones "urgentes" y de Oncología y que, quizás, "se pueda programar algo", pero la directriz general es que no haya quirófanos operativos, lo que implicar liberar espacios y medios humanos a reforzar los equipos de UCI.

Los Gobiernos central y vasco exhiben en público sus "discrepancias" por el final del estado de alarma en Euskadi, la comunidad con la incidencia más alta

Los Gobiernos central y vasco exhiben en público sus "discrepancias" por el final del estado de alarma en Euskadi, la comunidad con la incidencia más alta

Esta medida, más próxima a las de la primera ola de la pasada primavera, fue adelantada por este periódico el 23 de abril y confirmada por el Departamento de Salud 72 horas después, el 26 de abril, cuando ya estaba en vigor. Su vigencia inicial era de dos semanas que se cumplían este lunes y ahora se extenderá de manera indefinida. La consejera Gotzone Sagardui suele enfatizar que la planificación de quirófanos se realiza semanalmente y que luego día a día se revisa en cada centro. Un dato: Euskadi ha salido del estado de alarma con 100 personas más en la UCI que cuando entró el 25 de octubre.

Aunque desde el momento en el que se paralizó toda la actividad no urgen los nuevos positivos y los ingresos han caído -de 186 pacientes críticos en UCI el 23 de abril se ha pasado a 169 a 10 de mayo-, todavía representan el 42,56% de las 397 camas habilitadas, según el dato hecho público. Además, algunas de las plazas que quedan libres no son por mejorías, sino por fallecimientos. Todavía el martes pasado el 78% y el 74% de todos los pacientes graves en Gipuzkoa y en Álava tenían coronavirus, un porcentaje que descendía al entorno del 50% en Bizkaia. En las plantas el descenso sí es más evidente, ya que en este período se ha bajado de 689 ingresos totales a 543. La semana pasada 433 personas tuvieron que ser hospitalizadas, casi 62 al día de media. Está lejos del pico de esta ola: hace dos semanas entraba en el hospital una persona cada menos de 15 minutos.

Por otro lado, el Servicio Vasco de Salud (Osakidetza) ha iniciado ya la vacunación de personas en el tramo de edad de 50 a 59 años, empezando por los más mayores. Con ellos se emplean Pfizer, Moderna y Janssen. Quedan todavía por terminar las franjas de 60 a 69 (76,4% con una dosis y 6,4% con pauta completa) y de 70 a 79 años (92,4% y 31,6%). Entre los mayores de 80 todos tienen una dosis si así lo han querido y al menos el 96,6% la protección total. Son 304.093 las personas ya inmunizadas en Euskadi, el 13,96% de la población. Las dosis administradas ya han sido más de un millón, en concreto 678.354 de Pfizer, 263.465 de AstraZeneca, 76.841 de Moderna y 12.746 de Janssen.

En nuestros especiales interactivos, se pueden consultar todos los datos sobre la evolución de la pandemia en Euskadi, sobre los positivos y fallecidos en todas y cada una de las residencias de Álava, Bizkaia y Gipuzkoa y el avance día a día de la campaña de vacunación. También tenemos mapas con los brotes más destacados.

Etiquetas
Publicado el
10 de mayo de 2021 - 19:37 h

Descubre nuestras apps