Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Junts impide al Gobierno asentar la legislatura
CRÓNICA | La pinza del PP y Junts golpea dos veces a Sánchez
OPINIÓN | El 'caso Peinado' y los múltiples culpables, por Rosa María Artal

Eroski busca liquidez para afrontar la deuda de 870 millones: emisión de bonos y venta de tiendas y otros inmuebles

La directora general del Grupo Eroski, Rosa Carabel.

Belén Ferreras

Bilbao —

2

El Grupo Eroski necesita liquidez para abordar el pago de la deuda que mantiene con varias entidades financieras y que asciende todavía a 870 millones de euros. El 31 de julio del próximo año tendrá que hacer frente a un pago de 503 millones de euros y dentro de sus planes de financiación está proseguir con la venta de sus activos inmobiliarios, que en el caso de los supermercados y tiendas seguiría ocupando en régimen de alquiler. Los activos inmobiliarios con los que cuenta el grupo en estos momentos, entre supermercados, tiendas, terrenos y diversos locales, suman 287 millones, por lo que su venta contribuiría relajar la tensión de liquidez al sumarse a la inyección de capital conseguida con la emisión de bonos, por valor de 500 millones de euros, y que el grupo ha cerrado con inversores institucionales este mismo jueves.

Precisamente, la intención de proseguir con las ventas de inmuebles es lo que han trasladado los responsables de Eroski en las reuniones que ha llevando a cabo con inversores para colocar los bonos de deuda, según ha publicado el diario económico 'Cinco Días', que señala que el grupo podría desprenderse del 90% de su cartera inmobiliaria, unos 260 millones.

Fuentes de Eroski no han querido desvelar el contenido de los encuentros con inversores, pero han reconocido que la venta de inmuebles está en sus planes, y que de hecho, es algo que lleva años haciendo. Tanto es así que en estos momentos sólo el 3% de los supermercados los mantiene en propiedad. El resto se han vendido y los mantiene ocupados en régimen de alquiler, una práctica cada vez más habitual en el sector y que se conoce como 'sale and lease–back'. Eroski ya lo aplicó en 2020, cuando vendió 27 inmuebles de supermercados por 85,5 millones de euros. Este mismo verano ha vendido una decena de supermercados en Álava, Bizkaia, Gipuzkoa y Navarra con esta misma operación, ingresando por la venta 18 millones de euros.

El grupo cooperativo perteneciente Mondragon –y que dirige Rosa Carabel– anunció hace unas semanas una emisión de bonos por un importe máximo de 600 millones, dirigida a inversores institucionales “como instrumento de financiación que contribuya a dar cumplimiento a las obligaciones adquiridas en el marco financiero actual”. Estos compromisos prevén un calendario con dos plazos de vencimiento de la deuda, el 31 de julio de 2024 por un importe de 503 millones de euros y el 31 de julio del 2027 por un importe de 200 millones de euros.

Son unos plazos de deuda que hacen que los resultados del grupo no sean suficientes para abordarla. El primer semestre del año el grupo ha conseguido un resultado positivo de 69,9 millones de euros, una cifra que mejora en un 49,36% el resultado del mismo periodo de 2022. En lo que respecta al año pasado, ganó 64 millones de euros, un 38,9% menos respecto a los 104,6 millones del ejercicio precedente, lastrado por la subida de la inflación, que según los responsables del grupo no se ha trasladado en su totalidad a la clientela de sus supermercados.

Dentro de las operaciones para abordar la deuda se mantiene abierta la posibilidad de estudiar posibles alianzas o ventas de Forum, la tienda de deportes que pertenece al grupo y de parte de sus gasolineras, aunque no hay nada cerrado. El noviembre del año pasado vendió Viajes Eroski a Iberostar dentro de esta política de búsqueda de liquidez.

Aunque el volumen de deuda es todavía muy importante, hay que recordar que el grupo viene de un periodo convulso en el que llegó a acumular 3.000 millones de deuda que ha conseguido reducir de forma considerable tras suscribir operaciones de refinanciación con la banca y que ha ido amortizando en diversos plazos. En estos momentos está en 874 millones, lo que supone que el total de deuda se ha reducido en 2.565 millones de euros desde 2009. Esto representa una reducción del 75% del total de la deuda.

Bonos por 500 millones

Eroski ha anunciado a última hora de este jueves que ha colocado la oferta de bonos sénior garantizados por importe nominal de 500 millones de euros a un tipo fijo del 10,625% y con vencimiento en 2029, con unos intereses que serán pagaderos semestralmente. El Grupo espera que el cierre de la oferta tenga lugar el próximo 30 de noviembre, aunque éste aún permanece sujeto a ciertas condiciones habituales en este tipo de operaciones.

Adicionalmente, Eroski ha suscrito un acuerdo marco de líneas de circulante, así como un contrato de préstamo por importe de 112,8 millones de euros y con vencimiento en 2029 con las entidades Laboral Kutxa, Kutxabank, ICO, Sareb y Mondragon Inversiones, y otro contrato de préstamo puente de 35 millones de euros y con vencimiento en 2025 con BNP Paribas y Deutsche Bank.

Eroski ha explicado que los ingresos netos de esta oferta, junto con los fondos obtenidos en virtud de los acuerdos financieros firmados, se destinarán a amortizar deuda y a pagar intereses acumulados y comisiones y gastos relacionados.

Etiquetas
stats