Euskadi reabre la hostelería desde el sábado pero únicamente hasta las ocho de la tarde

El lehendakari, Urkullu, con la consejera de Salud, Gotzone Sagardui

Euskadi reabrirá este sábado la hostelería con algunas limitaciones -la principal el cierre a las 20.00 horas, pero también aforo del 50% en el interior y prohibición del consumo en barra- después de más de un mes cerrada, un tiempo en el que la incidencia de contagios de coronavirus ha descendido de manera notable. La única excepción son los municipios en la denominada zona roja, los que tienen una tasa superior a 500 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días. En el mapa de municipios aparecen las zonas rojas. No obstante, este sistema de colores se aplica solamente a localidades de más de 5.000 habitantes y el cierre o apertura en función de la tasa, según se ha precisado, no discierne la población y se aplicaría también en los pueblos pequeños.

La consejera vasca de Salud atribuye a un "error" el no haber informado de cientos de ingresos de positivos con antígenos

La consejera vasca de Salud atribuye a un "error" el no haber informado de cientos de ingresos de positivos con antígenos

Asimismo, se levanta el confinamiento municipal, aunque se establece una nueva prohibición de salir de la provincia hasta el 23 de diciembre, con la excepciones laborales o similares ya previstas, y después una limitación de ámbito autonómico hasta el 11 de enero. Sí habrá algunas flexibilizaciones por Navidad y, en esencia, Euskadi se ajustará en esas fechas al plan propuesto por el Ministerio de Sanidad: reuniones de diez personas -y no de seis, que es la norma general- en Nochebuena, Navidad, Nochevieja y Año Nuevo (pero no en Reyes) y toque de queda más flexible hasta las 1.30 horas. En esas fechas -concretamente del 23 al 26 de diciembre y del 30 de diciembre al 2 de enero- sí que se podrá salir de la comunidad autónoma.

Se recomienda que en estas celebraciones se reúnan como mucho dos núcleos de convivencia y que no se mezclen esas unidades en las sucesivas reuniones. Se había valorado establecerlo como prohibición, pero se ha optado finalmente por una fórmula más suave. Ha ocurrido lo mismo con el consumo de tabaco en las terrazas de la hostelería. Finalmente se "desaconseja expresamente" pero no se veta, por cuestiones de seguridad jurídica.

Asimismo, se ha insistido en suspender eventos que impliquen aglomeraciones. Se enumeran expresamente las cabalgatas, los grupos de canto, los cotillones, Santo Tomás o San Silvestre. Igualmente, los aforos comerciales quedan limitados en el interior de los locales, con un horario de cierre que superará las 21.00 horas.

Éstas han sido las principales medidas adoptadas este miércoles por la noche por la mesa de crisis de la emergencia sanitaria de Euskadi, un órgano presidido por el lehendakari, Iñigo Urkullu, y cuyos acuerdos ha presentado él mismo prácticamente a las 21.00 horas. Lo ha hecho después de una jornada maratoniana con reuniones técnicas, Consejo de Gobierno, una comparecencia de la consejera de Salud, Gotzone Sagardui, en el Parlamento, un consejo interterritorial con el resto de comunidades autónomas y, finalmente, la reunión del Labi, que son las siglas en euskara de la mesa de crisis. Estas restricciones se revisarán el 11 de enero, después de las vacaciones.

El deporte escolar, suspendido todavía

Otro de los acuerdos es que se mantiene suspendido el deporte escolar. Urkullu ha dicho que le "gustaría" levantar la prohibición el 11 de enero y ha pedido paciencia porque la medida no será muy lesiva porque "quedan diez días para las vacaciones escolares" y se prevé "levantar esta medida una vez tras el retorno a las aulas". En cuanto al deporte, se exceptuará el uso de mascarilla "en momentos de competición o actividad física intensa", pero se mantendrá en caso de espacios cerrados o entornos urbanos. Se permite el entrenamiento de deportistas federados en grupos de seis.

"Esta Navidad es distinta. Mi deseo es que seamos capaces de celebrarla en la intimidad. Que después podamos volver a felicitarnos por haber sido un equipo que ha actuado con rigor y responsabilidad. Superar este reto nos va a fortalecer como personas, como familias y como sociedad", ha enfatizado el lehendakari. Y ha añadido que el estado de alarma y la emergencia sanitaria continúan y que la sociedad no puede permitirse un repunte como el que se produjo en octubre, ni en el plano sanitario, ni en el económico ni en el de salud mental. "Si nada cambia en nuestros planes, la situación no mejorará", ha apostillado.

Etiquetas
Publicado el
9 de diciembre de 2020 - 20:43 h

Descubre nuestras apps

stats