De Andrés presiona al PNV para que no “bloquee” una “oportunidad para todos los vascos”

El delegado del Gobierno, Javier de Andrés

El delegado del Gobierno de España en el País Vasco, Javier de Andrés, ha pedido un “acuerdo político” en las Cortes Generales que haga “viable” la aprobación de los presupuestos generales del Estado de 2018. Todas las miradas se posan en el papel decisivo de los cinco diputados del PNV, que tienen en su mano que prospere el proyecto del Ejecutivo de Mariano Rajoy. Dirigiéndose expresamente a la formación nacionalista, De Andrés ha reclamado que no “bloquee” unas cuentas con muchos guiños a Euskadi -como un incremento del 33% en la inversión directa prevista- y que ha definido como “una oportunidad para todos los vascos”.

La letra pequeña de los presupuestos de Rajoy: el AVE se retrasa ahora a 2024

La letra pequeña de los presupuestos de Rajoy: el AVE se retrasa ahora a 2024

En una rueda de prensa para presentar el detalle del proyecto del Gobierno central para Euskadi, el delegado, que forma parte de las conversaciones entre el PP y el PNV, ha subrayado que en 2017 fue posible el entendimiento y que los acuerdos económicos alcanzados el pasado año “se están cumpliendo”, como ha podido constatar la comisión de seguimiento que se reúne trimestralmente. También ha destacado que el PP posibilitó la aprobación de las cuentas del Gobierno vasco de PNV y PSE-EE. “Ojalá se reeditase”, ha deseado para añadir: “No entiendo por qué tendría que afectar Catalunya al País Vasco”. El PNV ha fijado como condición 'sine qua non' no ya para aprobar las cuentas sino incluso para debatir sobre ellas que se suspenda la aplicación del 155 de la Constitución en Catalunya.

Los presupuestos, ha reflexionado De Andrés, “no sólo son las cifras”, sino la “estabilidad” que acarrean. Quizás los proyectos reflejados, especialmente las obras del AVE, no quedarían en el cajón con el 'no' del PNV, pero sí podría haber “retrasos” en su ejecución, ha explicado. Ha apuntado que 509 millones de inversiones suponen la generación de hasta “7.000 empleos” en Euskadi en 2018 y ha sugerido que todo ello podría quedar en el aire ante la falta de entendimiento político.

Cuando se apela a la “estabilidad” también se deduce una cierta inquietud ante un posible escenario de elecciones anticipadas en España en caso de que el PNV deje caer estos presupuestos de Rajoy. En privado, nadie niega que el ascenso de Ciudadanos lastraría al PP, pero también son muchas las voces que entienden que los nacionalistas vascos no desean semejante panorama. Ciudadanos se ha mostrado contrario al Concierto Económico -llama “cuponazo” al acuerdo para rebajar la aportación vasca alcanzado entre PNV y PP en 2017- y la capacidad de influencia de los 'jeltzales' en las Cortes Generales se reduciría a la mínima expresión si el interlocutor fuese el partido de Albert Rivera. Mientras, el independentismo catalán ha insistido al PNV a que haga valer su fuerza en Madrid para no dar aire al Estado mientras siga vigente el 155, como manifestó Eduard Pujol de Junts per Catalunya en el Aberri Eguna de Bilbao.

El AVE, “inaugurado” en 2023

En su rueda de prensa, el delegado del Gobierno ha hecho un recorrido por el detalle de las principales partidas que afectan al País Vasco en los presupuestos generales. En inversiones, Euskadi recibiría de aprobarse estas cuentas 509 millones, casi un 33% más que en 2017. A ello hay que sumar las inversiones del Gobierno vasco que financia el Estado vía Cupo (168 millones este año) y las posibles mejoras derivadas de la negociación hipotética con el PNV, como por ejemplo la reforma del entorno del nuevo Memorial de Víctimas del Terrorismo de Vitoria.

La letra pequeña del proyecto económico del Gobierno, como adelantó este periódico, muestra que la inversión más importante, las obras del AVE, no estaría lista hasta 2024, mientras que la conexión hacia el Sur se pospondría hasta 2025. Ésa es la fecha oficial recogida en la documentación oficial entregada por el Ejecutivo a las Cortes Generales y enmienda la promesa política del PP de que la alta velocidad esté en Euskadi en 2023.

De Andrés ha insistido en esa fecha. “Queremos inaugurar en 2023”, ha remarcado. Preguntado por más concreciones, ha indicado que la denominada 'Y vasca' que une las tres capitales estará “en 2023”, como también los accesos a las nuevas estaciones de las ciudades. “Está proyectado para 2023. Se mantiene la fecha que hemos venido dando”, ha querido reiterar el delegado del Gobierno.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats