Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
La confesión de la pareja de Ayuso desmonta las mentiras de la Comunidad de Madrid
El plan del Gobierno para indemnizar a las víctimas de abusos agita la Iglesia
Opinión - El pueblo es quien más ordena todavía. Por Rosa María Artal

El Gobierno de Urkullu lanza el plan de reactivación de la comarca de Urdaibai de nuevo sin referencias al Guggenheim

Última reunión del patronato del Guggenheim, en diciembre de 2023

Iker Rioja Andueza

Vitoria —

1

Como el Parlamento Vasco ha agotado la legislatura sin poder aprobar la creación de una ponencia para la reactivación de la comarca de Busturialdea y, desde luego, sin poder elaborar un dictamen con medidas y presupuestos concretos para esa zona de Bizkaia, el Gobierno de Iñigo Urkullu ha decidido activarlo ya. Este jueves la Diputación de Bizkaia hará lo propio. Se trata de una contrainiciativa acordada por ambas instituciones en enero ante en enfriamiento del gran proyecto para esa comarca, el nuevo Guggenheim de Urdaibai, y que sigue el patrón ya aplicado en otras comarcas como Ayala o Debabarrena. Significativamente, en las líneas maestras ofrecidas por el Ejecutivo se vuelve a no mencionar en ningún momento el museo aunque Bizkaia ya aportó 40 millones para ponerlo en marcha y el PNV pidió otros 40 al Estado para los mismos fines.

La viabilidad del Guggenheim se ha colado en la precampaña del PNV. Se trata de un plan defendido “sí o sí” por el partido en Bizkaia y, en particular, por el nuevo candidato a lehendakari, Imanol Pradales. Sin embargo, Urkullu le echó el freno y planteó un período de dos años para analizar su viabilidad a pesar de haber sido presentado ya y dotado con 80 millones de euros. La fórmula de consenso fue la creación de una ponencia en el Parlamento Vasco para reactivar la comarca de Busturialdea de un modo integral. Es, por ejemplo, una de las zonas de Euskadi con peores condiciones de saneamiento y suministro de agua. PNV y PSE-EE llevaron la propuesta a la Cámara, sin el Guggenheim, pero es uno de los puntos que ha quedado en el cajón por la convocatoria de elecciones.

Los Gobiernos vasco y vizcaíno han decidido no esperar a la nueva legislatura y han aprobado ya el inicio del plan de reactivación. Después será remitido al Parlamento, pero claramente el procedimiento elegido es diferente al de otras comarcas. Ha explicado el consejero-portavoz del Ejecutivo autonómico, Bingen Zupiria, que la zona “requiere una estrategia de desarrollo socioeconómico propia y adaptada a su realidad”. Viven en ella 46.300 personas en veinte municipios. Es la única reserva de la biosfera de la comunidad autónoma. El plan prevé actuaciones en “cultura y turismo sostenible” pero se ha presentado sin ninguna mención al Guggenheim, incluso siendo Zupiria también consejero de Cultura. Se da la circunstancia de que los 80 millones ya movilizados para ese plan ahora en 'stand by' son mucho más que los 26 millones destinados en total al último plan comarcal, el de Debabarrena.

Se plantea que salgan de esta iniciativa, además de planes sostenibles desde el punto de vista medioambiental, “cinco o seis proyectos tractores”. Zupiria, preguntado expresamente con el Guggenheim, se ha limitado a reseñar que será un nuevo Gobierno el que “culmine” este proceso y que en esta fase inicial no es conveniente “condicionar” el resultado final. Pradales, por ejemplo, forma parte de los del “sí o sí” al Guggenheim. De hecho, de su actual cartera en la Diputación es de donde han salido los 40 millones forales.

Etiquetas
stats