Un jugador de rugby profesional agrede sexual y físicamente a dos chicas en Hernani (Gipuzkoa): "Si llegamos a estar solas nos mata"

El jugador Loketi Manu, en el centro de la imagen, acusado de un delito de abuso sexual

La madrugada del 8M, Día Internacional de la Mujer, Leire y Maider -nombres ficticios- se encontraban fuera de un bar en Hernani, en Gipuzkoa, cuando un jugador de rugby profesional del equipo local, llamado Loketi Manu, les agredió sexualmente. Las chicas, con rabia, decidieron enfrentarse a su agresor, pero éste, lejos de achantarse o pedir disculpas, agredió físicamente a Maider agarrándola del cuello, hasta que un grupo de jóvenes que vio la situación salió a defenderlas. El agresor terminó golpeando a uno de ellos causándole heridas en una ceja.

Ante lo sucedido, Leire decidió llamar a la policía municipal, mientras Maider, en estado de shock, no daba crédito a lo que estaba pasando. Tras una espera de casi una hora, los municipales acudieron en su ayuda e identificaron al sujeto, que se escondió de las chicas y de la multitud de testigos que trataban de ayudarlas, en otro bar.

"Menos mal que había más gente, si llegamos a estar solas nos mata. Nos han contado que no es la primera vez que este chico abusa de mujeres. Reaccionamos así y le gritamos que no podía hacernos eso. Lo que no imaginábamos es que nos fuese a pegar. Podía de sobra él solo con nosotras dos y con los chicos que intentaron defendernos", señala Leire en una conversación telefónica con eldiario.es.

Gracias a las denuncias que hicieron las chicas, Leire por abuso sexual y Maider por abuso sexual y agresión, la Ertzaintza abrió diligencias y procedió el pasado lunes al arresto del joven, de 22 años de edad. Tras prestar declaración ante el juez, ha quedado en libertad a la espera de la celebración del juicio por estos hechos.

Seis días después, Leire puede decir que está contenta con su decisión de no haberse quedado callada y haber permitido la agresión. Maider, sin embargo, es la que aún sufre las secuelas. "Le duele un poco el cuello y está afectada psicológicamente. Yo llevo toda la semana que sobre todo a la hora de dormir me vienen a la mente las imágenes de lo que pasó, es algo horrible", indica Leire.

El equipo de rugby lo aparta

Por su parte, el Hernani CRE, equipo de rugby de la División de Honor en el que desde hace un año Loketi Manu jugaba, a raíz de los hechos, ha condenado la acción ha decidido apartar al jugador. Además, según le han comentado fuentes del entorno a Leire -a quien le han llamado personalmente el alcalde de Hernani, Xabier Lertxundi, y la técnica de Igualdad del Ayuntamiento- le dan una semana a Manu para abandonar el piso cedido al club para jugadores.

"Agradecemos mucho el apoyo de la Ertzaintza, del Ayuntamiento y del equipo de rugby. Sé que por nuestro carácter decidimos reaccionar así y que todo podía haber acabado mucho peor. También sé que es difícil reaccionar en estos casos y enfrentarse a tu agresor y que hay muchas chicas que simplemente lo ignoran, pero no. Nadie puede aprovecharse ni abusar de tu espacio personal y tu cuerpo. Ahora toca esperar el juicio y a ver qué pasa", concluye Leire.

Etiquetas
Publicado el
14 de marzo de 2020 - 21:39 h

Descubre nuestras apps

stats