Una resolución judicial pide repetir ahora las primarias de EA de 2019 dos semanas después del congreso

Reunión de los críticos de EA paralela al congreso

Dos semanas después del congreso de EA, que designó oficialmente a Eva Blanco como secretaria general pero que no contó con la participación del potente sector crítico, que incluso celebró sus asambleas alternativas y eligió a su propio equipo y ponencias políticas, un triple proceso judicial amenaza con reabrir las heridas del partido integrado en EH Bildu. Según fuentes consultadas por este periódico, en las últimas horas se ha conocido un auto judicial fechado a 1 de marzo que da un plazo de quince días al partido para que ejecute una sentencia no sobre el congreso sino sobre las anteriores primarias de 2019, que fueron anuladas. Pide que elabore un reglamento y ponga en marcha el proceso que aupó a Blanco frente al líder crítico, Ramírez, cuya candidatura fue retirada.

Eva Blanco, secretaria general de EA: "Los críticos se han ocupado de dejar el nombre del partido por el suelo"

Eva Blanco, secretaria general de EA: "Los críticos se han ocupado de dejar el nombre del partido por el suelo"

El caso, en todo caso, está pendiente de sentencia firme en el Tribunal Supremo después de que en primera instancia los tribunales dieran la razón a Blanco y, en segunda instancia, a Ramírez. ¿Qué implica entonces esta resolución? El partido entiende que “no tiene recorrido” ya que el congreso eliminó por mayoría el sistema de primarias y dio por superado ese proceso anulado con una elección de secretaria general mediante el sistema de compromisarios. Pese al boicoteo de parte del partido, Blanco recalcó que el equivalente al 54% de los delegados dieron el visto bueno a la nueva dirección. Se da la circunstancia, además, de que sobre el contendiente en aquellas elecciones internas, Ramírez, pesa una suspensión por cuatro años por otro expediente disciplinario, ahora en fase de alegaciones.

En unas declaraciones en el Parlamento de Navarra, donde Ramírez, continúa como electo de EH Bildu en el e incluso como representante de la Mesa, ha cuestionado la legitimidad del congreso oficial del partido y el liderazgo de Blanco. “Estamos ante la constatación de lo irregular que supone por parte de la dirección del partido iniciar los expedientes de expulsión y eliminar el proceso de primarias. Eva Blanco e Iker Ruiz de Egino deben dar un paso al lado y dejar paso al voto de la afiliación en un proceso de primarias”, ha defendido Ramírez. El partido, por su parte, recalca que, además, “dispone de un plazo de 15 días para oponerse” a la ejecución de la sentencia.

Sin embargo, hay otros dos procedimientos judiciales desfavorables a este sector que también se han conocido en las últimas horas, según las mismas fuentes. Este grupo pidió en la semana previa al congreso a los tribunales que pararan la celebración del cónclave y que no se ejecutaran las expulsiones de Ramírez y de los otros dirigentes críticos sancionados, Iratxe López de Aberasturi, Miren Aranoa, Mikel Goenaga y Esther Korres. Eran procedimientos de medidas “cautelarísimas” o “inaudita parte” que no se concedieron y que eran desconocidos por parte de EA.

En un comunicado, EA ha destacado también que la Justicia “rechaza” estas pretensiones de “cuatro afiliados”. “Intentaron impedir la celebración del cónclave en el que el máximo órgano del partido iba a debatir las ponencias política y estatutaria. Según EA, esta maniobra desesperada pone de manifiesto que la escenificación que realizaron, simulando que no se les dejaba participar, aun sabiendo que el congreso era telemático, era una teatralización y una farsa ya que su intención inicial era precisamente que el congreso no tuviese lugar”, señala el partido. Y añade que “los acuerdos” del congreso “siguen plenamente vigentes”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats