Sagardui defiende el esfuerzo inversor de Euskadi en Salud mientras EH Bildu asegura que el 67% del gasto extra lo ha puesto el Estado

La consejera de Salud, Gotzone Sagardui, a su llegada al Parlamento este miércoles

Era de noche este martes cuando la consejera de Salud, Gotzone Sagardui, terminó de explicar las últimas medidas adoptadas de cara a la Navidad y no había amanecido aún este miércoles cuando ella y su equipo han llegado al Parlamento Vasco para desgranar ante la oposición el presupuesto de 2021. Sagardui ha destacado el "esfuerzo" en materia sanitaria en plena pandemia, con una dotación que crece en 237 millones respecto a las cuentas de 2020, lo que implica 4.183 millones de euros. Sagardui ha querido poner en valor la importancia de esta cifra con dos comparativas: supone un tercio del gasto total de la Administración vasca y se traduce en 1.902 euros por habitante frente a los 1.801 de 2020.

Euskadi permitirá reuniones de diez personas en Nochebuena pero restringirá a seis los encuentros de Nochevieja

Euskadi permitirá reuniones de diez personas en Nochebuena pero restringirá a seis los encuentros de Nochevieja

Del total de fondos, el Servicio Vasco de Salud (Osakidetza) absorberá 3.497,7 millones, un 7,2% más. Según Sagardui, es la principal empresa del país. Preguntada por la inminente llegada de las vacunas o por posibles urgencias y eventualidades derivadas de la COVID-19, Sagardui ha insistido en que todas las previsiones son ampliables en caso de necesidad. Ha citado, además, que en el almacén central de Osakidetza en Boroa hay ahora mismo suministros para "seis meses" y que se están reponiendo constantemente. No obstante, no ha desglosado cifras sobre la vacuna o sobre otras iniciativas.

Por el contrario, desde la principal fuerza de la oposición, EH BIldu, su portavoz en materia sanitaria, Rebeka Ubera, ha dibujado otro panorama económico diferente. A su juicio, no es razonable hacer una comparativa del presupuesto de 2021 con el de 2020 cuando la pandemia lo ha cambiado todo. "Hay que mirar el presupuesto ejecutado. Así, la diferencia de 2020 a 2021 es de 48,9 millones de euros, del 1,2%", ha enfatizado en euskara. Y ha abundado: "El programa de COVID-19 ha recibido 479 millones más otros 9,6. De ellos, el el Gobierno de España ha puesto el 67%, 328,63 millones. Por lo tanto, el Gobierno vasco ha puesto 150,8 millones. Ahí es donde se ve el esfuerzo presupuestario". Ubera ha denunciado, además, que "en caso todo 2020" el resto de la actividad asistencial de Osakidetza se ha visto muy condicionada por el sobresfuerzo que ha exigido el coronavirus.

"Este año que concluye ha sido difícil. Muchos proyectos se han ralentizado y muchas actuaciones se han pospuesto. De ahí este esfuerzo presupuestario para superar la COVID-19 y mantener un sistema sanitario público, de calidad y universal", ha enfatizado a este respecto Sagardui. Pero no solamente EH Bildu ha criticado el parón en Osakidetza, ya que Laura Garrido (PP+Cs) también ha aludido a que las inversiones planteadas para 2021 en centros de salud y hospitales son proyectos ya presentados en años anteriores y no ejecutados.

Sagardui defiende sus inversiones en atención primaria

Según la información aportada por Sagardui en la Cámara, Euskadi destinará "cerca de 70 millones" en inversiones para la "modernización" de la las infraestructuras sanitarias. Ha hecho especial hincapié en el dinero destinado a atención primaria, que antes de la pandemia ya vivió movilizaciones por escasez de recursos. Las inversiones en equipamientos serán de 21 millones en los centros de salud y "se contará con 196 profesionales más", ha añadido Sagardui.

Etiquetas
Publicado el
23 de diciembre de 2020 - 12:40 h

Descubre nuestras apps

stats