Urkullu apela a que la sociedad vasca realice un último "esfuerzo" y cumpla las medidas para evitar que el repunte se convierta en una nueva ola

El lehendakari, Iñigo Urkullu, en un acto esta semana en la sede de la Presidencia vasca

Llevar la mascarilla, aunque ahora sea optativa en exteriores si se mantienen las distancias, no es solamente un “elemento de protección personal” sino el “recordatorio permanente” de que la pandemia no ha terminado. Así lo cree el lehendakari, Iñigo Urkullu, quien en una tribuna para elDiario.es/Euskadi este fin de semana reclama a la sociedad vasca “mantener la tensión” en la observancia de las medidas preventivas ante la COVID-19, un último “esfuerzo” hasta que se complete la vacunación para que el repunte que se ha apreciado en los últimos días no se convierta en una nueva ola.

Urkullu convoca ya una nueva mesa de crisis de la emergencia sanitaria en Euskadi para la semana que viene

Urkullu convoca ya una nueva mesa de crisis de la emergencia sanitaria en Euskadi para la semana que viene

“Hemos de saber que en estos momentos estamos viviendo días en los que los datos reflejan que el 85% de los casos positivos se dan en menores de 39 años, de los cuales el 72% se dan en la franja de edad de entre 19 y 39 años. Asimismo, es necesario reflejar que el porcentaje de contagios de menores de 39 años lleva más de diez días siendo superior al 70% respecto del total de contagios diarios y que refleja máximo de tendencia cada día”, escribe el lehendakari, que posa su mirada especialmente en la juventud.

“El concepto de ‘fatiga pandémica’ refleja el sentimiento de la sociedad ante esta situación. […] Quizá la juventud es el grupo más afectado por la ‘fatiga’, dado que se ve menos afectada en las consecuencias que la enfermedad ha supuesto para otros segmentos de edad superior. Sin embargo, hago un llamamiento a la juventud”, abunda Urkullu. El lehendakari incide en la necesidad de apelar a la “responsabilidad individual”. “Debemos autoexigirnos un esfuerzo más”, remata.

El lehendakari ya tiene convocada para este miércoles una nueva reunión del Labi, la mesa de crisis de la emergencia sanitaria y órgano competente en la adopción de medidas. Sobre la mesa estará la revisión del actual marco en vigor. Urkullu no concreta si toca poner freno a la desescalada, aunque explica que el subidón de casos no ha disparado en la misma medida la presión hospitalaria. No obstante, sí recuerda que es recomendable “evitar la interacción social con personas que no formen parte del círculo de convivencia”, “mantener la distancia interpersonal”, cumplir con el número máximo de personas por agrupamiento”, “evitar espacios cerrados, mal ventilados y con concurrencia de personas”, “utilizar siempre mascarilla como elemento de protección y recordatorio permanente de la situación” y “evitar la movilidad no imprescindible”. Además, apela a que los contagiados y contactos comuniquen a los rastreadores su situación con transparencia y que se guarden las cuarentenas. Y cierra: “La administración de la vacuna exige seguir cumpliendo todas las medidas de prevención y autoprotección”. 

En nuestros especiales interactivos, se pueden consultar todos los datos sobre la evolución de la pandemia en Euskadi, sobre los positivos y fallecidos en todas y cada una de las residencias de Álava, Bizkaia y Gipuzkoa y el avance día a día de la campaña de vacunación. También tenemos mapas con los brotes más destacados.

Etiquetas
Publicado el
3 de julio de 2021 - 21:28 h

Descubre nuestras apps