El cierre perimetral decae el viernes en Extremadura y el toque de queda lo hará el domingo

El presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, durante su intervención en el debate del estado de la región

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha arrojado algo de luz al escenario al que se enfrentará la región una vez que decaiga el estado de alarma, el próximo domingo. Pero será antes, este viernes 7 de mayo, cuando comenzarán algunas flexibilizaciones.

Fernández Vara ha anunciado en la apertura del debate del estado de la región que el toque de queda se retrasará una hora a partir del viernes. Es decir, la limitación de la movilidad nocturna estará vigente de 12 de la noche a 6 de la mañana, pero solo hasta el domingo, puesto que ese día desaparecerá el toque de queda.

Eso no quiere decir que los locales de ocio puedan abrir sus puertas hasta altas horas de la madrugada. El horario de cierre no podrá exceder de las 12 de la noche.

El cierre perimetral de la región también decae a partir de este viernes como gesto para las empresas del sector turístico, que venían reclamando la eliminación de esta restricción desde hace semanas, dada la evolución favorable de la pandemia de la covid-19 en Extremadura.

No obstante, el presidente ha advertido de que la Junta podrá ordenar el aislamiento de “áreas de salud o localidades” en función de los datos epidemiológicos, aunque se trata de una decisión que, en todo caso, deberá someterse a la autoridad judicial.

El semáforo covid

Fernández Vara ha explicado que el Consejo de Gobierno reunido este miércoles ha aprobado el “sistema semafórico”, que establece cuatro niveles de alerta en función de cinco parámetros conocidos: incidencia, trazabilidad de los casos, positividad de las pruebas diagnósticas, ocupación hospitalaria y ocupación de las UCI.

Según ha indicado Fernández Vara, “esa sería una de las columnas, el nivel de alerta”. La otra sería las actividades de riesgo que se pueden hacer para cada nivel de alerta.

Extremadura se encuentra actualmente en un nivel 1 de alerta, donde se permiten aforos del 50% en el interior de los negocios de hostelería y restauración y mesas de seis comensales como máximo. El aforo de las terrazas podrá llegar al 85% de su capacidad y en las mesas podrán reunirse hasta  10 personas.

Las bodas, comuniones y bautizos no tendrán límites de personas, pero sí de aforo: 50%, al igual que los velatorios, entierros, ceremonias fúnebres y lugares de culto cerrados. Los gimnasios podrán llegar hasta el 75% de su capacidad.

Por otro lado, hoteles y alojamientos turísticos tendrán un aforo permitido del 75%, al igual que comercios, congresos y eventos, y academias, entre otros, como mercadillos, piscinas, cines y teatros.

En el actual nivel de alerta, los parques y zonas de esparcimientos podrán llegar al 100% de su aforo, se eliminan las restricciones para la actividad física individual al aire libre y las fiestas y verbenas al aire libre podrán llegar al 75%.

Fernández Vara ha subrayado que el Consejo de Gobierno revisará cada semana la situación epidemiológica y si se llega a la denominada ‘nueva normalidad’, “algo de lo que no estamos muy lejos”, se revisarán las restricciones, como el horario de cierre de bares y locales de ocio a las 12 de la noche.

Etiquetas
Publicado el
5 de mayo de 2021 - 18:54 h

Descubre nuestras apps

stats