eldiario.es

9

GALICIA

El PP ampara a la Defensora del Pueblo gallega, que reparte culpas tras la sentencia por dar un puesto “a medida”

Los populares coinciden con Milagros Otero en considerar “un error humano gestionado por un equipo de personas” el nombramiento de forma “arbitraria” de la hermana del portavoz del PP y sobrina de Fraga

La Valedora do Pobo, Milagros Otero, a su llegada a la comisión del Parlamento de Galicia en la que dio explicaciones por la sentencia

La Valedora do Pobo, Milagros Otero, a su llegada a la comisión del Parlamento de Galicia en la que dio explicaciones por la sentencia Praza Pública

El PP ampara como Valedora do Pobo de Galicia a Milagros Otero, que no dimite del cargo porque “fuimos muchos los equivocados” y “no comparto los indicios que se señalan como causas del fallo”. Esos han sido los dos principales argumentos que desarrolló Otero este jueves en el Parlamento de Galicia para intentar defender su actuación después de la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Galicia que considera que ella misma interfirió con “arbitrariedad” y “desviación de poder” para darle un puesto “a medida” a María Puy Fraga, hermana del portavoz parlamentario del PP, Pedro Puy Fraga, sobrina del expresidente Manuel Fraga e hija de Francisco Puy, que fue profesor de la propia Otero, argumento este último que ella mismo esgrimió para separarse del procedimiento, algo que según el tribunal no ocurrió.

Las explicaciones de Otero ante la Comisión de Peticiones, el órgano del Parlamento encargado de las relaciones con el Defensor del Pueblo, no convencieron a la oposición, que sigue reclamando su dimisión y que incluso fue regañada por la Defensora, que no es la primera vez que se siente perseguida. La comparecencia de Otero sí valió al PP, que no se limitó a ampararla a ella y a su argumento de un “error humano gestionado por un equipo de personas” sino que incluso defendió la valía y el derecho de María Puy Fraga de acceder al puesto.

Ahora, tras la negativa de Otero a dimitir, será el Pleno del Parlamento el que el próximo martes debata y vote su cese, para lo cual es precisa una mayoría de 3/5, lo que hace clave la postura popular ahora favorable a la Valedora. Este mismo jueves el presidente Feijóo, que previamente había considerado necesario que Otero diera explicaciones, evitó pronunciarse sobre el caso al no conocer aún lo que a esa misma hora estaba ocurriendo en la Cámara.

Intervenciones leídas y sin responder preguntas

En esa Comisión de Peticiones la comparecencia de Otero consistió en su lectura tanto de un discurso inicial como de la réplica a las intervenciones de los grupos parlamentarios, en la que no respondió a las preguntas que estos le formularon. Otero desvió responsabilidades: “En algunos aspectos nos hemos equivocado en la institución, pero no cabe duda de que fuimos muchos los equivocados, puesto que la resolución anulada fue analizada e informada por dos técnicos jurídicos, por todo el equipo técnico del Valedor do Pobo, que aprobó por unanimidad y sin la más mínima objeción el informe previo, y por el adjunto a la defensora, que firma la resolución”. En varios momentos de su intervención Otero apuntó de manera expresa a su adjunto, Pablo Cameselle, nombrado en su momento a propuesta del PSdeG, al igual que ella lo fue por el PP. Él fue quien firmó la resolución anulada por la sentencia, pero en ésta el foco de las ilegalidades se ponen en Otero.

La Valedora, Milagros Otero, en su comparecencia con su adjunto, Pablo Cameselle, a la derecha de la imagen

La Valedora, Milagros Otero, en su comparecencia con su adjunto, Pablo Cameselle, a la derecha de la imagen Praza Pública

En cuanto al fondo de la cuestión, la tramitación anulada de ese puesto, Otero cargó contra los argumentos empleados por los jueces en su sentencia e insistió en que los criterios para su cobertura, que la sentencia considera que eran “a la medida” de Puy Fraga, fueron establecidos de manera previa a la convocatoria, evidenciando que eso ocurrió antes de que ella misma se abstuviese de participar en el procedimiento. Otero también admitió que la decisión de pedir un informe externo sobre los candidatos al puesto -documento que la sentencia considera clave para entregar la plaza a Puy Fraga- fue “opcional, no preceptiva” y reconoció que “habría sido mejor” encargar ese informe a un catedrático de Derecho Administrativo y no de Derecho Laboral, como se hizo.

En esa línea, el portavoz de En Marea, Luis Villares, destacó que el elegido para elaborar ese informe que según el tribunal sólo valoró las cualidades de María Puy y no del resto de aspirantes, el catedrático Jesús Martínez Girón, fue propuesto en 2013 para la junta electoral gallega por el PP con la firma de su portavoz, Pedro Puy.

Para Villares, la sentencia supone que “fue condenada la institución” por su responsabilidad”, por lo que a su ver sólo hay una manera de restituir la fama del Valedor do Pobo, “su dimisión inmediata”. En similar línea se pronunciaron la diputada socialista Patricia Vilán -“usted está causando un daño irreparable a la valeduría del pueblo”- y la nacionalista Montse Prado -“si usted tiene algún respeto por la institución y por el pueblo gallego, debería presentar su dimisión”-.

Los tres grupos de la oposición coincidieron en rechazar el intento de Otero de presentar ante ellos supuestas pruebas que, a su juicio, sólo tendrían sentido en el ámbito judicial, no en una comisión política. “Esto es el Parlamento, aquí se viene a rendir cuentas políticas, no jurídicas”, le dijo Villares.

Por el contrario, la diputada del PP Paula Prado no se limitó a defender a Otero como Valedora y la supuesta valía profesional de María Puy Fraga para el puesto en cuestión sino que cargó contra la oposición. Prado tiró de la polémica generada entre la Valedora y el Ayuntamiento de Santiago a cuenta de la atención que recibían las personas sin hogar en la ciudad. “A ustedes lo que les molestaba era que la Valedora dijese que [el alcalde de Santiago] Martiño Noriega dejase morir a los sintecho en la calle, como fue el caso, que de tres murieron dos”, dijo Prado. Sin embargo, la propia Defensora, tras cargar contra el Ayuntamiento de Santiago por ese problema y ella misma divulgar datos privados de esas personas, acabó archivando esos expedientes.

Votación sobre el cese el martes en el Pleno

La sesión de este jueves de la Comisión de Peticiones comenzó con los tres grupos de la oposición reclamando que se aplazase la presentación prevista como primer punto del orden del día de un informe de la propia Valedora sobre la accesibilidad en Galicia para que no quedase oscurecido por el debate sobre la continuidad de Otero. Sin embargo, el PP lo rechazó y la Valedora expuso primero ese documento antes de dar cuenta de su propia situación. Los tres partidos de la oposición rechazaron participar en ese otro debate para no mezclarlo con la situación de Otero, pero ella misma les respondió con tono desafiante: “Cada quién es responsable de lo que hace, de lo que dice y de lo que calla”, les dijo.

Previamente, antes de entrar en la Comisión, Otero fue preguntada en los pasillos del Parlamento por los medios de comunicación si, además de comparecer en la Cámara, piensa contestar preguntas de los periodistas. El pasado lunes la responsable de transparencia y comunicación de la institución advirtió de que ésta sólo se comunicaría sobre esta polémica a través de notas de prensa, sin posibilidad de formularle preguntas, pero este jueves Otero sí ofreció una entrevista a La Voz de Galicia en la que avanzó su negativa a dimitir. Este lunes Otero, tras recibir los reproches de la oposición por esa entrevista, llegó a negar su existencia. Y preguntada por la posibilidad de que responda a cuestiones de otros periodistas, la respuesta de quien también es Comisionada de la Transparencia de Galicia fue “ya veremos”.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha