Casio contraataca: los padres del reloj con sensores vuelven a luchar por tu muñeca

El primer 'smartwatch' de Casio verá la luz en 2016

Marzo de 2016. Esa es la fecha prevista para el desembarco de Casio en el mercado de los relojes inteligentes, un campo de batalla en el que tendrá que hacer frente a gigantes como Apple o Samsung. Se estrenará en Japón, su país natal, y en Estados Unidos, donde saldrá a la venta por unos 350 dólares. Será un 'smartwatch' que, según Kazuhiro Kashio, presidente de la compañía, “no se romperá fácilmente, será simple de poner y cómodo de llevar”.

Casio se convierte así en la primera de las grandes empresas de relojes digitales que comercializa uno inteligente. Eso en la teoría, porque en la práctica hace tiempo que la firma tiene en el mercado relojes capaces de medir el pulso y la presión sanguínea, conectarse al 'smartphone' o incluso sacar fotos gracias a la cámara que incorporan. Relojes que ya solía vender durante la década de los noventa.

Estos productos, sin embargo, no encajan del todo en la categoría de lo que hoy consideramos 'smart'. Según explica a HojaDeRouter.com Ramón Llamas, analista de IDC, los relojes que tradicionalmente ha fabricado Casio se cuelgan la etiqueta de los 'wearables' básicos, que no incluyen aplicaciones de terceros como el Apple Watch, los Samsung Gear o el Moto 360.

El experto no espera que el reloj inteligente de Casio funcione con sistema operativo Android, pero sí que deje de ser un 'wearable' básico, ya que “Casio tiene una historia tanto en el mercado de los relojes como en el mercado de los 'smartphones' que puede aprovechar” para dar el salto.

Padre del reloj inteligente

Corría el año 1981 cuando Casio presentó su primer reloj calculadora. Si bien no era el primero en el mundo - la idea fue de la empresa estadounidense Hamilton Watch, que lo lanzó al mercado en 1975 -, la compañía japonesa sí puede presumir, junto con Seiko, de ser la creadora del primer 'wearable' básico.

Los 16 botones que incluía su reloj calculadora permitían a los usuarios realizar operaciones básicas (sumar, restar, multiplicar y dividir) y otras más avanzadas como cálculos hexadecimales o logaritmos.

Pronto la calculadora dejó paso a otras innovaciones. En 1989, la compañía lanzó al mercado un reloj con barómetro, y dos años después comenzó a vender productos con sensores para buceadores profesionales y aficionados. Llevando un reloj de Casio, uno podía conocer la temperatura del agua, el tiempo y la profundidad de inmersión.

Además, que gracias a un reloj podamos tener controlado nuestro pulso no es un invento de Apple. En 1993, la empresa nipona incluyó en su nuevo aparato un sensor que registraba el ritmo cardíaco. El usuario debía colocar dos dedos encima del sensor y, en un par de segundos, obtenía la medición del pulso y la presión sanguínea.

Además de deportistas, entre los clientes de Casio se hallaban jóvenes amantes de la tecnología. A ellos estuvo dirigido el Casio CMD-40, que salió al mercado en 1994. Se trataba de un reloj con mando a distancia para controlar la televisión, el reproductor de vídeo o la cadena de música.

En 1999, se atrevió a incluir en su PRT-1GP un GPS, convirtiéndolo en el receptor más pequeño del mundo, y meses más tarde ofreció a sus clientes un reloj con infrarrojos que permitía enviar datos del ordenador al reloj y viceversa. En el  año 2000, puso una cámara de fotos en el modelo WRIST Camera y un reproductor de música MP3 en el WRIST Audio Player.

No obstante, el reloj más popular de la compañía durante la década de los 90 fue el Casio G-Shock. Comercializado por primera vez en 1983, su resistencia a golpes, polvo, fango, agua y magnetismo despertó el interés de muchos usuarios. ¿Los mismos que podrían comprar un Casio inteligente en 2016?

Para nostálgicos y 'geeks'

En opinión de Justo López, auditor en BDO, las personas que conocen y recuerdan el prestigio de la marca Casio y que poseen un alto nivel adquisitivo podrían ser las más interesadas en adquirir el reloj inteligente de la compañía. “Para la gente de mi generación, la de los 80, el Casio fue un reloj que marcó", asegura. "Hay también bastante reloj 'vintage' Casio que lleva la gente de aquella época”.

De ahí que considere que la compañía japonesa puede jugar con la misma ventaja que Apple. "Con el 'smartwatch' de Apple lo que hay es una clara identificación de los compradores con la marca”, y hoy en día existen dos tipos de consumidores en el mercado: "o 'fans' de la marca o personas a las que les gusta la última tecnología".

A pesar de que los relojes de Casio en el pasado también satisfacían la demanda de los deportistas, el experto de IDC predice que los futuros clientes de la compañía serán más o menos 'geek', atléticos o preocupados por su salud “dependiendo de lo que Casio esté planeando incluir en su reloj inteligente”.

De acuerdo con Llamas, Apple, Samsung, LG, Motorola y Pebble serán los rivales más duros a los que deberá enfrentarse Casio, porque el analista no espera que otras marcas de relojes digitales tradicionales, como Seiko, se adentren en el mundo del 'smartwatch'. “No todo el mundo quiere un reloj inteligente y no todo el mundo necesita un reloj que controle su salud”, afirma.

Durante el anuncio, Kazuhiro Kashio dijo que la compañía se había marcado un objetivo de ventas en torno a los 80 millones de dólares (unos 74 millones de euros). Sin embargo, no esperan que su reloj sea un éxito inmediato; más bien “queremos que crezca a largo plazo”.

La experiencia sí la tienen. Como señala Llamas, “Casio tiene una larga historia fabricando relojes que pueden aprovechar, que cubre el diseño, la estética y la funcionalidad. Esas son las claves que una compañía debe tener cuando desarrolla un 'smartwatch'”.

----------------

Las imágenes de este artículo son propiedad, por orden de aparición, de Jonathan Lin, Wikimedia CommonsMagnus D y Raneko

Etiquetas
Publicado el
6 de agosto de 2015 - 10:41 h

Descubre nuestras apps

stats