La mayoría de la UE mantiene el bloqueo total a Reino Unido mientras sigue sin haber un protocolo común

Vista de un panel de información sobre las salidas y llegadas de vuelos al Aeropuerto de Málaga-Costa del Sol este lunes, cuando AENA tenía programados 201 vuelos que enlazan el Reino Unido con los distintos aeropuertos españoles.

La mayoría de los países de la Unión Europea ha suspendido los vuelos con Reino Unido por temor a la nueva cepa del coronavirus detectada en Inglaterra mientras piden a la Comisión Europea que elabore un plan de recomendaciones para retomar los viajes y el trasporte de mercancías desde y hacia el territorio británico.

En una jornada histórica en la que la UE ha aprobado la primera vacuna contra el coronavirus, muchas miradas se dirigían a los bloqueos en los aeropuertos británicos y en los accesos al Eurotúnel por el paso de Dover, con miles de camiones de mercancías parados, así como al otro lado del Canal de la Mancha, al norte de Francia. Miles de camioneros españoles están bloqueados en Dover.

A lo largo este lunes, decenas de países europeos y en todo el mundo se han sumado a la suspensión sus vuelos con Londres, mientras otros, como España, Portugal o Malta, han apostado por continuar permitiendo las llegadas de residentes o nacionales desde territorio británico.

Lo han hecho casi paralelamente a la reunión de cerca de tres horas en la que los técnicos de los países de la UE han intercambiado información sobre las diferentes medidas adoptadas los países comunitarios en relación con la nueva variante del virus detectada en Reino Unido. Los representantes de los países europeos han apoyado tener "una reacción rápida" y han pedido directrices a la Comisión Europea sobre las medidas que deben tomar respecto a las conexiones con el Reino Unido, según informan fuentes europeas.

En el encuentro, los Veintisiete han destacado también la importancia de mantener abiertas las fronteras dentro de la zona Schengen (el área de libre tránsito a la que Reino Unido no pertenece) "dada la experiencia del principio de la pandemia", cuando en marzo uno tras otro los países europeos fueron cerrando sus fronteras. Estas mismas fuentes señalan que "habrá una reunión de seguimiento pero está por confirmar". Mientras, ante la petición que le han hecho los gobiernos europeos, la comisaria europea de Sanidad Stella Kyriakides ha asegurado, en una entrevista con Efe y otras agencias, que Bruselas no puede decirles "qué deben hacer, porque es su competencia".

Las negociaciones siguen en Bruselas. Este martes, los embajadores de la UE se reunirán a las 4 p.m. para abordar la respuesta coordinada de los Veintisiete.

La situación se produce a las puertas de Navidad y a 10 días de que termine el plazo para alcanzar un acuerdo para la relación entre la UE y Reino Unido tras el Brexit, con los equipos de Bruselas y Londres intentando alcanzar un acuerdo de última hora.

Más de 40 países suspenden vuelos

Este lunes, más de 40 países en todo el mundo ya habían prohibido las llegadas desde Reino Unido ante la nueva variante de coronavirus detectada en territorio británico, según la BBC. Los primeros en hacerlo fueron los europeos, entre ellos Alemania, Francia, Italia, Bélgica, Austria, Dinamarca, Finlandia, Rumania, Croacia, Países Bajos y los países bálticos, que han dicho que suspenderán los vuelos procedentes de Reino Unido. Por su parte, el gobierno irlandés dijo este domingo que iba a imponer una prohibición de 48 horas en los vuelos entre Reino Unido e Irlanda.

A ellas se han sumado este lunes más países que extienden el cierre a prácticamente todo el bloque comunitario, como Eslovaquia, que ha anunciado que ha detenido "todos los vuelos civiles" desde Reino Unido a partir de la medianoche del 21, o República Checa, que ha dado un paso más tras decantarse primero por medidas más estrictas de cuarentena y ha anunciado que ningún avión procedente de Gran Bretaña podrá aterrizar en el país desde el mediodía de este lunes. Hungría también ha suspendido desde este lunes y hasta nuevo aviso la llegada de aviones de pasajeros desde Reino Unido, una decisión a la que se ha sumado también Polonia. Grecia y Chipre impondrán de momento una cuarentena de una semana a las llegadas desde territorio británico y Eslovenia ha dicho que prepara medidas de cierre, aunque no ha detallado cuáles y dice que el país no tiene actualmente conexiones directas con Reino Unido.

Tras anunciar un refuerzo del control de las PCR (ahora es aleatorio e infrecuente) y pedir una solución coordinada en la UE, España ha decidido mantener los vuelos entre España y Reino Unido, aunque sólo permitirá que viajen en ellos los ciudadanos españoles o los residentes en España desde este martes, según ha informado la Secretaría de Estado de Comunicación. La decisión se ha tomado, según el Gobierno español, de manera concertada con Portugal, cuyo Gobierno decretó este domingo que solo los residentes del país luso o los nacionales portugueses y sus familiares pueden entrar en vuelos procedentes desde Reino Unido, aunque con PCR negativa.

Similar ha sido la decisión de Malta, donde solo los ciudadanos y residentes malteses que se encuentren actualmente en el Reino Unido podrán volar de regreso a la isla, pero deberán someterse a una prueba de COVID-19 a su llegada y luego deberán pasar 14 días en cuarentena independientemente del resultado, informan los medios del país. Suecia, por su parte, ha emitido una prohibición de entrada Reino Unido y Dinamarca que entra en vigor a partir de la medianoche del lunes y se aplicará durante un mes, pero los ciudadanos suecos no se ven afectados por la medida. Además, Suecia detendrá todos los vuelos desde Reino Unido durante 48 horas. La embajada búlgara en Londres ha afirmado que los ciudadanos búlgaros y sus familias, así como los residentes permanentes en Bulgaria, podían entrar en el país sujetos a una cuarentena de 10 días si volaban a través de un país diferente o entraban en Bulgaria por tierra o por mar.

Las suspensiones previstas tienen diferente duración. Por ejemplo, Bélgica emitió inicialmente una orden de prohibición de vuelos durante 24 horas que ha extendido 24 horas más. La prohibición de los Países Bajos entró en vigor el domingo por la mañana y durará al menos el resto del año. Algunas de las prohibiciones ya están en vigor, mientras que otras comenzarán este martes.

Pero no solo se han sumado a las medidas los países de la UE. Suiza y Rusia, por ejemplo, también se han unido a ellas este lunes. El Gobierno suizo ha anunciado la prohibición de entrada de personas procedentes del Reino Unido, y también de Sudáfrica, al igual que han hecho otros territorios, ya que la nación africana ha detectado otra variante del coronavirus distinta a la de Reino Unido que, según han dicho expertos, domina las nuevas infecciones confirmadas actualmente. Los vetos se extienden más allá de Europa a países como India, Hong Kong, Canadá, Omán, Kuwait, Jordania, Arabia Saudí, Israel, Colombia, El Salvador, Turquía, Marruecos o Sudán, que han tomado decisiones que van desde la suspensión de vuelos al cierre de fronteras, según recopilan los medios británicos.

Johnson: "Entendemos vuestras preocupaciones"

El primer ministro británico, Boris Johnson, ha asegurado este lunes que su país ha tomado "decisiones rápidas y decididas" ante la nueva variante del coronavirus detectada en Inglaterra y dice entender que la mayoría de los países estén actuando en consecuencia. "Entendemos vuestras preocupaciones", ha dicho en rueda de prensa, en referencia a los países que han suspendido todos los vuelos con Reino Unido.

Johnson ha explicado que hablado con el presidente francés, Emmanuel Macron, para reabrir las fronteras, en particular para el tráfico de mercancías, "en las próximas horas". Durante la mañana de este lunes, en un tuit compartido por la embajada francesa en Reino Unido, el ministro de transporte francés Jean-Baptiste Djebbari ha dicho: "En las próximas horas, a nivel europeo, vamos a establecer un sólido protocolo de salud para asegurar que el tráfico desde Reino Unido pueda reanudarse".

Francia ha cerrado su frontera a las llegadas de personas y mercancías de Reino Unido, sellando una de las arterias comerciales más importantes con Europa continental. Cadenas de supermercados británicas han alertado de la posibilidad de escasez de alimentos en los próximos días. "Si nada cambia, en los próximos días empezaremos a ver carencias en lechuga, hojas de ensalada, coliflor, brócoli y cítricos, todos ellos importados del continente en esta época del año", ha dicho la cadena Sainsbury's en declaraciones recogidas por Reuters.

Johnson y sus principales asesores científicos han señalado que la nueva variante podría aumentar la transmisión de COVID-19 hasta en un 70%. La Organización Mundial de la Salud (OMS) también dice que está trabajando con los científicos para comprender cómo los cambios genéticos afectan al comportamiento del virus.

"Los virus mutan con el tiempo; eso es natural y esperado. Reino Unido ha informado de que esta nueva variante se transmite con mayor facilidad, pero hasta ahora no hay pruebas de que sea más probable que cause enfermedades graves o mortalidad", ha dicho el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus. "El resultado final es que necesitamos suprimir la transmisión de todos los virus SARS-CoV-2 tan rápido como podamos. Cuanto más permitimos que se propague, más oportunidades tendrá de cambiar. No puedo enfatizar lo suficiente –a todos los gobiernos y a todas las personas– lo importante que es tomar las precauciones necesarias para limitar la transmisión".

Etiquetas
Publicado el
21 de diciembre de 2020 - 22:19 h

Descubre nuestras apps

stats