"Por primera vez estoy deseando marcharme de Ponzano, es asqueroso vivir aquí"

Calle Ponzano, a la altura de su número 59, de noche | SOMOS CHAMBERÍ
Publicamos a continuación la carta de Isabel, una vecina de Chamberí que vive una situación personal de salud complicada que achaca a los ruidos y molestias asociadas a los locales comerciales de su calle .

Mi familia y yo somos de Chamberí de toda la vida. Tengo 45 años y vivo desde hace 10 en un piso que compré en la calle Ponzano, con mi familia. En estos últimos tres años nuestra calidad de vida ha bajado de 100 a 0. Hemos reclamado que nos han puesto un reservado de un local debajo de nuestro dormitorio. Los decibelios no dan para el cierre, pero ellos pueden gritar hasta las 2:30 de la mañana. Yo estoy enferma y pidiendo la incapacidad. No puedo descansar.

Estamos encerrados, no podemos sacar el coche ni a diario ni, por supuesto, los fines de semana, aunque por mi enfermedad sería conveniente respirar aire fresco, un sábado o un domingo con los niños: si salimos con el coche luego no podemos aparcar en esta zona llena de bares donde antes era una calle tranquila. Nos movemos con la moto. Mi moto recién aparcada en un párking de la calle del Ayuntamiento apareció -hace dos semanas- golpeada y tirada por un coche: 600 € de arreglo, pese a que yo no tengo ingresos.

Mi calle está llena de gente por las aceras que salen a fumar y no se apartan, dejan las colillas en los huecos de los árboles, está todo lleno de porquería... el bar de al lado, DeAtun (Ponzano 59), deja toda la basura de pescado fuera de los contenedores a plena luz del día. Desde hace casi un año llevamos desde las 7.30 con las obras de Telefónica con los ruidos y la porquería dentro de las casas y terrazas.

Mi enfermedad se ha visto empeorada por el cansancio psicológico y el no poder salir a la calle. Estamos encerrados en una calle llena de bares, vómitos, ruido, borrachos... los de medioambiente, como el nivel de decibelios no supera, pues dicen que todo es correcto. Y yo mientras con 13 pastillas de medicación. Un barrio que está lleno de tráfico de marihuana que es a lo que huele la calle. Por primera vez en mis 45 años estoy deseando irme de aquí.

Soy votante de Carmena y me alegro de las mejoras que hay, pero nadie nos ampara como vecinos contra la contaminación acústica y demás. Me parece muy mal dar vía libre con nuevas licencias a los propietarios de los bares, a la vez que no se hace nada por los vecinos afectados. Es asqueroso vivir aquí. Cuando antes era una gozada.

Firma: Isabel Muñoz, vecina de Chamberí

Si quieres aparecer en Habla Chamberí, la tribuna abierta del periódico Somos Chamberí, mándanos tu texto a contacto@somoschamberi.eldiario.es. Publicaremos los más interesantes

Armando

Sin ingresos, con coche, moto y un piso en

una de las zonas más caras de Madrid ??? Seguro que puedes cambiarte de residencia sin problemas.

Gregorio

¡Vaya solución, Armando! ¿No será mejor acabar con los borrachos que están destruyendo la vida de los madrileños desde hace décadas?

Pilar

Si todo lo arreglas así... Armando... Estarás cambiando de piso, trabajo, parque, tiendas....todos los días...

Esto es un grave problema. Yo vivo muy cerca pero no SUFRO esto que cuenta, aunque se que es cierto...

Que tenga coche y moto, no significa que tenga mucho dinero y... además no tiene por qué cambiar su vida por la "INVASIÓN" decadente de su zona....

Pensemos un poco antes de juzgar a nadie...

Isa

La moto me la compré de segunda mano con la herencia de mi madre fallecida hace dos años. Sin ingresos porque por mi enfermedad no puedo trabajar. Y vivo

donde vivimos toda la familia en total 15 personas. Y la casa no es de lujo. Tengo dos hijos. Y pagar facturas. La moto la uso porque no puedo andar más de 10 minutos seguidos. Y no me puedo cambiar de barrio porque mi padre es viudo está enfermo y depende de mi, vive sólo. Mis hermanos si han hecho lo que tu dices,

pasar de mi padre e irse a las afueras.

Isa

Ya le he contestado. Qué venga aquí y lo vea teníamos al lado la Fundación de Esclerosis Múltiple y se han tenido que marchar. Ahora tienen que ir a domicilio. Este hombre es muy listo.

Isa

Gracias a personas como Armando con tanta empatía vamos como vamos. En este barrio nos conocemos todos de toda la vida a pesar de ser tan caros los pisos la gente que vivimos aquí somos gente normal, porteros, hijos de porteros, mucha gente mayor, aquí no hay ni parques para niños. Porque ahora la hostelería haya puesto de moda la calle y venga la gente de fuera y paguen menús de 80€ y cañas de 4€. No nos convierte en ricos, nos convierte en más pobres. Oiga yo tengo 45 años y hace 15 años que no salgo a tomarme una cerveza. No podemos permitirnos esas cosas. Sólo queremos dormir en paz y que controlen los locales que hay más de 20 por manzana. Y qué no nos vomitan en los portales que seguramente en sus barrios no lo harán.

adriano

Madrid fue el nombre con el que se conocía esta ciudad que dice ser capital de no se qué. Ahora se debería llamar Mierdid.

Álvaro

Yo vivo en Alonso Cano y no soy rico a pesar de lo que gente como Armando piense. En este barrio vivimos mucha gente desde hace décadas, cuando los pisos no estaban como ahora de caros. Desde luego, en el tramo de Ponzano entre Santa Engracia y Ríos Rosas algo hay que hacer, se está poniendo invivible, y mira que yo soy de bares, pero normales, no estas cosas engañabobos que te hacen sentarte en sillas sacadas de un vertedero y te cobran 3 euros por una caña normal, 4 si el camarero que la sirve tiene pinta de amish holandés del XIX.

Suso

Hola Isabel,

Lo primero manifestarte que lamento mucho la situación que estás viviendo y que espero pueda remitir, o al menos mejorar, a la mayor brevedad.

No obstante, como vecino del barrio desde hace 18 años (Ponzano con Bretón de los Herreros) siento discrepar con tu queja. No cabe duda de que los vecinos de Ponzano hemos vivido un cambio en los último años, con la apertura de tantos locales nuevos de hostelería (resultado de una moda, que seguro será pasajera), pero sinceramente creo que nos ha traído más cosas buenas que malas al vecindario. La primera, es que la media de edad del barrio está muy por debajo del de hace una década. Hemos pasado de ser un barrio de 68 años (datos del distrito) a los 47 actuales.

En cuanto a la oferta gastronómica, te puede gustar más o no pero para los vecinos que nos gusta socializar, es un gusto disponer de alguno de los mejores restaurantes de Madrid en tan solo unos metros paseando.

Haces referencia también a las obras del edificio de Rios Rosas (antiguo edificio de Telefónica). Las obras siempre son incómodas (que se lo digan a los vecinos que sufrieron las obras de Madrid Rio), y a todos los vecinos que utilizamos coche nos han incomodado los cortes periódicos que hemos tenido en la calle, el polvo que ha generado, los ruidos, etc, pero personalmente prefiero tener en el barrio un edificio moderno y renovado que además da trabajo a más de 3.000 personas, que tener un edificio monstruoso vacío e infrautilizado en pleno centro de Madrid. Los vecinos que regentan cualquier tipo de negocio por la zona (farmacia, supermercado, panadería,

tintorería, mercería, etc) seguro que están de acuerdo conmigo.

Y por último, discrepar también con la foto que haces de nuestra calle, al catalogarla como "calle llena de bares, vómitos, ruido, borrachos…". Creo que es mucho más que eso. Es una calle llena de vida. De alegría. De oferta de servicios. De comodidades. No cambio por nada los paseos con hijo (8 meses) al nuevo parque de Canal. Ni los desayunos en los Torreznos. Ni el jamón del ultramarinos de Espronceda. Ni el corte de pelo en Dania. Y por supuesto, lo que ha significado en cuanto a la revalorización de nuestras casas.

Sinceramente creo que tu terrible experiencia tiene más que ver con tu desgraciada enfermedad que con la realidad del barrio.

Por supuesto, esto es una opinión totalmente subjetiva de un vecino más de Ponzano, que espera seguir disfrutando por mucho tiempo más.
Etiquetas
Publicado el
27 de marzo de 2018 - 09:23 h

Descubre nuestras apps

stats