El PP se confunde y apoya colocar la bandera arcoíris y un monumento a las víctimas de la LGTBIfobia en Chueca

Andrea Levy, en el centro, habla con el concejal José Fernández en el momento de la votación mientras Almeida, a la derecha, permanece pensativo

Giro inesperado de los acontecimientos en el pleno del Ayuntamiento de Madrid, donde el PP ha unido sus votos a los de la izquierda y a los de sus socios de gobierno, Ciudadanos, para aprobar la colocación de la bandera arcoíris de forma permanente en la plaza de Pedro Zerolo, en el corazón de Chueca, además de un monumento que recuerde a todas las personas LGTBI que hayan sido víctimas por su condición sexual.

Ciudadanos propone colocar la bandera LGTBI en la plaza Pedro Zerolo y obliga a Almeida a posicionarse ante Vox

Ciudadanos propone colocar la bandera LGTBI en la plaza Pedro Zerolo y obliga a Almeida a posicionarse ante Vox

Lo de inesperado fue porque en el discurso previo a la votación de la iniciativa, presentada por la vicealcaldesa Begoña Villacís, el PP no se mostró partidario de dejar en la futura reforma de esta céntrica plaza de Madrid, que se está tramitando, ningún recuerdo al movimiento LGTBI más allá del lazo rojo que recuerda a las víctimas del sida. "Los vecinos quieren una plaza habitable, libre de obstáculos y que el lazo rojo esté presente en el proyecto de remodelación de la plaza", destacó Sonia Cea en su intervención. Pero todo cambió en la votación.

Después de que los partidos presentes en el salón de plenos hubieran expresado sus posiciones, el PSOE modificó el punto que se refería a la enseña arcoíris, añadiendo que además de la bandera de la propuesta de Ciudadanos se pediría "la instalación de un monumento que recuerde a todas las personas lesbianas, gays, bisexuales y transexuales que a lo largo de los siglos han sido perseguidas por su orientación sexual y su identidad de género". El PP apoyó la iniciativa pensando que se estaba discutiendo si se pasaba a votación, y su portavoz Andrea Levy dio luz verde al proyecto, que solo contó con la abstención de un partido, Vox.

Al ver que se había aprobado con sus votos, Almeida pidió la confirmación al secretario general del pleno, Federico Andrés de la Riva. "No tiene que votarse igual la enmienda que el texto final", se quejó el alcalde antes de aceptar el resultado de la propuesta, después de las explicaciones de la mesa. Mientras, Levy hablaba con sus compañeros de bancada con ademán indignado. "Qué mal vota", se había escuchado antes en un micrófono que se quedó abierto. Al parecer era el del secretario.

Aunque los votos populares no eran determinantes para que la iniciativa de Ciudadanos saliera adelante, su posición sí que era relevante debido a que el concejal de Centro, José Fernández (PP), es quien ha de encargarse de plasmar el acuerdo del pleno en el inminente proyecto de reforma de la plaza Pedro Zerolo, que previsiblemente se ejecutará en esta legislatura. El pleno ya aprobó un reconocimiento similar en julio del año 2015, aunque todavía no se había llevado a cabo, recordó la portavoz socialista, Mar Espinar.

Condena enérgica de los cánticos neonazis y matices

La votación del homenaje al movimiento LGTBI y a sus víctimas era el tercer punto de una propuesta presentada por la vicealcaldesa Begoña Villacís. En ella reclamaba el reconocimiento de las "libertades civiles y sociales" y la condena de la manifestación neonazi que recorrió las calles de Chueca el pasado 18 de septiembre, unos hechos que están siendo investigados por la Fiscalía por posible delito de odio. Todos los partidos presentes condenaron en el pleno de forma "enérgica" y sin fisuras los cánticos contra el colectivo homosexual expresados por los manifestantes.

Villacís también pedía en su iniciativa que el Ayuntamiento apoyara la reciente resolución del Parlamento Europeo por la que se exige a los miembros de la UE que acaben con la discriminación por razón de orientación sexual, y que los matrimonios y uniones entre parejas del mismo sexo disfruten de los mismos derechos en toda la Unión Europea. El PP se abstuvo en esta votación en el Parlamento Europeo y también lo hizo este martes. "Este pleno no tiene competencias para decirle a ningún estado lo que tiene que hacer", recordó la edil popular Sonia Cea, quien además aprovechó para reprochar a la izquierda que no apoyara la persecución a la comunidad LGTBI en "Venezuela", "Cuba" o "Afganistán".

"Los derechos los tenemos que seguir defendiendo siempre, porque se puede retroceder", recordó Villacís desde la tribuna de oradores mientras deseaba "que la bandera arcoíris ondee en la plaza Pedro Zerolo, porque representa como la bandera de España la libertad y la igualdad". También defendió que "Madrid no es una ciudad en retroceso, como defienden algunos", añadió.

Etiquetas
Publicado el
28 de septiembre de 2021 - 18:03 h

Descubre nuestras apps

stats