La portada de mañana
Acceder
Los gobiernos europeos imponen la vacunación para intentar frenar la COVID
La derecha monta otra teoría de la conspiración contra el Gobierno
Opinión - Difusores de bulos, acreditados como prensa, por Rosa María Artal

La oposición pide a Villacís declarar ya las zonas tensionadas y se abre a negociar la ordenanza de terrazas

Un momento de la reunión de Villacís con la oposición

El debate político sobre las terrazas ha llegado a su momento clave: este lunes los representantes de los partidos se han reunido con la vicealcaldesa y responsable de su legislación, Begoña Villacís, para plantearle sus propuestas y sugerencias para que la nueva ordenanza que las regula salga adelante antes de que acabe el año. Es el punto de partida de una serie de reuniones técnicas -anunciadas por el Ayuntamiento- en la que se discutirán y consensuarán los detalles de la legislación final que llegará al Pleno municipal.

El mapa de las zonas de Madrid donde desaparecerán las terrazas en aparcamientos

El mapa de las zonas de Madrid donde desaparecerán las terrazas en aparcamientos

Villacís necesita de los apoyos de al menos un grupo de la oposición para saca adelante la propuesta de Ordenanza de Terrazas que presentó hace diez días. Por ello se dispone a negociar con todos los partidos para conseguir "el máximo consenso". Dentro de este plan exprés, que finalizará en diciembre, se ha fijado un calendario de reuniones "técnicas" durante las dos próximas semanas, en la que se contará también con hosteleros, comerciantes, asociaciones vecinales "y algún urbanista de prestigio” . “Estas mesas técnicas abordarán temas como la ordenación del espacio público, el ruido y el descanso vecinal, la accesibilidad y la armonía visual, entre otros muchos”, han informado desde Vicealcaldía después de la primera reunión.

De momento, la oposición tiene una larga lista de cambios para el texto presentado por Villacís, ahora en periodo de alegaciones. La principal es que se definan ya los criterios por los que se van a declarar las zonas tensionadas, y que se trace este mapa antes de la aprobación de la ordenanza. El Ayuntamiento había planteado hace unos días lo contrario: aprobar primero la normativa en pleno y después enumerar las razones por las que se declararían estas zonas con restricciones adicionales.

Tanto Más Madrid como PSOE han pedido la reelaboración de la ordenanza por completo y empezar de cero, mientras que el Grupo Mixto se abre a negociar aspectos concretos de la ordenanza. Los tres grupos se muestran partidarios de seguir hablando, aunque los socialistas condicionan el diálogo a abrirlo a todos los colectivos afectados: "La única condición que hemos puesto para volver a sentarnos para hablar de esta ordenanza es que se convoque a los técnicos, a los grupos políticos, a la FRAMV, a las asociaciones de vecinos y a todos los vecinos que privadamente quieran participar", ha dicho Mar Espinar.

Más Madrid ha llevado algunas peticiones concretas a esta primera reunión, como endurecer las sanciones, horarios más restrictivos, colocar sonómetros oficiales del Ayuntamiento, regular de forma definitiva las terrazas en aparcamientos con una moratoria de seis meses en lugar de dos años, eliminar las mesas altas de terraza y las estufas a partir del año 2025.

El Grupo Mixto también coincide en la necesidad de eliminar esta fuente contaminante de calor, además de prohibir fumar en los veladores e impedir la vuelta de los coches a las calzadas donde se han concedido terrazas Covid y se van a levantar con la nueva ordenanza.

El Ayuntamiento de Madrid ya ha advertido que trabaja con la idea de aprobar la nueva ordenanza en el pleno que se celebrará en la segunda mitad del mes de diciembre, para que la normativa sustituya la actual extensión de las llamadas terrazas Covid, que solo tienen permiso para operar hasta el 31 de diciembre.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats