La portada de mañana
Acceder
El PP se juega 35 años de poder en Castilla y León
Los pequeños ganaderos que quieren regenerar la tierra contra la crisis climática
'Las mentiras de Casado sobre la carne, el paro y el turismo', por Ignacio Escolar

Fiat 500e Red: el pequeño eléctrico, ahora en su acabado más pasional y… solidario

Fiat 500e Red.

Un año después aproximadamente de su lanzamiento, el Fiat 500e, versión 100% eléctrica del popular modelo italiano, recibe novedades en su equipamiento que enriquecen las posibilidades de personalización que ofrece su gama. Con respecto a lo establecido en 2020, la versión Passion desaparece del catálogo y deja su lugar a un acabado Red que estará disponible tanto para la variante cerrada del coche como para la descapotable.

Aunque el rojo será el color predominante de esta terminación, la carrocería podrá escogerse no solo en ese color, sino también en negro, blanco o gris. Fiat juega aquí con las reminiscencias pasionales y deportivas asociadas al rojo, pero ha escogido el nombre sobre todo en alusión a la iniciativa Red del célebre cantante irlandés Bono, nacida en 2005 para luchar contra el sida y que desde el año pasado pretende también generalizar la vacunación contra el covid en los países con menos recursos.

En cualquiera de los cuatro colores que vistan su carrocería, el 500e Red incorpora detalles en rojo en parrilla y logo delanteros, carcasas de los retrovisores y logo 500 de las llantas exclusivas de 16 pulgadas, además de luces de día de led, marco cromado de las ventanillas y capota de lona negra (en la versión cabrio).

En el interior asistimos al mismo imperio del rojo en el salpicadero, los asientos (en tres combinaciones distintas con el color negro) y el emblema situado en el centro del volante. El equipamiento contempla en este caso sistema multimedia con navegador en pantalla de 10,30 pulgadas, Apple CarPlay o Android Auto, control de velocidad adaptativo, reconocimiento de señales, sensor de fatiga del conductor, entrada y arranque sin llave, alfombrillas específicas y tapicería Seaqual, que deriva de plástico reciclado tanto de origen marino como terrestre.

Al adherirse al proyecto solidario liderado por Bono, que lucha también contra la tuberculosis y la malaria, Fiat ha decidido extender también el acabado Red al resto de la gama 500, incluidas las variantes L (monovolumen) y X, de tipo SUV.

El 500e Red podrá llevar las dos baterías de alto voltaje que están a disposición del pequeño eléctrico italiano. La de 23,7 kWh, que es la que lleva necesariamente la versión básica Action, cuenta con 190 kilómetros de autonomía en ciclo WLTP y se combina con un motor de 70 kW/94 CV. La de mayor capacidad, 42 kWh, se monta en el acabado más lujoso, la Prima, así como en el intermedio (Icon), y anuncia 320 km de alcance (450 en uso exclusivamente urbano), asociada a un motor eléctrico de 87 kW/117 CV.

Ambos propulsores disponen del mismo par motor de 220 Nm, disponible de forma inmediata al pisar el pedal del acelerador, y están colocados en el eje delantero del vehículo, en tanto que las baterías -suministradas por Samsung- ocupan todo el piso desde los asientos delanteros hasta el eje posterior. Gracias a esta disposición, el coche disfruta no solo de un bajo centro de gravedad, sino también de un reparto de pesos muy equilibrado, con el 52% sobre la parte delantera y el 48% sobre la trasera.

El 500 eléctrico está construido sobre una plataforma específica para modelos eléctricos que aventaja en 6 centímetros de longitud y más de 5 de anchura a la que sirve de base a sus hermanos de combustión. De ello se deriva un habitáculo más amplio y acogedor, especialmente para los pasajeros de las plazas posteriores.

Un eléctrico de alta eficiencia

Las versiones equipadas con modos de conducción ofrecen tres programas distintos: Normal, Range y Sherpa. El segundo sirve para aumentar la capacidad de regeneración de energía con destino a la batería, y el tercero trabaja en el mismo sentido, pero añadiendo limitaciones a la velocidad -80 km/h- y al funcionamiento del aire acondicionado. Ambos modos activan la conducción con un solo pedal, el del acelerador, pues basta con levantar el pie derecho para que el coche llegue incluso a detenerse por completo, sin necesidad de pisar el de freno.

Como ya te contamos después de una primera toma de contacto (puedes leer el artículo aquí), el 500e sobresale por un consumo sumamente parco al que contribuye la ligereza del coche –para tratarse de un eléctrico- y la propia eficiencia del sistema de baterías incorporado. Los recorridos urbanos, particularmente, se solventan con un gasto de poco más de 12 kWh/100 km, lo cual explica que la autonomía real del modelo con batería de 42 kWh se acerque a los 450 km antes mencionados.

El coche puede recargarse en una toma doméstica estándar de 2,3 kW o bien en una reforzada (3,7-7,4 kW) o en una estación pública de 11 kW. En corriente continua, soporta hasta 85 kW a través de un conector CCS Combo 2 que le permite recuperar el 80% de la capacidad de la batería en 35 minutos.

El Cinquino eléctrico está a la venta desde 27.650 euros en carrocería hatchback y con la batería de 23,7 kWh, factura que se encarece en 4.200 euros en caso de solicitar la de mayor capacidad. El 500e cabrio es 3.000 euros más caro, de modo que sale por 30.650 o 34.850 euros, respectivamente.

Para todos aquellos que ya no están interesados en la compra tradicional a tocateja, Fiat despliega una extensa oferta de modalidades de uso, entre ellas una financiación por la que el cliente puede disfrutar de un 500e Action por 149 euros al mes, de un Red por 199 y de un Icon, por 249 euros, todo ello actualmente sin pagar entrada y con tres años de garantía y mantenimiento, más uno de seguro.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats