eldiario.es

9

Azkuna Zentroa rompe la frontera entre literatura y arte con la exposición Nunca real/Siempre verdadero

Nunca real/ Siempre verdadero concentra la obra de 13 artistas y las divide en cuatro zonas diferentes: "Dibujar el dibujo", "Traducir la política", "Escribir el paisaje" y "Desplazar las historias".

Nunca real

Desafiar los límites de la literatura y el arte, romper las fronteras asumiendo el arte como un género literario y la literatura como posibilidad expositiva. Ese es el eje principal de la exposición Nunca real/Siempre verdadero que se inaugura el 14 de marzo en Azkuna Zentroa.

El título de esta exposición es una frase "robada" del poeta Antonin Artaud, quien la escribió a lápiz sobre un pequeño dibujo y ha sido elegida porque en sí misma muestra esa simbiosis entre el arte y la literatura que la muestra quiere reflejar.

"Esta exposición es el encuentro entre 13 discursos conectados que muestran el arte como género literario y la literatura como posibilidad expositiva. Es también una crítica al tratamiento de ambos como cotos cerrados y una apuesta por romper sus bordes y sus fronteras", ha señalado el Director de Azkuna Zentroa, Fernando Pérez, durante la presentación de la exposición.

Nunca real/ Siempre verdadero concentra la obra de 13 artistas y las divide en cuatro zonas diferentes: "Dibujar el dibujo", "Traducir la política", "Escribir el paisaje" y "Desplazar las historias".

"Es un trabajo de 25 años en los que he venido investigando la relación entre el arte y la literatura y, sobre todo, a unas escritoras y unos artistas que estaban por la labor de romper la frontera entre arte y literatura, pero no teóricamente, sino casi visceralmente y personalmente. Los artistas que participan en esta expo tienen un pie en el arte y un pie en la literatura, y eso es muy importante", ha explicado el ensayista y crítico Iván de la Nuez, quien es el comisario de la exposición.

Una exposición dividida en cuatro piezas 

La distribución de las obras en la sala es un factor determinante de la muestra. En la primera zona, llamada "Dibujar el libro" el espectador se adentra en un mundo en el que las letras vuelan y, con ellas, también sus lectores. Los artistas Glenda León, Gonzalo Elvira y Verónica Gerber Biececci han sido los creadores de las obras que se muestran en esta primera etapa y que logran interrumpir la comodidad lectora mostrando el mundo que se esconde tras los libros.

Política y arte

En la segunda zona, llamada "Traducir la política", los artistas Kiko Faxas, Cristina de Middel y Oier Etxebarría juegan con la relación entre el discurso político y el sonido. De esta manera, consiguen, por ejemplo, que un libro se traduzca a una partitura y se interprete en un piano. Los tres creadores optan por caminos diferentes: el concierto, la fiesta y la música, como formas de licuar la política y como exposición del derecho del arte a la disonancia.

La tercera zona, llamada "Escribir el paisaje", muestra cómo desde el paisaje también se puede escribir literatura. Guillem Nadal, Kurt Caviezel y Alicia Kopf han sido los encargados de captar el arte que se esconde tras los paisajes y que, muchas veces, pueden ser escritura.

Paisajes y arte

Por último, el cuarto capítulo de la exposición es "Desplazar las historias". En él, Valérie Mrjén, Joan Fontcuberta y Mabi Revuelta narran a través de formatos audiovisuales historias que en un principio sólo se encontraban en los libros.

En la Sala de Exposiciones de Azkuna Zentroa, donde se encuentra ubicada la exposición, se realizarán visitas guiadas gratuitas todos los jueves a las siete de la tarde. Nunca real/Siempre verdadero podrá contemplarse a partir del 14 de marzo y hasta el 22 de septiembre de 2019.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha