eldiario.es

Menú

Un responsable de Cardiología en Osakidetza confirma las irregularidades en la oposición y presenta su dimisión

Estaba en el tribunal de Cardiología. He observado cosas que comprometen seriamente la justicia y la igualdad de oportunidades en una OPE"

En su especialidad se ofertaban 22 plazas y hubo 22 exámenes perfectos. Ninguno de ellos procede del servicio del facultativo que ha levantado la voz de alarma

- PUBLICIDAD -
Arrancan en Vitoria las primeras pruebas para las 3.335 plazas de la OPE de Osakidetza, a la que acceden 96.235 personas

Opositores de Osakidetza, en uno de los exámenes celebrados en Vitoria IREKIA

Las sospechas de manipulación de la oposición de Osakidetza se centran en 13 exámenes de especialidades de medicina hospitalaria. Una de ellas es Cardiología. En el segundo ejercicio, la prueba de casos clínicos prácticos, hubo 22 aspirantes con 100 puntos sobre 100, tantos como plazas se ofertaban. Ninguno de ellos procedía del Hospital Universitario de Álava (HUA). Un miembro del tribunal evaluador de ese examen, Ángel Loma-Osorio, del servicio de Cardiología de ese centro sanitario, ha presentado su dimisión por las "irregularidades" que ha detectado en la prueba y ha denunciado los hechos a Osakidetza. 

"Estaba en el tribunal de Cardiología. He observado cosas que comprometen seriamente la justicia y la igualdad de oportunidades en una OPE. Estoy comprometido con esta organización y defenderé su prestigio", explica a eldiarionorte.es el facultativo, que confirma que ha utilizado "los canales internos de la organización" para dar cuenta de las anomalías que ha detectado. El lunes, en un comparecencia extraordinaria 72 horas después de que este periódico adelantara la posible manipulación de la oposición citando los casos de Anestestiología y Cardiología, el consejero de Salud, Jon Darpón, y la directora general de Osakidetza, María Jesús Múgica, negaron que hubiese elementos "objetivos" que probasen las filtraciones de exámenes para beneficiar a profesionales muy concretos y aludieron también a que no tenían constancia de ninguna denuncia interna más allá de las reflexiones de un miembro del tribunal de Angiología, que también observó unas notas extrañas en su área, aunque Osakidetza constató que en ese examen se había respetado "escrupulosamente" la normativa interna.

Loma-Osorio explica que tiene la "confianza" en que tras su denuncia la organización realice "movimientos" y tome cartas en el asunto, por lo que prefiere no entrar en más "detalles" sobre su denuncia más allá de dejar constancia de sus sospechas de "irregularidades". Indica también que no es el único integrante del comité evaluador de las pruebas de Cardiología que ha tomado una decisión en este sentido. Añade, finalmente, que en el Hospital Universitario de Álava "se ha trabajado" para que no ocurra "nada de eso". Otras fuentes han confirmado a este periódico que entre los 22 opositores con el examen perfecto no hay ninguno del servicio de Cardiología del HUA.

Informes estadísticos elaborados por los sindicatos LAB y el SME sitúan en 13 los exámenes bajo sospecha de haber sido filtrados: Anestesiología, Angiología, Cirugía Cardiovascular, Digestivo, Cardiología, Medicina Intensiva, Neurología, Radiodiagnóstico, Urología, Medicina Nuclear, Cirugía Oral y Maxilofacial, Oncología y Reumatología. Según esos análisis, la distribución de las notas no es la normal porque hay un inusual número de calificaciones cercanas a la perfección, porque habitualmente coinciden con el número de plazas ofertadas y porque, siendo preguntas de gran dificultad, el resto de aspirantes -todos ellos especialistas con larga trayectoria- obtienen resultados muy inferiores. ESK, por su parte, presentó una lista de los médicos que iban a obtener los mejores resultados en la categoría de Anestesiología ante una notaría, al igual que Elkarrekin Podemos. Esas actas notariales validarían el testimonio que un opositor que ha denunciado internamente los hechos trasladó en marzo a este periódico: "Estudiar no sirve de nada [...].  Se están entregando sobres con los exámenes". Un total de cuatro sindicatos han acudido o acudirán a la Fiscalía para propiciar una investigación penal.

El Gobierno vasco, entretanto, ha mantenido su intención de que el calendario de exámenes pendientes de la OPE siga su curso a pesar de las denuncias y a pesar de la petición expresa de sindicatos y partidos de la oposición.  El consejero de Salud, Jon Darpón, defendió el lunes que no existen pruebas "objetivas" que permitan concluir que se hayan producido irregularidades. Este miércoles se han anunciado nuevas comparecencias tanto de Darpón como de Múgica.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha