Un 24% de los españoles cree que Pedro Sánchez ganó el debate sobre el estado de la nación, según el CIS

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, aplaudido por la bancada socialista durante el debate sobre el estado de la nación.

Un 24,1% de los españoles que vieron el debate sobre el estado de la nación cree que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, salió vencedor de esa cita, que se celebró en el Congreso la semana pasada, según un informe especial del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) publicado este martes que revela, no obstante, que más de la mitad de los que vieron el debate consideraron que no abordó los problemas reales que afectan a los españoles. Un 54% ni siquiera lo siguió en algún momento.



El Congreso de los Diputados celebró entre el martes y el jueves de la semana pasada el primer debate sobre el estado de la nación en siete años. El presidente del Gobierno, que se enfrentaba a la primera cita de este tipo desde que llegó a la Moncloa, defendió su gestión y anunció una batería de medidas para enfrentar los efectos de la inflación, entre ellas, un impuesto extraordinario a las energéticas y las grandes entidades financieras.

Cerca de una mayoría de las personas que siguieron esta sesión o que tuvieron conocimiento de lo que allí se debatió quedaron satisfechas con la intervención del presidente, según este barómetro especial del CIS. Un 10%, sin embargo, prefirió los discursos de la portavoz del PP en el Congreso, Cuca Gamarra, y un 6% considera que quien mejor se desenvolvió fue el líder de la extrema derecha, Santiago Abascal.

Inés Arrimadas, la líder de Ciudadanos, gustó a casi un 5% (4,9) de los encuestados y un 4,2% prefirió la tensa intervención de Gabriel Rufián, el portavoz de Esquerra Republicana, que aprovechó sus minutos en la tribuna para cargar contra el Gobierno por las muertes de inmigrantes en su intento de cruzar a España por la frontera de Melilla.



El CIS pregunta a los encuestados por las sensaciones que les transmitieron los diferentes líderes en sus discursos. Un 33,2% de los encuestados cree por ejemplo que Pedro Sánchez apenas transmitió confianza acerca del futuro económico del país y un 30% cree que lo hizo “poco”. Solo un 34,5% de ellos considera que el jefe del Ejecutivo consiguió trasladar a sus oyentes mucha o bastante confianza en el devenir de la economía española.

Tras el discurso del presidente, un 62,2% considera que demostró conocer los problemas del país, pero solo un 53,1% cree que demostró sensibilidad hacia esos problemas que afrontan los españoles. Además, casi seis de cada diez encuestados creen que el jefe del Ejecutivo no se mostró realista en sus diagnósticos y propuestas durante el debate.

En el caso de Cuca Gamarra, más de un 60% cree que de su discurso y las réplicas a Sánchez se puede inferir que no está preparada para asumir el Gobierno del país, si bien solo intervino como portavoz del PP y el líder de la oposición, Alberto Núñez Feijóo, se sentaba a su lado sin poder hablar, puesto que es senador y no tiene permitido hacer uso de la palabra en el Congreso en este tipo de debates.

Más de la mitad de la población no siguió el debate

Este barómetro especial revela sin embargo que más de la mitad de los españoles no siguieron el debate y que una amplia mayoría no considera útiles estas citas. Un 54% de los españoles no vio el debate en ningún momento de los tres días que se extendió. Por otro lado un 27,2% cree que no sirven para nada y un 36,9 piensa que son de poca utilidad. Apenas un 9,2% de los encuestados considera que estas sesiones parlamentarias son útiles.



En esta línea, algo más de la mitad de los encuestados cree que los discursos no se centran en las preocupaciones reales de los españoles. Un 15,8% cree que no tratan nada que realmente afecte a los ciudadanos, mientras que un 34,3% cree que son pocas las preocupaciones reales que se debaten en este tipo de citas. Un 30% considera que sí se tratan bastante problemas reales y un 14,8% cree que lo hacen “mucho”. De todos los encuestados, un 25% ni siquiera tuvieron conocimiento de que el debate se había producido.



De aquellos que vieron o tuvieron conocimiento del desarrollo del debate, un 42,5% afirma que el tema principal que se abordó en el Congreso la semana pasada fue la crisis económica o problemas de esta índole. El resto de personas se dividen entre la subida de las tarifas energéticas, las medidas económicas anunciadas por Sánchez, la Ley de Memoria Democrática o los impuestos a las eléctricas y la banca, a la hora de decidir qué asuntos priorizaron los diputados.

El CIS también pregunta en este barómetro sobre el nivel de crispación que se vivió en la cita parlamentaria. Una mayoría cree que el desarrollo del debate fue muy conflictivo (12,2%) o bastante conflictivo (40,6%) y solo un 4,9% cree que durante los discursos apenas hubo tensión.



Descubre nuestras apps

stats