eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

El PP devuelve más de 200.000 euros por la financiación ilegal en la campaña de Jaume Matas en 2007

La formación conservadora ha intentado sin éxito no devolver el dinero que le exigió la sindicatura de cuentas de Baleares tras las sentencias que declararon que en esa campaña hubo financiación en negro

El auto del Tribunal Superior de Justicia de Baleares que obliga a realizar el pago asegura que el PP fue "el beneficiario de esa conducta penal castigada" 

El ingreso de Jaume Matas en prisión podría demorarse hasta septiembre

Jaume Matas accede al tribunal que lo juzga, en una imagen de archivo EFE

El Partido Popular se ha visto obligado a devolver 212.941 euros al Gobierno de Baleares por subvenciones percibidas irregularmente por la campaña electoral de Jaume Matas en 2007. Más de diez años después de percibir ese dinero y tras una pelea en los tribunales para evitar el pago, un auto del Tribunal Superior de Justicia de Baleares obliga al PP a hacer el pago. La transferencia fue ordenada por Génova en los últimos días del pasado mes de diciembre, por orden directa del equipo que dirige Pablo Casado. 

La devolución de parte de las subvenciones se relaciona directamente con la sentencia en firme contra Fernado Areal, cuñado de Jaume Matas y encargado de la gestión económica de aquella campaña electoral, con la que exdirigente del PP ahora encarcelado pretendía revalidarse en la presidencia. Durante el proceso, Areal confesó haber cometido un delito electoral al pagar con dinero negro gastos de aquella campaña electoral. 

Tras la sentencia, el Gobierno de Baleares consultó al Síndico de Cuentas para saber si debía reclamar la devolución de las partidas que, en concepto de subvención electoral, se habían abonado al PP tras aquellas elecciones. La institución fiscalizadora concluyó que debía procederse al reintegro de parte de las subvenciones y a partir de ahí empezó la pelea entre el Gobierno Balear y el PP en los tribunales. 

El Govern de Baleares aprobó en 2008 una resolución exigiendo el pago del dinero percibido irregularmente. En los 10 años que han transcurrido desde esa resolución hasta ahora, la formación conservadora ha estado litigando para evitar el ingreso de las cantidades fijadas como irregulares. De los 212.000 euros que los populares pagaron en diciembre, casi 60.000 euros son deudas en concepto de intereses por la década de retrasos en el abono. El pasado 9 de octubre, un auto del TSJ de Baleares tiró por tierra las pretensiones del equipo de Pablo Casado obligándoles a pagar. 

La cantidad que el PP ha depositado en las cuentas del gobierno balear es muy similar a la que ya han tenido que entregar tras la sentencia de Gürtel que les consideró como partícipes a título lucrativo. Solo con los dos procesos, los populares ya han tenido que desembolsar cerca de medio millón de euros por su papel de beneficiario en casos de financiación ilegal. 

En la dirección del PP se muestran convencidos de que el desarrollo de los juicios en curso acabará por revocar la orden administrativa que les ha obligado a devolver las cantidades cobradas irregularmente según la Sindicatura de Cuentas. A la espera de que esos procesos diriman la responsabilidad del PP en los manejos de Matas y su equipo, el Tribunal Superior de Justicia de Baleares da las primeras pistas de que la formación que dirige Pablo Casado también podría ser condenada en este caso. 

En un auto del pasado 9 de octubre, el TSJ de Baleares asegura: "Existe una sentencia penal que declara unos hechos probados de un miembro del Partido Popular responsable de la contabilidad de este partido en la campaña electoral de 2007 que han motivado una condena penal del mismo, siendo obviamente ese partido el beneficiario de esa conducta penal castigada".  

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha