El PP se queda solo en la Ley de Transparencia por su opacidad en el caso Bárcenas

El extesorero del PP Luis Bárcenas. EFE

PSOE, Izquierda Unida-ICV, CiU, Grupo Mixto y PNV no quieren saber nada del PP en materia de transparencia hasta que los de Rajoy aclaren las últimas revelaciones del caso Bárcenas. Solo UpyD se ha mantenido junto al PP en esa ponencia que debe analizar la futura Ley de transparencia antes de cerrar un texto para su debate parlamentario. En opinión de las formaciones que abandonan la ponencia, el PP ha perdido la posibilidad de hablar de transparencia hasta que aclare las acusaciones de pagos en B y sobresueldos generalizados e ilegales, recibidos por Rajoy y otros miembros del gobierno de Aznar.

El PP se queda solo en la ponencia de esa Ley. Según fuentes parlamentarias, “los de Rajoy van a tener muy difícil sacar adelante la Ley de transparencia en solitario. Un texto de estas características exige consensos y el PP ahora no los tiene”.

Lo que se prometía como un nuevo escenario de pacto político entre el PP y el PSOE con la Ley de Transparencia va camino de descarrilar por culpa de las nuevas revelaciones en torno al caso Bárcenas. Elena Valenciano, número dos de Rubalcaba, descolocó este martes a los grupos parlamentarios, incluido el suyo propio, al pedir el aplazamiento de la ponencia que comienza el miércoles a preparar el dictamen definitivo de la ley. Su petición fue respaldada también por Izquierda Plural, y a última hora se han sumado PNV y Grupo Mixto.

A juicio de Valenciano, sería “paradójico” que se continuara avanzando en una ley que lo que persigue es demostrar a la sociedad que los partidos políticos están dispuestos a cambiar y dejar atrás la opacidad, mientras el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ni siquiera da la cara en el Parlamento para dar explicaciones sobre el caso Bárcenas.

Las nuevas y graves revelaciones publicadas por diferentes medios de comunicación, entre ellos eldiario.es, que entre otras cosas apuntan directamente a que Rajoy cobró sobresueldos del PP durante su etapa como ministro –algo incompatible por ley–, y a una supuesta financiación ilegal del partido, han indignado a la oposición mientras la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, sigue negándolo todo.

Los socialistas, que habían decidido aparcar la petición de dimisión de Rajoy durante la negociación del pacto europeo y para trabajar también en buena armonía sobre la ley de Transparencia en la que mantienen más coincidencias que discrepancias con el PP, dieron por la mañana por finiquitado el paréntesis. La decisión se tomó durante la reunión de la Comisión Permanente celebrada en Ferraz en convocatoria extraordinaria para tratar los nuevos datos del caso Bárcenas.

La número dos del PSOE salió luego en rueda de prensa para pedir a Rajoy que dimitiera, algo que no hizo el día anterior el propio Rubalcaba en Valencia. Pero también para anunciar que querían el aplazamiento de la ponencia sobre la Ley de Transparencia, donde estaba previsto que se comiencen a estudiar las 400 enmiendas registradas por los grupos para elaborar el dictamen definitivo para su debate en pleno el 23 de septiembre. La petición fue enviada por carta al presidente de la Comisión Constitucional del Congreso.

La misma postura que el PSOE adoptó Izquierda Plural, cuyo portavoz, Josep Nuet, coincidió con Valenciano en opinar que “no hay condiciones políticas” para abordar el debate. UPyD ya manifestó su desacuerdo con la ley por considerarla “un fraude político” aunque se muestran abiertos al acuerdo siempre que se acepten algunas de sus enmiendas. CiU y PNV no han desvelado cuál será su postura ante el plante de la izquierda. Ambos grupos habían retirado sus respectivas enmiendas a la totalidad cuando el Gobierno les garantizó que la ley no tocaría competencias autonómicas.

No obstante, el PP no quiere paralizar los trabajos de la ponencia “porque lo decida el PSOE u otro grupo”. Ante esta negativa, los representantes de PSOE e IU-ICV han abandonado la reunión.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats