Aparece en el sótano el retrato de Miguel Blesa por el que Caja Madrid pagó 159.000 euros

El retrato de Carmen Laffón a Miguel Blesa está guardado en un almacen en el sótano de la antigua sede de Caja Madrid. Foto: Marta Jara.

En la antigua sede de Caja Madrid, en la plaza de Celenque número 2, hay una gran sala de juntas donde están expuestos los retratos de los principales presidentes de Caja Madrid, los que hicieron historia desde que esta institución se fundó. Están todos menos dos: Miguel Blesa y Rodrigo Rato. Rato nunca fue retratado por encargo de la caja y en cuanto a Blesa, el retrato del hoy imputado ante la Audiencia Nacional no está expuesto en la sala. Se guarda varios pisos por debajo, en un almacén de la fundación donde hace unas horas lo ha podido fotografiar Marta Jara para eldiario.es. El almacén está en el sótano del edificio que durante décadas fue la sede central de la caja. Las obras allí depositadas –gran parte de la colección que durante décadas sufragó la caja– no están expuestas al público.

Caja Madrid pagó un exclusivo retrato de Miguel Blesa que nadie sabe dónde está

Caja Madrid pagó un exclusivo retrato de Miguel Blesa que nadie sabe dónde está

El retrato de Blesa era uno de los misterios de los correos de Blesa que aún estaba por resolver. A través de estos correos, en diciembre de 2013, eldiario.es descubrió que Caja Madrid había encargado un exclusivo retrato de su presidente a la artista sevillana Carmen Laffón, Premio Nacional de Artes Plásticas. En aquel momento, hace casi un año, nadie supo explicar a eldiario.es dónde estaba el cuadro, que era el único de los retratos de presidentes de la caja que no decoraban la antigua sede central de Caja Madrid en la plaza de Celenque ni las oficinas de la actual Bankia en la torre de plaza Castilla, donde también están en deposito, expuestos en las salas del banco, algunos de los cuadros de la colección de la antigua caja.

Laffón estuvo trabajando en esa obra durante más de dos años, entre finales de 2007 y principio de 2010. Blesa viajó en un par de ocasiones hasta su estudio en Sevilla para posar. En los correos de Blesa –obtenidos por eldiario.es a través de una fuente anónima derivada por el Partido X–, aparecen varias imágenes de las sesiones de posado en el estudio de la pintora.

Carmen Laffón está considerada como una de las figuras más importantes del realismo español contemporáneo, junto con Antonio López. Ha expuesto en el Reina Sofía, en el Prado o en el Metropolitan Museum de Nueva York y es una de las retratistas más cotizadas. Para ella han posado, entre otros, el rey Juan Carlos de Borbón y la reina Sofía.

Caja Madrid pagó 159.000 euros por el cuadro a Laffón, según aseguran desde la Fundación Caja Madrid, la organización heredera de la antigua caja y poseedora del cuadro –al igual que toda la colección de arte de la antigua caja–. "Los cuadros a los presidentes eran una tradición en la caja", asegura un portavoz de la fundación. Rodrigo Rato –que pasará a la historia como el último presidente de la caja creada en 1702 antes de su quiebra y posterior rescate público– es el único de todos los presidentes que no tiene retrato, afirman desde la fundación.

Carmen Laffón terminó el cuadro unas semanas después de que Miguel Blesa dejase la presidencia de Caja Madrid, a principios de 2010. Según explicó Carmen Laffón a eldiario.es, el cuadro fue enviado personalmente por un colaborador de la artista, que lo entregó en la sede de Caja Madrid en la plaza de Celenque. Por alguna razón desconocida, durante la presidencia de Rodrigo Rato, el retrato de Blesa nunca se colgó de ninguna pared ni de la sede de Bankia ni de la sede de la Fundación Caja Madrid.

Etiquetas
Publicado el
3 de octubre de 2014 - 19:51 h

Descubre nuestras apps

stats