Casado asegura que comparte "muchas ideas" con Vox y equipara la situación de Catalunya con el terrorismo de ETA

Albiol y Casado, este lunes, en Barcelona.

El líder del PP, Pablo Casado, ha querido restar importancia este lunes al multitudinario acto del partido ultraderechista Vox que tuvo lugar ayer en el Palacio Vistalegre de Madrid, pero el máximo dirigente de los conservadores ha evitado criticar a la formación que preside Santiago Abascal con quien, ha recalcado, mantiene "una excelente relación". "Todos aquellos militantes que asistieron al acto de ayer tienen mi respeto. Compartimos muchas ideas y principios. Otrs no", ha asegurado Casado en Barcelona, donde ha asistido a la Junta Directiva Regional del PP catalán que tiene previsto convocar el congreso extraordinario que escogerá al sucesor de Xavier García Albiol al frente del mismo. 

Aznar asegura que Vox formaba parte del electorado del PP que él mantuvo "unido"

Aznar asegura que Vox formaba parte del electorado del PP que él mantuvo "unido"

Aunque el líder popular ha dejado abierta la puerta a negociar una integración de Vox en su partido, ha asegurado que quiere que el PP sea la fuerza que lidere el "centro derecha en España". "Aspiro a liderar el centro derecha y después la refundación del centro derecha es necesaria", ha asegurado al ser preguntado por las palabras del expresidente del Gobierno José María Aznar, que ha asegurado que es necesaria la refundación del centro derecha porque tras la era de Rajoy al frente del PP el partido se ha "troceado en tres".

Casado ha abogado por "optimizar esfuerzos" entre Vox y el PP. "Es muy importante que para intentar liderar un espacio electoral uno no se mueva de sitio sino que aumente su espectro electoral. No es cuestión de moverse", ha asegurado sobre su giro a la derecha. "La grandeza del partido es conseguir la transversalidad que se necesita para tener mayorías de gobierno", ha zanjado. 

Respecto a Catalunya, el líder del PP ha equiparado la situación que viven los líderes de su formación hoy en día con el terrorismo de ETA en Euskadi. Un año después de la marcha que los partidos constitucionalistas celebraron en Barcelona como reacción al 1-O, Casado ha considerado que entonces "en Catalunya se vivió otro espíritu de Ermua". Según él en las calles catalanas "afortunadamente no hay terrorismo, pero hay violencia".  

"El PP vasco fue la columna vertebral del PP durante años. Simbolizaba la defensa de nuestros principios y valores. Hoy el PP catalán significa eso mismo", ha asegurado. Casado ha añadido que los hijos de los dirigentes conservadores "son señalados en sus escuelas" o que a Albiol "le mandaron una bala a su casa con sangre pintada", "Nos insultan, nos agreden y nos escrachean", ha insistido, porque, a su juicio, el PP es "la única fuerza que puede garantizar la libertad de Catalunya".

Etiquetas
Publicado el
8 de octubre de 2018 - 14:27 h

Descubre nuestras apps

stats