Mari Ángeles Fernández Ramil: la exasesora del Gobierno de Bachelet que caza “talento” para Ciudadanos

José Manuel Villegas, con el Comité Autonómico de Galicia. Marí Ángeles Fernández, a la derecha de la foto, de rojo.

Los partidos políticos españoles han empezado a emular a las consultoras encargadas de buscar expertos en materias concretas, bien para integrarse en los equipos que elaboran los programas electorales o bien como 'fichajes estrella' que den “prestigio” a las candidaturas con las que concurren a los comicios. En inglés se le llama headhunters; en español, cazatalentos.

Ciudadanos seleccionará a sus candidatos a cargos públicos como si fuera una empresa privada

Ciudadanos seleccionará a sus candidatos a cargos públicos como si fuera una empresa privada

María de los Ángeles Fernández Ramil se ajusta a ese perfil que buscan los partidos ahora en España. Es politóloga y desde hace algo más de un año es miembro del Comité Autonómico de Ciudadanos de Galicia y se ocupa de la secretaría de Programas y Acción Sectorial. Allí, el partido -como también en el resto de España- ha puesto a pleno rendimiento su maquinaria electoral para preparar las próximas citas electorales del 26 de mayo, aunque en Galicia las autonómicas no se celebrarán hasta 2020.

Su tarea consiste en la preparación de programas, para lo que se encarga de captar “talento” -una de las obsesiones de Albert Rivera-, y atraer a personas independientes que provengan de la sociedad civil para colaborar en el proyecto “liberal progresista que identifica a Ciudadanos”, según explica en conversación con eldiario.es.

“Buscamos perfiles de gente que esté pegada a la realidad, que se ponga los zapatos del ciudadano. Que sean expertos en sus áreas y quieran aportar sus conocimientos y dar sus puntos de vista desde una perspectiva técnica a todo lo que es la elaboración de propuestas y políticas públicas de nuestro proyecto”. “No queremos gente que esté metida en una burbuja”, advierte.

El primer círculo de captación son los propios afiliados y simpatizantes, cuyos perfiles se someten a escrutinio. El segundo, el reclutamiento de profesionales de fuera, “para lo que hay que estar con las antenas muy prendidas buscando expertos con currículum apropiados en distintas áreas en el desarrollo de nuestra comunidad: economía, empleo, emprendimiento, pesca, política rural -que es muy importante en Galicia-, forestal, educación, igualdad, turismo, cultura….”, desvela.

Nacida en Caracas pero de padres gallegos

Mari Ángeles nació en 1961 en Caracas (Venezuela) pero es hija de gallegos, de una familia que, como muchas otras, se vio forzada a salir de España en busca de mejores oportunidades. Su vida ha transcurrido entre tierras latinoamericanas y la de sus progenitores, que siente como suya. “Hice toda mi formación básica y secundaria en Galicia y mi formación universitaria está repartida entre Venezuela, Chile y España cursando mi doctorado en Procesos Políticos Contemporáneos en la Universidad de Santiago de Compostela (USC)”, explica.

Pero su experiencia profesional se ha desarrollado fuera, especialmente en Chile, en donde ha vivido 32 años e importantes etapas de su historia. “Como analista política, era asidua en las tertulias y mantengo una columna de opinión quincenal en el diario La Tercera. Como politóloga, fui la primera directora de la Escuela de Ciencia Política de la Universidad Diego Portales, dirigiendo casi ocho años el think tank que creó el ex presidente Ricardo Lagos, Fundación Chile 21”.

Una de las cosas de las que se siente más orgullosa es de haber sido la primera mujer en presidir la Asociación Chilena de Ciencia Política. Y también el haber trabajado como asesora en la Secretaría General de la Presidencia durante el segundo mandato de Michelle Bachelet, la primera mujer que accedía a ese cargo en Chile. “Mi compromiso con el avance de las mujeres me llevó a impulsar en Chile la Fundación Hay Mujeres, de la que soy presidenta”, añade.

Asentada de nuevo en la tierra de sus padres, Mari Ángeles está volcada, como el resto de sus compañeros de área de otras autonomías, en la formación de grupos de trabajo que hacen propuestas y luego terminan convirtiéndose en medidas para los programas electorales. Una de las exigencias es que sepan trabajar en equipo. “Aquí los llaneros solitarios no tienen futuro, a poco de llegar se dan cuenta de que este redil no es el suyo. Nos creemos mucho la idea de la economía colaborativa y lo aplicamos a la política”.

La importancia de los programas como “contratos”

Estos responsables de estas áreas dan una gran importancia a la elaboración de las medidas que conformarán los programas electorales porque, como explica la politóloga, tienen que servir como “contratos con los ciudadanos”, contratos que los partidos están obligados luego a defender y desarrollar, tanto si logran gobernar como si se quedan en los bancos de la oposición. “Eso forma parte de la pedagogía política, que la gente cuando vote luego diga: yo voté esto y se lo voy a reclamar al candidato. Por eso en nuestras páginas web tenemos siempre los programas, no lo escondemos como he visto en otros partidos”, señala.

La tarea de captación no siempre es fácil. “Mi trabajo es más duro de lo que parece porque cuando más necesitan los partidos de capacidad y talento, parece que los mejores preparados se alejan de la política al ver que cada día es más dura, más áspera, por el escrutinio a veces que se hace de ellos y que no suele ser por cosas relevantes”, lamenta Mari Ángeles, que explica que otra de sus obsesiones es atraer mujeres a sus equipos. “Yo estoy muy, muy atenta para que vengan mujeres, y tengo la antena prendida para que no todos sean expertos”, resalta, recordando con orgullo que cuando dejó la Fundación Ricardo Lagos en Chile “conseguimos ir en esa línea”.

Para que no haya confusión, Fernández Ramil precisa que esos expertos y expertas que ella capta y que colaboran de “forma altruista” con sus conocimientos en los programas del partido, “por lo general” y “salvo excepciones”, no saltan después a las listas electorales.

En unas recientes Jornadas Civium Galicia organizadas por Ciudadanos, hubo gente que aparece públicamente exponiendo sus ideas y reflexiones sobre el desarrollo de la comunidad autónoma. Entre ellas, el vicepresidente del Club Financiero Atlántico, Venancio Salcines, empresario y docente; Sandra Amézaga, Secretaria de Asociación Mulleres Ría de Arousa; o Roberto Blanco Valdés, Catedrático de Derecho Constitucional (USC) que participó a través de vídeoconferencia, porque esa es otra de las herramientas que utilizan mucho en su departamento.

“Para ese trabajo colaborativo es muy importante el uso intensivo de la tecnología”. “Nosotros hacemos muchas reuniones por skype, o por videoconferencias porque hay gente de fuera de Galicia que también está colaborando en la elaboración del programa autonómico”, explica la politóloga.

La experiencia de España Ciudadana

El propio Albert Rivera lleva meses sacando a escena en los mítines de España Ciudadana a muchas de esas personas que considera que dan lustre a las filas de su partido o cuyos conocimientos pueden ser valiosos para su proyecto político. El día de la presentación de la Plataforma ya hizo alarde de ello invitando a contar sus experiencias a gente “de la sociedad civil”. Por el escenario, además de la cantante Marta Sánchez, o los presentadores del evento, los periodistas Albert Castillon y Beatriz Pino, desfilaron la escritora Jimena Bañuelos, que ha superado un cáncer, o el investigador Eduardo López Collazo, de origen cubano, que expresó “su amor por la libertad” y por “España”.

En los demás actos siempre ha habido alguna sorpresa. Algunad de estas personas han terminado incluso formando parte del Gobierno de Andalucía, como el exseleccionador nacional de baloncesto Javier Imbroda, que abrió la lista por Malaga de Ciudadanos en las pasadas autonómicas. El pasado fin de semana, en Valencia, una de las invitadas al acto de la plataforma fue la asesora económica María Muñoz.

Hace unos meses, en Ciudadanos desvelaron que el departamento de Recursos Humanos iba a tener también una gran relevancia a la hora de seleccionar a los aspirantes a cargos públicos. Según explicó el numero dos de Rivera, José Manuel Villegas, la idea es, tal y como hacen en las empresas, dejar en manos de ese departamento la selección de los “mejores perfiles” en cada área y territorio.

De este modo, el partido de Rivera trata de evitar caer en “los mismos errores que los partidos de toda la vida”, muchos de cuyos cargos “han protagonizado casos de corrupción, nepotismo descarado y otros escándalos”, dijo Villegas.

según el diario El País

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats