Calviño, Iglesias y Ábalos cruzan propuestas para paliar los efectos de la crisis entre inquilinos vulnerables

El vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, conversa con los ministros de Transportes, José Luis Ábalos, y Trabajo, Yolanda Díaz, durante un Pleno del Congreso.

“El debate sigue abierto y no todas las propuestas son jurídica o económicamente viables”. La respuesta llega desde La Moncloa respecto a la sucesión de informaciones sobre posibles ayudas al alquiler con las que paliar los efectos de la crisis del coronavirus entre los más vulnerables. Se trabaja a contrarreloj, en todo caso, para que el próximo martes el Consejo de Ministros tenga sobre la mesa un texto con el que los inquilinos que no puedan hacer frente al pago de sus rentas tengan soluciones inmediatas.

Sánchez anuncia que movilizará 200.000 millones de euros para combatir el descalabro económico por el coronavirus

Sánchez anuncia que movilizará 200.000 millones de euros para combatir el descalabro económico por el coronavirus

En este momento, las Vicepresidencias Social y Económica y el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana –antes Fomento– son los que están volcados en la definición de la propuesta. Sobre la mesa hay, fundamentalmente, dos planteamientos. Uno, que cuenta con el respaldo de Nadia Calviño y José Luis Ábalos, consiste en adaptar el actual plan estatal de ayudas al alquiler que gestionan las Comunidades Autónomas, con posibles aplazamientos en el pago. Y otro, que parte del departamento de Pablo Iglesias, pasa por suspender el pago de las rentas a quienes se han visto afectados por la crisis económica derivada de la expansión del coronavirs, lo que incluye locales y oficinas de autónomos y pymes, con una compensación estatal para los arrendadores en función del número de inmuebles que tengan en el mercado.

Quedan aspectos importantes por concretar, incluido el coste total de las medidas. También la forma de identificar qué propietarios son particulares y cuáles grandes tenedores de vivienda. Esta semana se han producido reuniones a diferentes bandas para avanzar en la solución y que el Gobierno pueda aprobar su plan el próximo martes.

El debate es intenso y, aunque en principio no se incluyó en el primer decreto de medidas económicas ninguna ayuda para el alquiler, poco a poco se han ido venciendo las resistencias del Ministerio de Economía que dirige Nadia Calviño. La vicepresidencia de Pablo Iglesias considera que, a diferencia de las ayudas para las hipotecas suscritas con las entidades financieras, en los alquileres casi siempre hay detrás otros ciudadanos. Por eso, responden desde Unidas Podemos, se plantea que sea el Estado el que cubra los alquileres al 100% para quienes tienen uno o dos pisos en arrendamiento.

A Calviño ya le costó en su día dar el visto bueno a la moratoria de los créditos inmobiliarios. Entonces fueron los ministros de Unidas Podemos, y también algunos del PSOE, los que más presionaron para que se pusiera finalmente en marcha. En aquella ocasión además se intentó incluir ayudas en materia de alquiler, pero quedaron fuera. Ahora, las alternativas en este sentido son varias, pero no todas asumibles, tal y como han estimado los técnicos del Estado. De ahí el choque entre socios de la coalición de gobierno y entre los diferentes departamentos ministeriales.

La titular de Economía, guardiana de la ortodoxia económica, ha puesto peros a algunas medidas sugeridas por varios de sus compañeros por lo que supondrían en términos de gasto público y desviación de la senda de déficit. Su posición de fuerza en la Comisión Delegada de Asuntos Económicos le permite bloquear las iniciativas de los demás departamentos.

Fuentes gubernamentales aseguran a eldiario.es que en las últimas conversaciones entre departamentos la titular de Economía se ha mostrado más cerca de la propuesta de Transportes que de la planteada por Unidas Podemos, que tiene listo un plan con el articulado completo desde el pasado lunes. Aquel día era la única sobre la mesa, apuntan las mismas fuentes.

Aplazamiento Vs. exención

El principal escollo está en la figura general que ordenará la medida: el aplazamiento de los pagos o la exención de los mismos. José Luis Ábalos es partidario de adaptar el plan estatal de ayudas al alquiler que gestionan actualmente las CCAA paras las familias con rentas bajas y de implementar aplazamientos en los pagos con garantía del Estado, pero no de suspensiones generalizadas que puedan afectar a particulares y que serían de “muy dudoso encaje jurídico”, aseguran desde su Ministerio.

Desde Asuntos Sociales defienden la suspensión de los pagos, no un retraso o una moratoria, dirigido a quienes han perdido el trabajo, han visto reducida su jornada o están incluidos en alguno de los miles de expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) que se han puesto en marcha. El documento también contemplaría a autónomos y pymes que hayan sufrido una caída sustancial de sus ingresos, en este caso referido a locales y oficinas, según confirman a eldiario.es fuentes gubernamentales.

La propuesta que defiende Pablo Iglesias contempla una suspensión del pago del alquiler de dos meses, prorrogable hasta el mes siguiente a la finalización del estado de alarma. Además, los contratos que finalicen durante la vigencia del confinamiento serán prorrogados automáticamente 3 meses.

Los representantes de Unidas Podemos en el Gobierno plantean también una compensación para los arrendatarios como fórmula para vencer la reticencia de la parte del Ejecutivo que se opone a este plan. Una compensación que sería progresiva en función de la cantidad de inmuebles en propiedad que tenga el arrendador en el mercado de alquiler.

Según las fuentes consultadas por eldiario.es, la propuesta es gradual y pasa por compensar el 100% de la renta a quienes tengan hasta dos inmuebles en alquiler. En el otro extremo, los que posean más de 8 inmuebles recibirán un 5%.

El debate en el seno del Gobierno está siendo intenso, según todas las fuentes consultadas. El propio Ábalos dijo el pasado lunes que la intención del Ejecutivo era aprobar de forma inminente el paquete de ayudas. No llegaría al Consejo de Ministros del martes, dijo, pero sí “para el próximo”.

Ese “próximo” debía ser el extraordinario de este viernes. Pero todo indica que, como poco, será el martes 31 de marzo cuando se apruebe. El último día del mes, cuando se hacen efectivas la mayoría de las rentas por alquiler.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats