Jenaro García (Gowex) pagó 300 euros a su empleada doméstica para que ejerciera de testaferro

Registro policial de la sede de Gowex

El expresidente de Gowex Jenaro García reclutó a su empleada doméstica para que figurara como administradora de al menos tres empresas con las que simulaba contrataciones a la firma de Wifi gratis. Así lo declaró Guadalupe Esmeralda Figueroa este lunes ante el juez Santiago Pedraz, asegurando haber recibido 300 euros a cambio de estampar su firma en los documentos de creación de las empresas.

El auditor de Gowex no se enteró de la citación porque se relajaba del estrés en una clínica

El testimonio de la empleada del hogar señala a la mujer de García, María Florencia Maté, y al director contable, Francisco Martínez Marugán. De la primera dijo que fue la persona que le hizo el ofrecimiento, y a Martínez Marugán lo señaló cómo quien le acompañó a los bancos a firmar las citadas escrituras.

Jenaro García reconoció en sede judicial el sistema de facturación falsa de la compañía a través de sociedades pantalla que contrataban con Gowex pero que, en realidad, le pertenecían a él. La estrategia de García pasa por exculpar a su esposa y colaboradores y atribuirse en exclusiva el fraude.

La esposa de García está imputada, pero aún no ha declarado al alegar que estaba en Costa Rica, su país de origen, desde antes de que intentaran entregarle la citación. Comparecerá ante el juez el próximo lunes.

La asistenta declaró esta mañana junto a otros tres presuntos testaferros. Estaba citado uno más, Juan Cañamero González, quien no acudió por encontrarse desde hace más de un año fuera de España. Antonio Salmerón declaró que conocía a Martínez Marugán y que en el pasado habían montado empresas juntos. Sin embargo, estas quedaron sin actividad, explicó, y cuando ha estallado el escándalo de Gowex ha conocido que estaban siendo dedicadas a otros fines.

Como los otros dos presuntos testaferros, Javier Martín Vaquero señaló a Martínez Marugán. Al director financiero de Gowex lo conocía de la facultad. Llevaban años sin verse y coincidieron un día en El Corte Inglés, según dijo en su declaración de hoy. Al tiempo, Martínez Marugán le telefoneó y le contó que estaba poniendo en marcha Gowex junto a García Martín, y le ofreció trabajo.

Según el relato de Martín Vaquero, García y Marugán le montaron un despacho y le hicieron firmar diez escrituras de empresas, aunque él solo trabajaba para una de ellas. Después de estar dedicado a hacer fotocopias durante tres meses, Martín Vaquero decidió dejar el trabajo porque no cobraba.

Martínez Marugán quedó en libertad bajo fianza de 50.000 euros. Ante Pedraz reconoció la contabilidad b de Gowex y explicó su participación se explica en el fuerte carácter de Jenaro García, que le obligó a ello, según declaró.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats