Yolanda Díaz afirma que Unidas Podemos tiene “posición propia” y no presentará enmiendas sobre la malversación

La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz.

Unidas Podemos no tiene previsto presentar enmiendas sobre malversación. Así lo ha anunciado este jueves en Bruselas la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, a su llegada al consejo de ministros de Trabajo (EPSCO). “Unidas Podemos tiene posición propia. Mañana conocerán las enmiendas que vamos a formular y desde luego, si les digo con rotundidad que Unidas Podemos no está presentando enmiendas que tengan que ver con la malversación”, ha dicho Díaz.

“Lo que estamos haciendo es, como llevamos haciendo desde hace muchos meses, trabajar por un país con más derechos, más avanzado democráticamente y desde luego ahí nos van a encontrar y ahí verán que son cuales son las enmiendas que formulamos”, ha añadido la vicepresidenta.

Y ha concluido: “Soy clara. Unidas Podemos no formula enmiendas con un tipo penal conocido como malversación”.

Las palabras de Díaz llegan al tiempo que la reforma planteada por Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) para cambiar el delito de malversación de caudales públicos establece que las condenas más altas sean para los que se beneficien personalmente del delito y fija penas más bajas para quienes no lo hagan.

La nueva redacción que plantea el partido independentista prevé condenas de hasta ocho años de cárcel para los casos más graves, en los que exista “ánimo de lucro”, y de hasta cuatro años de prisión a quien distraiga fondos públicos pero sin estar destinados al beneficio propio.

Es lo que técnicamente se define como una “administración desleal” de dinero público al dedicar recursos colectivos a fines inapropiados. Hasta la entrada en vigor de esa reforma, la malversación requería que hubiera “desviación” o “sustracción” de fondos públicos. Las condenas por este tipo penal pueden ser de hasta diez años de cárcel. 

Desde el Gobierno se pide prudencia hasta conocer el detalle de la reforma planteada por ERC, a pesar de que Pedro Sánchez allanó el camino a hacer cambios en el delito de malversación siempre y cuando no afectara a los delitos relacionados con la corrupción. En esa misma línea se ha pronunciado este jueves el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska al asegurar que “no va a haber relajación en la lucha contra la corrupción”.

A su llegada a Bruselas para participar en una reunión de ministros del ramo, Marlaska ha dicho que hay que “esperar” a conocer las enmiendas y ha evitado fijar un posicionamiento sobre lo que harán los socialistas en la tramitación parlamentaria. Marlaska ha defendido que es una “seña de identidad” del Gobierno y del PSOE la lucha contra la corrupción y que, por tanto, los cambios no afectarán a ese tipo de delitos.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats