Sobre este blog

No nos gusta la palabra "discapacitado". Preferimos retrón, que recuerda a retarded en inglés, o a "retroceder". La elegimos para hacer énfasis en que nos importa más que nos den lo que nos deben que el nombre con el que nos llamen.

Las noticias sobre retrones no deberían hablar de enfermitos y de rampas, sino de la miseria y la reclusión. Nuria del Saz y Mariano Cuesta, dos retrones con suerte, intentaremos decir las cosas como son, con humor y vigilando los tabúes. Si quieres escribirnos: retronesyhombres@gmail.com

Excluidos del radar

Alumnos ciegos que siguen un programa de la ONCE

5

Dice este tuit:

Soy una ingenua. Llevaba unos días queriéndome descargar la aplicación Radar COVID, la app oficial española para darle esquinazo al coronavirus, y… otra vez, la primera en la frente. Por ilusa.

El primer obstáculo lo he encontrado al descargarla para proceder a su instalación. No he podido aún, porque lo primero que me pide la APP es que actualice el sistema operativo del teléfono. Vaya por Dios… Como todo el mundo sabe, con cada actualización, corremos el riesgo de que nuestro teléfono deje de funcionar como hasta ahora. No soy tan osada. No tengo ese tipo de espíritu aventurero. Mi teléfono es cosa seria. El Smartphone se me puede quedar lento ya para toda la vida. Toda la vida que dure el teléfono antes de su hora final debido a la tiranía tecnológica de la obsolescencia programada.

Antes de progresar en la instalación, lo he dejado estar, hasta consultar con el tiflomundo, a ver qué cuentan por ahí, donde hay amigos ciegos más expertos que yo, de espíritus más arriesgados que el mío, que me aseguren que no se me va a enlentecer el dispositivo. Solo así me atrevería a la siguiente actualización y posterior descarga.

Entro un rato a leer en Twitter y descubro, oh, ilusa de mí, un hilo de amigos ciegos, que ya han vivido en carne propia la descarga y instalación frustrada de la app  Radar COVID. Leo que advierten de su falta de accesibilidad para las personas ciegas. Lamentable, dicen ellos. Increíble, pienso yo en mi obstinada ingenuidad. ¿Cómo una aplicación semejante puede no ser accesible para las personas ciegas? Pues así es, estimados lectores. Advierten mis tifloamigos que ni siquiera permite aceptar la política de privacidad. Excluidos del radar COVID todos los ciegos españoles. No salgo de mi perplejidad.

Si para una persona ciega ya era difícil protegerse del virus manteniendo la famosa distancia social, por razones evidentes -también invidentes, en este caso-, ahora resulta que tampoco podremos saber si hemos estado expuestos al contacto de algún positivo. Una vez más, y sirviendo de precedente, quedamos fuera del foco. No incluidos en un mundo que sobre el papel es superinclusivo.

Sobre este blog

No nos gusta la palabra "discapacitado". Preferimos retrón, que recuerda a retarded en inglés, o a "retroceder". La elegimos para hacer énfasis en que nos importa más que nos den lo que nos deben que el nombre con el que nos llamen.

Las noticias sobre retrones no deberían hablar de enfermitos y de rampas, sino de la miseria y la reclusión. Nuria del Saz y Mariano Cuesta, dos retrones con suerte, intentaremos decir las cosas como son, con humor y vigilando los tabúes. Si quieres escribirnos: retronesyhombres@gmail.com

    Autores

Etiquetas
Publicado el
4 de septiembre de 2020 - 23:45 h

Descubre nuestras apps

stats