La portada de mañana
Acceder
España puede vacunar a todos los mayores de 60 en mayo si llegan las dosis
Entrevista - Illa: "Lo normal sería que Aragonès diese un paso al lado"
Opinión - El enemigo entra por la pantalla, por Rosa María Artal

Madrid pretende que el Gobierno financie sus menús de Telepizza y el Ministerio le pide un proyecto más "saludable"

Un niño come un trozo de pizza del menú infantil de Telepizza mientras ve la televisión en su casa

El Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 ha enviado un requerimiento a la Comunidad de Madrid por los menús de Telepizza, Rodilla y Viena Capellanes que reparte a los niños y niñas más vulnerables de la región. Según ha adelantado la Cadena Ser y ha confirmado eldiario.es, solicita a través de un correo electrónico a la Consejería de Educación que "revise el proyecto y justifique si es saludable y equilibrado", explican fuentes del ministerio, o "envíe un proyecto diferente" para que se financie con el fondo extraordinario de 25 millones aprobado por el Gobierno el 12 de marzo contra la pobreza infantil.

Lo hace en el marco del proceso de revisión de los planes remitidos por las comunidades para que sean sufragados a cargo de este crédito extraordinario, dirigido expresamente a garantizar la alimentación infantil ante el cierre de los colegios. Estos proyectos deben ser aprobados de mutuo acuerdo entre el Gobierno y las autonomías, pero el ministerio entiende que la opción elegida por la Comunidad de Madrid, a la que le corresponden 2,5 millones de euros, "no es la más adecuada".

Fuentes del Ejecutivo regional confirman a eldiario.es que la Consejería de Educación tramitó la solicitud de las ayudas. Según explican estas mismas fuentes, de los 2,5 millones que le corresponden, en torno a un millón iba a ir a parar a Educación para financiar estos menús por los que paga 5 euros por cada uno. El resto de las ayudas serían para los ayuntamientos. El Ministerio, sin embargo, no ha aprobado el proyecto de los menús infantiles a los menores más vulnerables, reconocen. 

Un proyecto polémico

Tras el cierre de los comedores escolares, el Ejecutivo autonómico puso en marcha este acuerdo con Telepizza y Rodilla, al que se unió luego Viena Capellanes, para dar de comer a los niños y niñas de familias que perciben la Renta Mínima de Inserción (RMI) y por eso tienen un precio reducido en el comedor. El proyecto está pensado para 11.500, pero, según datos de la CAM, la media de menús diaria es de 4.000 entre Telepizza y Rodilla y 650 de Viena Capellanes, que da cobertura a zonas en las que no hay locales de estas empresas.

Según se especifica en el acuerdo al que llegó el Consejo Interterritorial de Servicios Sociales, el crédito extraordinario con el que pretende la Comunidad de Madrid financiar el proyecto está "destinado a ayudas que garanticen el derecho básico de alimentación de niños y niñas en situación de vulnerabilidad", especialmente afectadas por el fin de la actividad de los comedores de los centros educativos.

Desde el principio de la crisis sanitaria, estos menores se alimentan en Madrid fundamentalmente de pizzas, refrescos, sandwiches o hamburguesas de lunes a viernes, a pesar de las advertencias de los nutricionistas y la oposición de las familias, que reclaman menús más saludables para sus hijos e hijas. Hay que tener en cuenta que muchas apenas pueden permitirse seguir una dieta equilibrada debido a las dificultades económicas que atraviesan y el comedor era la forma de cubrir todos los nutrientes.

Las quejas se han producido desde el principio, pero la polémica repuntó con la defensa que hizo la presidenta de la comunidad, Isabel Díaz Ayuso, de los menús, a los que se refirió asegurando "juraría que a la mayoría le encantan" y "que le den un niño a una pizza no creo que sea un problema". Recientemente, el Ejecutivo regional ha anunciado que mantendrá los cuestionados menús.

Etiquetas
Publicado el
5 de mayo de 2020 - 16:54 h

Descubre nuestras apps

stats