La portada de mañana
Acceder
La Palma, una isla oceánica que creció a fuerza de erupciones
El Tribunal Supremo aborda los mayores fraudes de ERTE durante la pandemia
Chueca responde al odio contra el colectivo LGTBI: "Nunca había visto esta provocación"

Un hospital público de Madrid contrató a una consultora que había fichado a una ex alto cargo de Sanidad

El hospital Puerta de Hierro.

El hospital público Puerta de Hierro contrató, a través de su fundación para la Investigación Biomédica, a la consultora a la que fue a parar un alto cargo de la Consejería de Sanidad madrileña como fue la ex directora general hasta 2011 Elena de Mingo. La fundación pagó 19.800 euros a Antartes Consulting, según la auditoría oficial del ejercicio de 2015.

Los gastos forman parte de una "proyecto-cuenta" con el se abonan "gastos propios del hospital", explican los interventores. Esta manera de pagar es irregular a juicio de la auditoría: "Se realizan al margen de las normas jurídicas". En 2015 ese proyecto-cuenta utilizó 212.000 euros en diferentes partidas. Entre ellas la de la consultora en concepto de "plan de desarrollo Oncología y Cardiología".

Antares Consulting fichó a la ex directora general en mayo de 2012. De Mingo pasó casi directamente de firmar documentos oficiales de la Consejería al equipo de Antares. De 2004 a 2008 fue la encargada de la Red Sanitaria Única y desde entonces hasta su salida en julio de 2011 estuvo al frente de la Planificación, Infraestructuras y Equipamientos. 

La empresa se dedica a la "consultoría en estrategia, gestión y tecnología en el ámbito de la salud, ciencias de la vida y servicios sociales y socio sanitarios" y contrató a la ex alto cargo por su "dilatada carrera" en el ámbito sanitario, contó en su momento.

Ademas, Antares Consulting, según contaba en el Parlamento regional la diputada de Podemos, Mónica García, también ha sido la encargada de redactar el informe que utilizó la Consejería de Sanidad para justificar la conversión (al final abortada) del hospital público de Móstoles en un centro de pacientes crónicos: 135 camas de enfermos agudos pasarían a esta nueva misión mientras el hospital Rey Juan Carlos de gestión privatizada mantenía su carácter intacto.

Los interventores se muestran muy críticos con la relación entre la fundación de investigación y el hospital publico Puerta de Hierro. "No existe cobertura legal que ampare la existencia de este proyecto-cuenta interna entre la Fundación y el hospital como medio de hacer efectivas las compensaciones por costes directos de los ensayos clínicos y la realización de gastos del hospital", explican.

Y luego hacen una recopilación de gastos que se han achacado a ese proyecto de gastos "propios del hospital" como "gastos de Reyes, cocktail, mobiliario, Manual de Bienvenida al hospital, mesas de quirófano, cocktail de despedida promoción de alumnos de medicina y enfermería o gastos de obras de adecuación del Área de Digestivo".

Etiquetas
Publicado el
5 de junio de 2017 - 23:18 h

Descubre nuestras apps