Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
ENCUESTA | El PP agota el impulso de la amnistía y cae su ventaja sobre el PSOE
El Gobierno de Ayuso reclama 400.000 euros a familiares de fallecidos en residencias
OPINIÓN | Si el Supremo lo imputa, el fiscal general debería recordar a Oltra

Facebook e Instagram, 'hackeadas': dos clics para que no entrenen su inteligencia artificial con tus publicaciones

Una persona con su teléfono

Carlos del Castillo

15

Meta dio un ultimátum a los usuarios de Facebook e Instagram en mayo. Anunció que todos aquellos que no estén de acuerdo con el uso de sus datos para entrenar a su inteligencia artificial deberán notificárselo antes del 26 de junio. Si no, considerará que han dado su acuerdo tácito para que se utilicen sus fotografías y comentarios personales. ¿El problema? Que “Meta ha dispuesto un procedimiento deliberadamente farragoso, largo y costoso para que puedas oponerte a esos tratamientos”, denuncia el colectivo de abogados expertos en privacidad Citizen8.

No son los únicos. Múltiples usuarios llevan semanas denunciando que todo el proceso es en sí mismo un patrón oscuro, como se denomina a esos trucos de diseño con el que las plataformas guían la navegación de los usuarios hacia las opciones que más les interesan. O desincentivan aquellas que no quieren que ejerzan.

En este caso, Meta ha colocado el formulario para oponerse al entrenamiento de su IA con datos personales en un enlace escondido al fondo de las aplicaciones de Facebook e Instagram. Solo se puede acceder a él recorriendo cinco menús de opciones.

Pero la ruta no acaba al llegar a la solicitud. La compañía no permite oponerse con un solo clic, sino que pide al usuario que rellene un campo de texto obligatorio y otro opcional. En ellos debe exponer cómo le “afecta el tratamiento de estos datos” y “cualquier información adicional” sobre por qué no quiere que la IA se entrene con sus fotos y comentarios personales, a pesar de que las leyes europeas reconocen a los ciudadanos el derecho a oponerse a que sus datos se usen para fines que no desean sin tener que dar explicaciones.

Meta además exige a los usuarios hacerlo dos veces en caso de que estén registrados tanto en Instagram como en Facebook. No vale con el envío de un solo formulario.

El colectivo Citizen8 ha publicado este jueves un método para saltarse todo ese procedimiento “en dos clics”. “En realidad, puedes oponerte enviando un correo electrónico a cualquiera de sus direcciones de contacto. La interpretación de las autoridades de Bruselas así lo avala”, asevera Jorge García Herrero, abogado especialista en privacidad miembro de Citizen8 premiado por la Agencia Española de Protección de Datos: “Tardarás literalmente cinco segundos en hacerlo”.

Un programa automático

El método consiste en un pequeño programa que abre automáticamente el email del usuario con un correo listo para enviar. En el cuerpo del mensaje aparecerá un texto jurídico preparado por Citizen8 en el que se solicita a Meta que se abstenga de utilizar la información del usuario para entrenar a su IA. En la lista de destinatarios habrá una dirección oficial de Facebook o de Instagram (dependiendo de la opción elegida) con copia a eGarante.

eGarante es un servicio que certifica el envío del correo y manda una copia en PDF al usuario. “Da fe de que has remitido tu oposición en tiempo y forma, y puede ser útil para denunciar o reclamar daños y perjuicios a Meta si no atiende el ejercicio de tu derecho”, avanza Herrero.

Todo esto se genera con un solo clic. El segundo clic es el de enviar el correo generado automáticamente. “Asegúrate de que el correo se envíe desde la dirección de correo electrónico con la que estés registrado en Facebook o Instagram. Si tu programa genera el correo desde otra dirección, quizá tengas que copiar y pegar los destinatarios y textos donde sea necesario para que el correo sea remitido desde tu dirección correcta”, avisan desde Citizen8.

En caso de que el programa no prepare automáticamente el correo, basta con copiar el texto (incluido al final de esta información) y enviarlo a alguna dirección oficial de Facebook o Instagram (support@fb.com o support@instagram.com, por ejemplo) con copia opcional a eGarante.

Denuncia a Meta en España y otros 10 países

El ultimátum de Meta a los usuarios respecto a su inteligencia artificial ya ha provocado las primeras denuncias. Este mismo jueves la ONG proprivacidad Noyb ha presentando una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos y otras diez autoridades europeas por los métodos que ha utilizado la corporación de redes en el proceso.

“En los últimos días, Meta ha informado a millones de europeos de que su política de privacidad vuelve a cambiar” expone la organización: “A diferencia de la ya problemática situación de las empresas que utilizan ciertos datos (públicos) para entrenar un sistema específico de IA (por ejemplo, un chatbot), la nueva política de privacidad de Meta básicamente dice que la empresa quiere tomar todos los datos públicos y no públicos de los usuarios que ha recopilado desde 2007 y utilizarlos para cualquier tipo indefinido de 'tecnología de inteligencia artificial' actual y futura”.

Noyb critica por ejemplo que Meta no haya utilizado el procedimiento contrario para recabar el consentimiento de los usuarios (haciendo que tengan que aprobar voluntariamente este uso) en vez de considerar suficiente la ausencia de una negación. Algo que hace que todos los usuarios inactivos que no hayan eliminado sus cuentas no tengan “posibilidad real” de enterarse a tiempo del proceso de objeción.

Aquellos que no tienen perfil pero aparecen en fotografías subidas por sus familiares y amigos tampoco tienen opción a oponerse al tratamiento con el método que ha empleado Meta, recuerda la organización.

“El término 'tecnología de IA' es extremadamente amplio”, protesta Max Schrems, el abogado fundador de Noyb y responsable de las dos caídas del acuerdo de intercambio de datos personales entre la UE y EEUU con sus denuncias a Facebook. “Meta no dice para qué utilizará los datos, por lo que podría tratarse de un simple chatbot, de publicidad personalizada extremadamente agresiva o incluso de un dron asesino. Meta también afirma que los datos de los usuarios pueden ponerse a disposición de cualquier 'tercero', es decir, de cualquier persona del mundo”, alega.

Respuesta de Meta

Contactadas por elDiario.es, fuentes oficiales de Meta han recordado lo expresado por la compañía sobre el cambio de políticas: “Este enfoque es coherente con la forma en que otras empresas tecnológicas están desarrollando y mejorando sus experiencias de IA en Europa”. No se han posicionado sobre las críticas de usuarios y expertos por lo “farragoso” del proceso.

Desde el gigante estadounidense recuerdan a su vez que la autoridad de protección de datos irlandesa ha supervisado el proceso de elaboración de este “enfoque”. Se trata del regulador competente para multar a Meta en la UE ya que su sede europea se encuentra en Dublín. Sin embargo, Irlanda ha sido habitualmente criticada por su permisividad con las tecnológicas que se establecen en su territorio y la Comisión Europea está analizando cambios legislativos para eliminar su papel protagonista.

El texto legal contra el entrenamiento de la IA

Esta es la comunicación tipo que los especialistas de Citizen8 consideran “jurídicamente suficiente” para oponerse al entrenamiento de la IA por parte de Meta. “Si no sientes como tuyo alguno de los motivos enumerados, o no los entiendes, bórralo. En rigor y para oponerte, es suficiente con que dejes los dos primeros párrafos”, aclaran:

Estimados señores de Meta:

Se me ha comunicado que, de no ejercer mi derecho de oposición, Meta tratará mis datos personales para el entrenamiento de sus modelos de inteligencia artificial. Los datos tratados serían “la información que compartiste en los productos y servicios de Meta. Por ejemplo, publicaciones o fotos con sus descripciones”). La finalidad del tratamiento es la de “entrenar nuestros modelos de IA” y “desarrollar y mejorar la IA de Meta”.

Pues bien, de acuerdo con el art. 21 del Reglamento General de Protección de Datos, les notifico por la presente el ejercicio formal de mi derecho de oposición a tales tratamientos de mis datos personales, por motivos relacionados con mi situación particular.

Estos motivos son los siguientes:

  • Cuando decidí compartir mis contenidos y mi información (que incluyen datos personales propios y de terceros y que pueden incluir tanto contenidos sujetos a mis derechos de propiedad intelectual, como contenido relativo a niños) en modo alguno podía imaginar que acabarían siendo utilizados para entrenar modelos de inteligencia artificial.

Resulta obvio, pues, que dicho tratamiento excede mis expectativas razonables sobre el tratamiento de mis datos y que, en consecuencia, dicho tratamiento, de ser aceptado por mi parte (cosa a la que me estoy negando) sólo podría comprender mis datos futuros y en ningún caso mis contenidos de fecha anterior a su comunicación.

  • Las IAs que Meta entrena pueden tener múltiples finalidades, positivas y negativas.

La información suministrada por Meta no me permite tener la certeza de que los modelos de IA así entrenados no serán utilizados para finalidades incompatibles con mis principios y valores éticos y morales, ni si van a tener algún tipo de impacto negativo sobre mi persona. Tampoco se me ha informado de las aplicaciones o funcionalidades finales -comerciales o no- de los modelos que Meta entrenará.

En consecuencia, no tengo información suficiente como para decidir si el tratamiento y su finalidad son aceptables para mí. Parece adecuado asumir lo contrario, teniendo en cuenta las numerosas ocasiones en las que Meta ha incumplido sus obligaciones legales en el pasado.

Es inaceptable pensar que mis datos personales pueden contribuir al próximo escándalo protagonizado por Meta.

  • Esta plataforma tiene una relación contractual directa conmigo: nada impide, y de hecho sería lo más adecuado -tanto desde el punto de vista legal como de la calidad del servicio-, que se me solicitara directamente mi consentimiento a este tratamiento de mis datos.

En resumen, esta iniciativa, tal como está planteada, parece un nuevo intento de abuso de mis derechos por parte de esta plataforma.

De acuerdo con lo anterior, les notifico el ejercicio de mi derecho a su dirección de email de soporte (ya que ni siquiera ofrecen una dirección de email dedicada para temas de privacidad, sólo un complicado procedimiento de oposición en su web, lleno de elementos de fricción).

Y lo hago al amparo de lo dispuesto por el EDPB en sus Directrices 1/2022 (apartado 53 y la concordante nota a pie de página 28). Les ruego que realicen sus mejores esfuerzos para asegurarse de que esta notificación llegue al departamento adecuado de Meta para que mi derecho sea puntualmente satisfecho.

Les recuerdo que la normativa les obliga a notificarme por escrito en el plazo de un mes desde la fecha de esta notificación o bien (i) la confirmación de haber extraído mis datos personales de los data sets de entrenamiento de sus IAs o bien (ii) la confirmación de no haberlo hecho (y en este caso, cumplida justificación).

Reciban un cordial saludo.

La ruta de Meta para oponerse al entrenamiento

Para utilizar el formulario establecido por Meta para oponerse al tratamiento hay que navegar por los siguientes menús:

  • En Facebook: localizar pestaña Menú (en la parte inferior derecha). Después navegar por Configuración y privacidad, luego a Configuración, después Política de privacidad. El formulario está en el enlace derecho a oponerte.
  • En Instagram: localizar el apartado Perfil (en la parte inferior derecha) y después, pulsar el botón formado por tres rayas en la parte superior derecha. En el menú que aparece a continuación seleccionar Información, después Política de privacidad. El formulario está en el enlace derecho a oponerte.
Etiquetas
stats