eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Expertos advierten del peligro del 'princesismo' en la violencia de género

La investigadora Belén Zurbano recalca que ya no valen sólo "campañas de mujeres con el ojo morado porque los jóvenes no se sienten identificados".

La psicológa Laura Ocaña advierte también de que muchas veces los padres no lo detectan porque están ajenos a las TIC debido a una "brecha decisional".

- PUBLICIDAD -
El IV Congreso Anual para el Estudio de la Violencia contra las Mujeres se ha centrado este año en las TIC.

El IV Congreso Anual para el Estudio de la Violencia contra las Mujeres se ha centrado este año en las TIC.

¿Te pide que señales tu ubicación en el móvil para confirmar que estás donde dices que estás? ¿Te pregunta a quién enviaste un whatsapp a las cuatro de la mañana? ¿Te exige que actuales tu estado en Facebook y pongas que tienes una relación con él? Estos comportamientos forman parte de una "relación tóxica", según los expertos reunidos el IV Congreso Anual de Violencia contra las Mujeres, que han advertido de la proliferación de roles machistas entre los adolescentes y las graves consecuencias que esto puede tener.

"La violencia de género hoy no es la de la mujer con el ojo morado abrazada a su hijo que vemos en las campañas que hacen las instituciones, y quizá ahí esté uno de los problemas, porque las víctimas más jóvenes no se identifican con eso", ha subrayado Belén Zurbano, investigadora de la Universidad de Sevilla durante su intervención en el congreso, clausurado este martes en Sevilla con la asistencia de más de 500 expertos.

La experta ha llamado la atención también sobre el imaginario colectivo que se construye a través del discurso de los medios de comunicación. Ha reconocido el avance gracias a los códigos deontológicos, más de 30 publicados entre 1999 y 2011, pero cree que es necesario seguir trabajando para acabar con esta lacra. "Se ha conseguido que deje de tratarse como un suceso, pero todavía hay mucho por hacer", ha subrayado, como por ejemplo normalizar la referencia siempre al número de atención 016 o incluir una mayor presencia de expertos, y de hombres, a la hora de abordar estos temas, en lugar de caer en el amarillismo de mostrar una fotografía de la víctima o contar las puñaladas que recibió. "¿Es que acaso los hombres no tienen nada que decir en un problema social como este?", se ha preguntado.

Los peligros del princesismo

Roles machistas alimentados por cuentos -o películas- de princesas desde la más tierna infancia van abonando con el tiempo un terreno que puede resultar muy peligroso. Chica que quiere agradar y ser protegida por el chico fuerte e incluso agresivo y celoso -porque si no, no te quiere- son modelos todavía presentes entre los más jóvenes.

"Pocas veces se preguntan los padres, ante el cambio de comportamiento de una adolescente de 13 años, por su actividad online", ha indicado, por su parte, la psicóloga en el Servicio de Atención Psicológica a Hijas e Hijos de Mujeres Víctimas de Violencia de Género, Laura Ocaña. La trabajadora de este programa subvencionado por e l Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), ha advertido así de la violencia de género que se desarrolla a través de las redes sociales, que muchas veces pasa desapercibida por los padres debido a la brecha digital. "O incluso a la brecha decisional", ha citado, en referencia al desinterés de los no nativos digitales por estos sistemas de comunicación, "lo que suele ser habitualmente por miedo o por desinterés". Por su experiencia, "los menores saben manejar muy bien las redes sociales, por ejemplo para bloquear perfectamente a sus padres, pero no así su privacidad, ni tampoco hacer frente a problemas que en este sentido les puedan surgir", ha remarcado.

Y es que precisamente este año el congreso ha versado sobre El impacto de las TIC en la violencia contra las mujeres. De este modo, entre los ponentes de este martes ha estado también Jorge Coronado, confundador de la consultoría de seguridad informática Quantika 14. Ha hablado de numerosos casos de jóvenes que recurren a sus servicios tras haber sido víctimas de prácticas como el sexting (difusión de imágenes de contenido erótico o pornográfico a través telefonía móvil o internet para provocar o estimular a otros) o el grooming (estrategias que emplea un adulto para ganarse la confianza de un menor a través de internet con el objetivo de obtener concesiones de tipo sexual). "¿En serio puede uno creerse que por tener una contraseña en el móvil está protegiendo su intimidad? Pero si es muy fácil de averiguar: basta con mirar la grasita que dejan los dedos?", ha apuntado.

"Se están implementando los roles machistas en internet", ha aseverado. En gran parte debido a que la privacidad está muy expuesta. "Las redes sociales permiten localizarnos cada vez que actualizamos el móvil, ¿nos hemos parado a pensar qué supone esto para una posible víctima: el hecho de que su maltratador sepa exactamente dónde está?", ha alertado. En este sentido, este experto en protección de datos, ha dado algunos consejos, especialmente para los más jóvenes, para protegerse: cambiar la contraseña del router que viene por defecto, guardar las pruebas (con capturas de pantalla), no acceder a chantajes y dejar constancia de que si el ciberacoso persiste se va a denunciar.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha