eldiario.es

Menú

El pleno de Barcelona da el primer paso hacia la municipalización de la gestión del agua

Colau obtiene por primera vez el aval de la mayoría de los concejales para comenzar un largo proceso que pretende dejar el 100% del servicio del agua en manos públicas

Las dos proposiciones favorables a la municipalización, de Barcelona en Comú y de la CUP, han sido aprobadas 

- PUBLICIDAD -
Ada Colau en el seu primer ple municipal com a alcaldessa de Barcelona / Ajuntament de Barcelona

Ada Colau en un pleno municipal de Barcelona Ajuntament de Barcelona

Barcelona pone la primera piedra en el largo camino hacia la municipalización total de la gestión del agua. El apoyo mayoritario a la gestión pública ha cuajado este viernes en el pleno de Barcelona, con los votos favorables de Barcelona en Comú, ERC, PSC y CUP a una proposición en este sentido presentada por el principal partido del gobierno. Los anticapitalistas habían presentado otra, que también ha sido aprobada pero de la que se ha descolgado el PSC.

Con esta mayoría, Colau obtiene por primera vez luz verde a uno de los puntos más ambiciosos contenidos en su programa electoral. Los dos textos aprobados, aunque con matices entre sí, reclaman la recuperación total de la gestión del servicio del agua para las entidades municipales. Esto supondría quitársela de las manos a la sociedad mixta que ahora controla la distribución en los 23 municipios del Área Metropolitana de Barcelona (AMB), empresa participada por la entidad supramunicipal pero en la que es mayoritaria Agbar.

La aprobación de ambos textos respalda al equipo de gobierno de Colau para dar pasos hacia la desaparición del modelo público-privado, una voluntad que Barcelona en Comú llevaba en el programa pero en la que hasta ahora no había avanzado. El ejecutivo municipal abrirá ahora una línea de trabajo para estudiar la mejor forma de recuperar la gestión del servicio, para lo que encargará informes técnicos desde el propio consistorio. 

Desde Barcelona en Comú, el concejal de Agua y Energía, Eloi Badia, ha defendido su propuesta apelando a la mejora del servicio y la rebaja en las tarifas, que consideran que pueden ser de un 10%. El gobierno pone como ejemplo frecuente las municipalizaciones del agua llevadas a cabo en ciudades como París o Berlín, que consiguieron rebajas sustanciales cuando consiguieron la gestión total del servicio.

Quien este viernes ha opuesto más resistencia a los planes municipalizadores ha sido CiU, único grupo que se ha opuesto a las dos proposiciones. Para los nacionalistas, las proposiciones presentadas son "solo gesticulación" al no ser vinculantes, ha explicado la concejala Francina Vila, quien también ha cargado en contra del plan por no tener en cuenta al resto de municipios del Área Metropolitana.

El marco de actuación de esta medida, AMB o Barcelona, ha sido precisamente una de las controversias que han acompañado a la idea de municipalizar el agua desde hace meses. Según algunas voces, cercanas a Agbar, la competencia en esta materia la tendría el AMB, mientras que para otros son los ayuntamientos quienes la recuperarían una vez acabado el convenio para la concesión del servicio a la empresa mixta. Un informe encargado por el ayuntamiento daba el mes pasado la razón a los segundos.

La empresa mixta que hoy provee el agua del Área Metropolitana se formó en 2012, gracias a un acuerdo entre CiU y PSC que otorgó el control a la privada Agbar, con un 75% de las participaciones. Varias empresas de la competencia recurrieron alegando que se había hecho la concesión sin concurso. El TSJC anuló la sociedad en una sentencia no firme, y el caso continúa en los juzgados. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha