eldiario.es

Los padres de Nadia, investigados por explotación sexual de la menor tras declarar ante el juez

La causa se suma a la investigación abierta por el presunto delito de estafa con las donaciones

- PUBLICIDAD -
Los padres de Nadia llegan al juzgado en medio de una gran expectación

Los padres de Nadia llegan al juzgado en medio de una gran expectación EFE

El juez que investiga la supuesta estafa en los donativos para el tratamiento de Nadia ha interrogado este viernes a los padres de la menor por las fotografías de contenido sexual en las que aparece su hija. Tras su comparecencia, Margarita Garau y Fernando Blanco han salido del juzgado investigados –antiguos imputados–  en un nuevo procedimiento por los presuntos delitos de exhibicionismo, provocación sexual y explotación sexual de la menor.

La madre de la menor, Margarita Garau, ha sido la primera en comparecer ante el juez de La Seu d'Urgell (Lleida), a las 10.00 horas de la mañana, y posteriormente ha sido el turno del padre, que desde el pasado 9 de diciembre se encuentra en prisión provisional por un delito de estafa grave. El magistrado ha mantenido en prisión al padre, en libertad con cargos a la madre y a ambos sin la tutela de la menor.

El titular del juzgado de instrucción número 1 de La Seu ha abierto esta semana una nueva línea de investigación en este caso, después de que los Mossos d'Esquadra localizaron en un lápiz de memoria intervenido a la pareja fotografías de carácter sexual en las que aparecía la menor, en algunas de ellas desnuda y en otra mientras sus padres mantenían relaciones sexuales.

El juez consideró que podrían haber cometido los delitos de elaboración y tenencia de pornografía infantil, así como de exhibicionismo, explotación y provocación sexual. Estos tres últimos delitos son por los que este viernes ya investiga formalemente a los padres de Nadia.

Los padres han asegurado hasta el momento, a través de su abogado, Alberto Martín, que no han realizado "jamás" actos "de ámbito sexual o pornográfico" ante la menor ni han tomado fotos "en perjuicio de la niña" y han alegado que algunas de las imágenes las tomaban para comprobar el "seguimiento de un tratamiento dermatológico" de Nadia, afectada supuestamente de una enfermedad rara.

Por el delito de estafa, los padres de Nadia están acusados de dedicar a fines particulares ajenos al tratamiento de la menor al menos 600.000 de los 918.000 euros que recaudaron en donativos para la niña, que tiene once años, desde el año 2008.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha