eldiario.es

Menú

Castilla-La Mancha establece un protocolo para prevenir la mutilación genital femenina

La directora del Instituto de la Mujer, Araceli Martínez, ha presentado este proyecto para saber cómo actuar ante posibles casos en la región

En Castilla-La Mancha hay 1.419 mujeres procedentes de países donde se práctica habitualmente la mutilación genital femenina y 520 niñas

En otro orden de asuntos, Martínez ha exigido al Gobierno de España una dotación presupuestaria para desarrollar el Pacto de Estado Contra la Violencia de Género

- PUBLICIDAD -
FOTO: JCCM

FOTO: JCCM

La directora del Instituto de la Mujer, Araceli Martínez, ha presentado los detalles del protocolo que ha firmado para la prevención y actuación ante la mutilación genital femenina. “Es un encargo directo del presidente regional, Emiliano García-Page y refleja el compromiso del Gobierno por erradicar todas las formas de violencia de género”, ha señalado Martínez. Eso sí, ha dejado claro que con independencia de la incidencia estadística que tiene esta práctica es una obligación de los poderes públicos hacer cuanto esté en su mano para evitar aunque solo sea un caso. 

El protocolo, ha sido firmado por representantes de las consejerías de Educación, Bienestar Social y Sanidad, de Médicos del Mundo y de la Fundación Kirira contra la mutilación genital femenina y por la responsable del Departamento de Estudios e Investigación de la Universidad de Alcalá de Henares, Concha Carrasco, que se ha encargado de elaborar el estudio a partir del que se ha redactado.

"No podemos permitir que una sola niña sobre la que pudiera evitarse esta práctica acabe siendo víctima de la mutilación genital femenina", ha asegurado la directora del Instituto de la Mujer quien ha explicado que este planteamiento se hace sin culpar a las comunidades de procedencia. "Entendemos que son prácticas culturales que no compartimos pero desde el respeto a las propias mujeres y a sus culturas consideramos que no podemos sino hacer todo lo que esté en nuestras manos para erradicar esta costumbre". 

Araceli Martínez ha señalado que el objetivo de este protocolo es prevenir y sensibilizar a la sociedad sobre qué es la mutilación genital femenina y lo que conlleva porque es "imprescindible" ayudar a los profesionales a abordar el problema. Por ello, el Instituto de la Mujer va a iniciar un programa de formación para que sus profesionales tengan más instrumentos para poder abordar de manera eficaz este problema. Además se va a crear una Comisión regional y cinco Comisiones provinciales para poder hacer un análisis de los casos que se dieran asi como una metodología de perfeccionamiento del protocolo. 

Para poner en marcha este protocolo, se ha hecho un estudio de la población femenina extranjera que hay en Castilla-La Mancha procedente de países donde se practica la mutilación genital femenina. "En Castilla-La Mancha hay 1.419 mujeres procedentes de países donde se práctica habitualmente la mutilación genital femenina y 520 niñas, pero son datos globales porque no toda la población está en riesgo de sufrir esta práctica”.

"La mutilación desde una visión occidental no puede ser otra cosa que una vulneración de los derechos de las mujeres y una forma de violencia contra ellas y desde esa perspectiva también tenemos que entender que hay unas visiones tradicionales pero ahí tenemos un trabajo de sensibilización y concienciación hacia todas las personas", ha señalado Concha Carrasco.

En este protocolo han participado 50 profesionales y se ha creado a raíz de unos grupos de discusión a los que se les ha preguntado sobre el tema y se han obtenido dos conclusiones: que no hacen falta demasiados recursos porque muchos de los que ya existen se pueden aprovechar y que los trabajadores sociales son una pieza "clave". "No me gusta que cuantifiquemos el horror. Si conseguimos prevenir una mutilación genital femenina en Castilla-La Mancha este protocolo habrá tenido éxito", ha señalado Carrasco. 

La vicepresidenta de Médicos del Mundo Castilla-La Mancha, Idoia Ugarte, ha señalado que "hoy es un día grande" y ha agradecido a la Administración pública y al ámbito político que considere esta práctica cultural, que es una vulneración de derechos humanos, desde un abordaje intersectorial". Ugarte ha señalado además que el punto de partida es "bueno" porque se ha contado con los agentes que tienen un objetivo común que es considerar la mutilación genital femenina como una forma de violencia de género y que como tal hay que erradicar. 

Pacto de Estado Contra la Violencia de Género

En otro orden de asuntos, la directora del Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha, Araceli Martínez, ha exigido al Gobierno de España que habilite una dotación presupuestaria para poder desarrollar el Pacto de Estado Contra la Violencia de Género. Martínez ha añadido que “un Pacto de Estado que no va acompañado de un presupuesto es papel mojado”.

La directora del Instituto de la Mujer ha pedido al Ejecutivo de Rajoy que se ponga en contacto con las comunidades autónomas para llegar a un acuerdo sobre los pasos que se deben dar para que este Pacto de Estado “sea efectivo a todos los niveles y pueda llegar a todas las víctimas”.

En este sentido, Martínez ha señalado que desde Castilla-La Mancha “nos hubiese gustado un pacto más ambicioso, aunque pensamos que es un buen punto de partida para seguir trabajando en contra de la violencia de género y concienciar a la sociedad de que solamente el machismo es el responsable de que exista esta problemática”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha