eldiario.es

Menú

El candidato 'sanchista' del PSOE castellano-manchego afirma ser "el proyecto de la militancia”

El alcalde de Azuqueca de Henares ha oficializado en Toledo su precandidatura y está convencido de que conseguirá todos los avales

Responde a García-Page, quien no ha confirmado su candidatura a la reelección, que no “es el momento de la dudas y el silencio”

“Decimos ‘no’ a la vieja política que ningunea a la militancia, y ‘no’ a que tenga sus sedes cerradas a cal y canto, alejándonos de los jóvenes”

- PUBLICIDAD -
Presentación de la precandidatura de José Luis Blanco

Presentación de la precandidatura de José Luis Blanco

Las sucesivas reuniones que ha mantenido en las últimas semanas con agrupaciones socialistas de toda Castilla-La Mancha han terminado por convencer al ‘sanchista’ José Luis Blanco, alcalde de Azuqueca de Henares y posible rival de Emiliano García-Page para liderar el PSOE regional, de que su candidatura para el congreso socialista es “el proyecto de la militancia”. Además, al no haber confirmado todavía el actual secretario general su candidatura a la reelección, le ha dicho que “se pueden entender las dudas, pero no los silencios” respecto al periodo de reflexión que adoptó García-Page sobre su futuro político cuando Pedro Sánchez ganó las primarias.

Acompañado de todo el equipo de la precandidatura, todos ellos simpatizantes de Pedro Sánchez, Blanco ha acudido a la sede regional del PSOE castellano-manchego en Toledo para oficializar su proyecto. Según ha dicho, se trata de un momento “lleno de ilusión y de democracia” que busca dar respuesta a “una inquietud en la militancia en los últimos meses”, y que le han trasmitido desde varias agrupaciones de las cinco provincias.

Son tres aspectos fundamentales los que el precandidato ha querido destacar como diagnóstico de la situación. El primero de ellos, que el PSOE “se merece un modelo de partido de renovación y de cambio”, que además dé continuidad a las resoluciones aprobadas en el 39 Congreso Federal con Pedro Sánchez como secretario general. Seguidamente, ha dejado claro que el 29 de mayo, tras las primarias del partido, no fue “el final del camino sino el inicio” como han demostrado las plataformas ‘sanchistas’ de Castilla-La Mancha. Y como tercer aspecto, ha remarcado que para ganar la confianza de los ciudadanos es “necesario que digamos que ‘no’, que con nuestro voto no puede gobernar la derecha más corrupta de Europa”. “Decimos ‘no’ a la vieja política que ningunea a la militancia, y ‘no’ a que tenga sus sedes cerradas a cal y canto, alejándonos de los jóvenes”

Por todo ello y “por el cumplimiento de la palabra dada”, José Luis Blanco está convencido de que conseguirá reunir los avales suficientes para “liderar el proyecto de la militancia de los socialista en Castilla-La Mancha. Precisamente, ha criticado que se haya aplicado de cara al cónclave castellano-manchego un 10% de máximo para los avales, y no la resolución que se aprobó en el 39º Congreso “para dar cabida a otras alternativas”.

Primero lo orgánico, luego lo institucional

Igualmente, tras lamentar el descenso de militantes en el partido, el precandidato se ha referido a las reflexiones del actual secretario general y presidente de la región, Emiliano García-Page, vinculando la presentación de su candidatura al PSOE con el hecho de ser candidato de nuevo a la Presidencia. “Estamos en un proceso orgánico y no hay que confundir lo orgánico con lo institucional, que ya llegará”, ha remarcado. De hecho, preguntado por si se presentaría también a presidir la Junta, ha dicho que sus “máximas expectativas” se dieron cuando fue elegido alcalde de Azuqueda.

De momento, ha precisado que su decisión de presentarse ya ha sido comunicada tanto a Pedro Sánchez como a García-Page, aunque no ha obtenido respuesta de ninguno de los dos. “Esto es un proceso entre compañeros”, ha dicho varias veces, también en referencia a los alcaldes socialistas de la provincia de Guadalajara que le han pedido que no se presentara. “Respeto profundamente la opinión de todos los compañeros, pero queremos que exista la posibilidad de votar en urna, en un proceso democrático, y siempre respetando a los demás. Yo nunca hablaré mal de ningún compañero ni compañera”.

Así, ha finalizado pidiendo a todos que tengan respeto a todas las candidaturas incluido García-Page, del que ha afirmado que “se pueden entender las dudas pero no los silencios; es momento de dar un paso y responsabilizarse”. Igualmente, ha respaldado el pacto de Gobierno con Podemos aunque reiterando que tendría que haberse “votado en urna” con el respaldo de toda la militancia.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha