eldiario.es

Menú

Ribera Salud revienta la reunión con Sanidad para fiscalizar su gestión

La empresa ha exigido en el marco de la comisión mixta con la Conselleria que se aportaran las liquidaciones pendientes, algo que no procede en estas reuniones.

Ante la negativa de Sanidad, los representantes de Ribera Salud han abandonado la reunión y han amenazado con demandar a la administración.

- PUBLICIDAD -
El hospital de la Ribera, en Alzira.

El hospital de la Ribera, en Alzira.

"La comisión mixta de seguimiento, por tanto (...), carece de competencia para aprobar, ni siquiera proponer, las liquidaciones anuales del precio del contrato".

Así reza un informe de la viceintervención sobre las competencias de la comisión mixta, en este caso referida al hospital de Denia, al que ha tenido accedo eldiariocv.es. También la sindicatura de cuentas lo advirtió anteriormente.

Sin embargo, este ha sido el motivo que ha alegado Ribera Salud para reventar la reunión de la comisión mixta con responsables de la Conselleria de Sanidad prevista este mismo miércoles, unos encuentros con los que la administración fiscaliza la gestión de las distintas empresas que gestionan hospitales públicos.

Así, según ha averiguado este diario, los representantes de Ribera Salud habían solicitado a Sanidad que se trataran las liquidaciones pendientes de los años 2013 al 2016 en la comisión mixta, es decir, los cierres de ejercicio económico en los que se pone de relieve si la administración debe abonar a la concesionaria una cantidad adicional en función de las atenciones realizadas, o al contrario, si la concesionaria debe pagar alguna cantidad.

Al comprobar que el tema de las liquidaciones no estaba contemplado en el orden del día de la comisión, los representantes de la compañía han amenazado con demandar a la Conselleria y finalmente no se ha celebrado una reunión, en la que entre otras cuestiones, se iban a tratar las quejas recibidas por el recorte en los horarios de atención de algunos ambulatorios dependientes de Ribera Salud, especialmente en la zona de Cullera.

Las relaciones entre esta concesionaria y la Conselleria de Sanidad se han tensado enormemente desde que la administración le notificó el pasado mes de marzo que  no prorrogaría la concesión del hospital de Alzira y que, en consecuencia, una vez finalizara en abril de 2018, el hospital se integraría en el sistema público.

De hecho, Ribera Salud ha recurrido en los tribunales el proceso de reversión.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha