eldiario.es

Menú

'Volantazo' en la EMT

La reestructuración de líneas, el rejuvenecimiento y la búsqueda de la paridad en la plantilla, la compra de nuevos autobuses, los nuevos bonos y la voluntad de que sea un transporte metropolitano escenifican el cambio de rumbo que Grezzi quiere dar a la gestión 

- PUBLICIDAD -
El Bonobús de la EMT ha subido un 41,5% desde el año 2008.

Imagen de un autobús de la EMT Fernando Mena

Cambio de dirección, 'volantazo' para ir en otra dirección. Con la llegada al poder de la izquierda tras 24 años de gobierno del PP, el nuevo ejecutivo local quiere aplicar otra concepción a la movilidad. La apuesta por la bicicleta, el ir a pie o el transporte público es clara. Y en ese proyecto, la EMT juega un papel fundamental.

De hecho, desde la concejalía de Movilidad Sostenible que dirige Giuseppe Grezzi (Compromís) ya se han realizado los primeros pasos para cambiar el rumbo de la EMT. La creación de un bono social con el que las familias desfavorecidas y las que se encuentran sin trabajo puedan viajar prácticamente gratis todo el año ha sido la medida inicial más destacada.

Sin embargo, el giro es más profundo. Se plantea una reestructuración de la líneas del autobús municipal. Pese a que no se tienen definidas las nuevas líneas aún, desde la concejalía sí que explican el nuevo modelo que van aplicar. “Tenemos las mismas líneas que hace 30 años, con algunos retoques. Y la ciudad ha crecido mucho. Es necesario cambiar el diseño, huyendo de la concepción radial que impera ahora”, apunta Grezzi. Acabar con que todas las líneas arranquen o tengan su destino en el centro de la ciudad es la prioridad.

“Apostamos por una concepción capilar, donde las líneas para ir de un barrio a otro no sean tan largas como ahora, y que no pasen necesariamente por el centro”, indica Grezzi. El concejal quiere aplicar un modelo de trayectos más cortos, entre barrio y barrio, sin que la mayoría de las líneas tengan que pasar por el centro, con el objetivo de vertebrar la ciudad. Así, los trayectos serían más rápidos y se potenciaría el intercambio entre diferentes modalidades de transporte y líneas. “Se trata de que el modelo sea más eficiente. Nuestra concepción es octogonal. Similar a la que existe en Vitoria”, defiende. Además, dentro de los márgenes presupuestarios, se quiere ampliar el servicio de la EMT en las pedanías.

Aparte de esa concepción no radial del transporte en la ciudad, también se va a mirar hacía el área metropolitana. Para eso, el Ayuntamiento de Valencia junto con los municipios aledaños ya están estudiando como recuperar las líneas metropolitanas que la exalcaldesa Rita Barberá suprimió. De ahí que cobre importancia la creación de la Autoridad Única de Transporte para el área de Valencia, con la que se pretende acceder a la financiación del contrato-programa que otorga el Estado, y así poner en marcha el proyecto metropolitano de transporte.

No obstante, para cambiar el modelo de transporte de la EMT se precisa de una renovación de los autobuses y de una ampliación de la plantilla. Y para eso, el Ayuntamiento comprará 40 nuevos autobuses en 2016. La intención es reducir la edad media de los autobuses que en Valencia es de 12 años, por los ocho que tiene los de Madrid o Barcelona.

Asimismo, se contratará 40 nuevos conductores, que han entrado en la última bolsa de trabajo. “El proceso ha sido escrupuloso y transparente”, defiende Grezzi, ante las sospechas de los procesos anteriores. También se hará un nuevo proceso para contratar a conductores menores de 35 años y a más mujeres. “Queremos cumplir con el plan de igualdad y rejuvenecer la plantilla. El porcentaje de mujeres del total de la plantilla no llega al 5% y el de conductores menores de 35 años no alcanza el 6%”, afirma.

Un cambio de dirección que acarreará un incremento del gasto. Y todo, en una entidad con una deuda importante y que había padecido un recorte en el presupuesto durante los últimos años. Para ahorrar, el tripartito quiere revertir las externalizaciones. Aseguran que al realizar el mantenimiento con operarios de la EMT, se reducen los costes. “Antes las reparaciones escapaban al control público”, censura.

Dentro de ese plan de revertir concesiones, el nuevo gobierno local quiere que la concesión de Metrovital vuelva a manos municipales. Y para eso, negocia con la conselleria. “Lo que no puede ser es que el billete al estar fuera del sistema de tarifas de la EMT sea más caro”, critica. “Tiene toda la pinta que la concesión fue para que los amigos del PP hicieran negocio”, denuncia. Pero, no solo se quiere revisar esta línea que pasa por la ciudad. Sino todas las que dependen de conselleria y tienen incidencia directa en Valencia. “Queremos analizarlas. Y adaptarlas a nuestro modelo de movilidad, pero realizando un proceso participativo, contando con los vecinos”. La EMT pega un 'volantazo', cambia de rumbo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha