eldiario.es

Menú

El juez de Imelsa investiga facturas de la campaña electoral de 2007 del PP de Rita Barberá

La investigación se enmarca dentro del caso Taula, en el que figuran como imputadas 47 personas y el propio Partido Popular por presunto blanqueo

- PUBLICIDAD -
La fiscalía ante el Supremo no ve delito en el "caso Ritaleaks"

La exalcaldesa de Valencia, Rita Barberá EFE

El juzgado de Instrucción número 18 de Valencia, que instruye el caso Imelsa, investiga numerosas facturas y documentación relacionada con la campaña electoral del PP de la ciudad de Valencia del año 2007, dentro de la pieza correspondiente a Taula, en la que figuran como investigadas unas 47 personas más el PP como persona jurídica, por las donaciones de 1.000 euros efectuadas por concejales y asesores del grupo municipal popular.

Esta cantidad presuntamente les era devuelta en dos billetes de 500 euros para blanquear dinero en efectivo de supuesta procedencia ilícita.

Esta nueva vía de investigación permitiría, en su caso, complementar el posible delito de blanqueo de capitales que se instruye, junto con el electoral, según ha podido saber Europa Press de fuentes conocedoras del procedimiento.

El juez instructor decretó el pasado 10 de noviembre un secreto parcial de las actuaciones sobre una de las piezas del caso relacionadas con Taula, tras la documentación apotada por Valencia Plaza a la Fiscalía de Valencia. Esta documentación hace referencia, en su gran mayoría, a la campaña electoral del PP de la ciudad de Valencia en 2007, y podría complementar el delito de blanqueo de capitales que se investiga.

Esta pieza todavía sigue bajo secreto aunque el juez ha dictado este mismo martes un auto en el que informa a las partes de la apertura de esta investigación, sin dar detalles del contenido de la misma.

Según publica este martes Valencia Plaza, el juez está investigando las donaciones de empresas a la firma que se encargó de la campaña municipal del PP, Laterne, a la que se le adjudicó ese trabajo por 150.000 euros, 20 veces menos de lo que se invirtió en la campaña, que sumó tres millones. De acuerdo con esta información, empresas 'donantes' entregaron directamente sus aportaciones a Laterne y no al PP para evitar ser detectados.

De esa manera, al delito electoral que constaba de donaciones ilegales reflejadas en una cuenta opaca del PP municipal, se suman las supuestas donaciones en 2007 por valor de más de tres millones de euros de empresas que tenían contratos con el Ayuntamiento de Valencia o intereses inmobiliarios en la ciudad.

Preguntado por esta información, el alcalde Valencia, Joan Ribó, ha apuntado a los medios de comunicación que la pasada legislatura Compromís interpuso una denuncia fiscal para que se investigara estos temas, que en aquel momento se archivó. Ribó ha manifestado que, según lo publicado, la investigación judicial está bajo secreto de sumario. "Compromís tuvo sus sospechas en aquel momento", ha dicho, para afirmar que ahora, con "mucha claridad", se ponen a disposición de la Justicia.

"Si lo publicado se confirmara, alguien se presentó a las elecciones en superioridad de condiciones, dopado y en condiciones no normales e indicaría una presunta relación entre empresas que licitan con el Ayuntamiento y con presuntos recursos que se dan a un partido determinado", ha resumido.

"Escándalo democrático sin precedentes"

A la vista de esta información, el portavoz del PSPV en las Corts Valencianes, Manolo Mata, ha considerado que se trata de "un  escándalo democrático sin precedentes que ha provocado que el PP nos haya robado millones de euros a los valencianos y muchas elecciones al resto de partidos que concurrimos a ellas sin igualdad de condiciones".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha