eldiario.es

Menú

Cinco kilómetros de carril bici para pedalear en el centro de Valencia

El anillo ciclista de la ronda interior tendrá un ancho uniforme de 2,5 metros, bajará de la acera a la calzada para evitar conflictos con los peatones y contará con aparcamientos para motos durante todo el recorrido

- PUBLICIDAD -
Proyección del futuro anillo ciclista en la calle Xàtiva

Proyección del futuro anillo ciclista en la calle Xàtiva

Una de las piezas fundamentales para que la bicicleta reine en Valencia ya está definida. El prometido anillo ciclista en campaña electoral por la izquierda se empezará a licitar este jueves, con vistas a que finales de 2016 o principios de 2017 ya sea una realidad. Con un trazado más recto respecto al proyecto que dejó en un cajón el PP, el carril bajará a la calzada, el ancho será de 2,5 metros y se aprovechará la nueva infraestructura para crear plazas de aparcamiento para motos. 

Con cerca de cinco kilómetros, este nuevo trayecto impulsado por la concejalía de Movilidad Sostenible que dirige Giuseppe Grezzi (Compromís) transformará la distribución del espacio en las diferentes calles. En la calle de Colón la acera quedará exclusivamente para los peatones, habrá un carril bici de doble dirección que tendrá pegadas plazas de aparcamiento para motos, dos carriles para la circulación de los vehículos privados y otro para el bus y el taxi. Solo en el tramo entre las calles de Pérez Bayer y de Lauria incorporará un carril para parada de taxis. Las estaciones de Valenbisi se adaptarán para que se pueda acceder desde el carril y así las bicicletas no invadan las aceras. 

A su llegada a la calle de Xàtiva los dos carriles de circulación de la parte izquierda se reducirán a un solo carril bici, y se implantarán maceteros con árboles. Una solución provisional hasta que se efectúe la urbanización definitiva de la zona. Cuando el carril llegue a la plaza de Sant Agustí, este se unirá al que viene de la calle de Sant Vicent Màrtir desde la avenida del Cid.

En la avenida de Guillem de Castro el carril bici, siguiendo la filosofía que preconiza Grezzi, se bajará a la calzada. A la altura de la calle del Hospital, dentro del tramo que va hasta la calle de Sant Pere Pasqual, donde antes había aparcamientos para coches ahora se transformará en plazas para motos. Por donde se entrecruza la calle Gandía y a la altura de la calle deñ Pare Manjón se ubicarán dos nuevos pasos de peatones. Desde el Pont de les Arts hasta el de Sant Josep el anillo discurrirá por la vía ciclista ya existente. 

Mapa del recorrido del anillo ciclista

Mapa del recorrido del anillo ciclista

Una vez las bicicletas crucen el puente, se realizará el mínimo recorrido por detrás del edificio del servicio ubicado a la entrada del parque anexo al puente. Todo, antes de circular otra vez por la calzada hasta llegar a las Torres de Serranos. Allí la vía ciclista se emplazará a la plaza de la Crida. Justo después, y desde el Pont de Fusta, conectará con la parte del carril que tiene su final en Alboraia. A su llegada al puente del Real, el carril continuará por la izquierda de la calzada en el mismo sentido que el tráfico. En ese punto, y para evitar un atasco de ciclistas, se creará un carril de acumulación para los que esperen girar para continuar por el anillo de la ronda interior. 

El carril bici en la plaza de Tetúan gozará de un islote que, según Grezzi, "mejorará la movilidad de los peatones". También se ampliará la isla que separa las calles del General Tovar y del General Palanca. En esa zona, se ubicarán nuevas paradas de la EMT para que actúen de intercambiadores. A su llegada a la Puerta del Mar, el carril se unirá con el proyecto de ampliación de la Red Ciclista 2015, que conectará el centro con Benimaclet desde el puente de la Exposición. El plan para que Valencia gane ciclistas, y así reducir las emisiones, ya tiene definida su pieza angular. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha