eldiario.es

Menú

Vitoria quiere prohibir los circos con animales

El Ayuntamiento aprueba vía enmienda algunos reivindicaciones históricas de los colectivos proteccionistas.

Los grupos animalistas manifiestan su satisfacción por los avances conseguidos y el método participativo empleado.

- PUBLICIDAD -

El Ayuntamiento quiere acabar con los circos con animales salvajes en Vitoria. Una de las reivindicaciones históricas de los colectivos proteccionistas ha sido incorporada vía enmienda en el borrador de la Ordenanza Municipal Reguladora de la Tenencia y Protección de Animales. El Consistorio negará los permisos necesarios para que se asienten en la ciudad a aquellos espectáculos que utilicen animales salvajes y domesticados. Estos últimos engloban a especies procedentes de otros continentes y criados en cautividad. “La enmienda se refiere por ejemplo a leones, tigres, elefantes, cocodrilos. Los animales domesticados como gatos y perros continúan permitidos”, matizan técnicos municipales. La modificación, propuesta por Bildu, ha quedado aprobada gracias al apoyo de PSE-EE y PNV.

La prohibición de la amputación física por motivos estéticos de ciertas partes de los animales, muy comunes en los perros de raza como los boxer o los doberman, es otra de las reclamaciones habituales de las agrupaciones animalistas que ha quedado recogida también en el texto oficial de la nueva ordenanza.  El Ayuntamiento enviará una circular a las clínicas veterinarias para informar de esta nueva medida. “Sabemos que los dueños de animales contrarios a esa decisión se irán a Miranda de Ebro o a otras localidades cercanas para les realicen estas intervenciones a sus perros pero es ejemplarizante que aquí  tengamos ya esa prohibición”, ha manifestado  Andrés Illana, portavoz de  Grupo Alavés para la Defensa y Estudio de la Naturaleza, GADEM.

Los colectivos animalistas han manifestado su satisfacción por los avances conseguidos en materia de protección animal con los últimos puntos añadidos a la ordenanza.  “Es una gran noticia. Estamos razonablemente satisfechos con que se tomen, por fin, estas medidas”,  confesaba  el portavoz de la Asociación para un trato ético de los animales, ATEA, Kepa Tamames.

Más zonas de paseo para perros sin correa

Los portavoces de los colectivos animalistas muestran su agrado no sólo por los logros conseguidos sino por la fórmula empleada para consensuar el articulado. A lo largo de dos años grupos  formados por colectivos proteccionistas, veterinarios, juristas, y técnicos municipales han trabajado conjuntamente en la redacción del borrador. “Ha sido todo un hito. La metodología empleada es muy interesante y debería exportarse para la elaboración de otros proyectos”, se congratulaba Andrés  Illana.

El Ayuntamiento se compromete además a crear en un plazo máximo de seis meses un consejo de protección de animales. Será un foro específico que realice un seguimiento de la situación de los animales en la ciudad. También contemplan  la creación y regulación de una red  de voluntarios. “Ya existe esa figura, personas que desinteresadamente dan de comer a colonias de gatos o palomas.  Ahora el Ayuntamiento deberá reconocer su labor y regular esa actividad", explica Illana.

También habrá novedades sobre las zonas acotadas para pasear perros sin correa. Se permitirá el paseo libre en más áreas de las recogidas inicialmente por el borrador y sin la limitación horaria establecida. La ampliación del permiso se extiende al Anillo verde, al Monte de la Tortilla, a las campas de Salburua y Armentia, a áreas industriales, solares y parcelas sin acondicionar, entre otros lugares.

Sin embargo, los perros no podrán estar sueltos durante el día en los Parques de Judizmendi, Aranbizkarra y Parque del Norte y en los Jardines de la trasera de la Catedral. En estas ubicaciones, los dueños deberán esperar hasta la noche para llevar a sus mascotas sin correa. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha