eldiario.es

Menú

La defensa del exalcalde de Bermeo investigado por tráfico de influencias dice que no ostentaba ningún cargo

Asegura que el caso se debe a actuaciones entre 2008 y 2010 en los que Juan Karlos Goienetxea no tenía "cargo alguno". Sin embargo, el juzgado ya desestimó este argumento en julio pasado

Este caso, investigado desde 2013, indaga la reclasificación de un solar para construir 40 pisos con un informe técnico contrario

- PUBLICIDAD -

La defensa jurídica del ex alcalde de Bermeo, Juan Carlos Goienetxea (EH Bildu), imputado junto a un constructor por prevaricación y tráfico de influencias, ha enviado un comunicado en el que asegura que su defendido no tiene relación con el caso ya que se debe a actuaciones "del gobierno municipal de Bermeo de los años 2008 y 2010 en que resulta fácil comprobar que el sr. Goienetxea no ostentaba cargo alguno en el citado gobierno". La defensa ha afirmado esto después de que un técnico de la consultora urbanística del ayuntamiento declarara al juzgado de Gernika, encargado del caso, que el Ayuntamiento de Bermeo no solo perdonó el pago de casi 200.000 euros en aprovechamientos urbanísticos al constructor investigado por tráfico de influencias en este municipio vizcaíno, sino que también le eximió de ceder terrenos para uso público, como obliga la ley. Un técnico de la consultora urbanística que hizo un informe contrario sobre la reclasificación de los terrenos del constructor ha declarado al juzgado de Gernika que investiga el caso que se computó como cesiones un suelo de una plaza pública, es decir que era ya de propiedad municipal.

Sin embargo, el juzgado ya desestimó este argumento en julio pasado, en un auto del pasado 3 de julio. De hecho, Goienetxea ostentaba la concejalía de Urbanismo del Ayuntamiento de Bermeo cuando aprobó definitivamente en octubre de 2011 la reclasificación de los suelos.

Como ya ha informado eldiarionorte.es, un juzgado de Gernika investiga desde 2013 la reclasificación de un solar para construir 40 pisos con el informe técnico contrario, una opinión que no fue tenida en cuenta por el Ayuntamiento de Bermeo. Están imputados de un delito de tráfico de influencias el exalcalde de Bermeo Juan Karlos Goienetxea (EH Bildu) y el constructor Tomás Tardío.  La Audiencia de Bizkaia ha avalado esta investigación tras la petición de archivo de los dos implicados y la jueza se ha encontrado con obstáculos en sus indagaciones.

El Tribunal Vasco de Cuentas Públicas, que ha fiscalizado la actividad de este consistorio de 2013, ha concluido que el consistorio perdonó al constructor el pago de casi 200.000 euros en aprovechamientos urbanísticos al constructor al no existir un "amparo legal" para el acuerdo del consistorio de excluir “dichos derechos edificatorios”.

El abogado sostiene que en este caso se investiga solo un delito de prevaricación y no de tráfico de influencias. Pero el tráfico de influencias fue expresamente citado como delito a investigar en la denuncia del caso y cuando el juzgado inició la instrucción de la causa en 2013.

La defensa agrega que es "falso y tendencioso" que el alcalde manipulara el plan urbanístico con "notas manuscritas", lo que se ha "aclarado reiteradamente en las mencionadas diligencias". La declaración del técnico de la consultora urbanística negó la pasada semana que esas notas fueran realizadas por la comisión de Ordenación del Territorio del Gobierno vasco, como ha sostenido durante la instrucción la defensa, y de hecho el juzgado sigue investigando este tema.

Además, el abogado del exalcalde califica de "absolutamente falso" que la jueza lleve nueve meses sin recibir un informe clave de la consultora, pese a que hay una resolución del juzgado, de enero pasado, exigiendo dicho informe, como publicó este diario.

Finalmente, señala que las relaciones entre los dos imputados, el ex alcalde y el constructor, "no pasan de las propias de compartir vecindad en el municipio de Bermeo".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha