eldiario.es

Menú

"El machismo se vuelve más sutil para confundir y seguir manteniendo su poder"

Miguel Lorente, médico forense y exdelegado del Gobierno para la Violencia de Género, alerta contra el surgimiento del "posmachismo", una nueva forma de dominación masculina basada en un lenguaje más neutro y que rehuye de demostraciones coléricas.

- PUBLICIDAD -
Miguel Lorente afirma que "la mayoría de los políticos son machistas" como la sociedad

Miguel Lorente lamenta que los hombres machistas son "los que más éxito tienen en la sociedad".

En España, y en el resto del mundo en general, aún queda machismo para mucho rato. Esa es la lamentable conclusión y advertencia de Miguel Lorente, médico forense, exdelegado del Gobierno para la Violencia de Género con el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y autor del impactante libro 'Mi marido me pega lo normal'. Según Lorente, quien ha impartido una conferencia en Vitoria titulada 'Machismo, posmachimo y violencia de género, está surgiendo una nueva forma de dominación masculina. Más sutil, más revestida de  cientifismo y con un lenguaje en apariencia neutra, pero que lo único que busca es "una apariencia de cambio para que todo siga igual".

Los 15 últimos años de avance en el terreno de la igualdad han permitido a las mujeres ampliar su autonomía y alcanzar cuotas de poder, pero el verdadero cambio se producirá cuando "el hombre profundice en su identidad", dice Lorente. Lo que él denomina como posmachismo no es sino "una nueva forma de reivindicar el machismo desde la normalidad, de creer que lo lógico es que los hombres sigan siendo los protagonistas. El machismo está reorganizando su estrategia para seguir manteniendo el poder".

Este posmachismo rehuye de las demostraciones coléricas o exacerbadas por una mera cuestión "estética" o de correción política. "Los hombres ya no alardean en público delque pegan a su mujer porque se empeña en llevarles la contraria, pero siguen estableciendo qué es lo correcto, lo conveniente para convivir en paz". Fruto de ese posmachismo son estadísticas como que el 24% de los jóvenes cree que el lugar idóneo para la mujer sea la casa y las tareas domésticas. Otro caballo de batalla de Lorente son las estadísticas relacionadas con la violencia de género. "Los posmachistas las distorsionan. Dicen que el 80% de las denuncias por malos tratos son falsas. Son conclusiones que sacan de retorcer los datos, de sumar las retiradas de denuncias y las que no acaban en condena firme".

El guardián del orden

"Desgraciadamente", añade el forense, "los hombres machistas son los que más éxito tienen en la sociedad. Todo se organiza a su alrededor, juegan con el tiempo como quieren. No se trata de debatir sobre el tiempo que dedican hombres o mujeres a las diferentes actividades, sino las diferentes formas de ser mujer y hombre. Es decir, ¿En el ADN de la mujer va el cocinar o dedicar más tiempo al cuidado de los mayores? No se puede asignar ideas por ser hombre o mujer".
 
Y en este advenimiento del posmachismo, lo que permanece imperturbable es la violencia de género. "La violencia de los hombres contra las mujeres es el verdadero guardian del orden establecido, de la cultura patriarcal y machista". "Cada año hay 600.000 denuncias por violencia machista, 700 mujeres han sido asesinadas por su pareja en la última década, ¿cómo es posible que estos datos no provoquen una revolución social? ¿Alguien se imagina lo que pasaría si cada año se matan a 70 políticos, 70 periodistas.....?".
 
- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha