eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La trama Púnica alcanza al mundial de Moto GP

David Marjaliza, cabecilla de la red junto a su socio Granados, confesó al juez Velasco que amañó contratos para la constructora que patrocina a Héctor Barberá 

La firma Avintia pagó encuestas para el PP según el director de proyectos de una firma de sondeos que trabajaba para el partido 

- PUBLICIDAD -
Una de las motos del equipo de Avintia en el Mundial de GP

Una de las motos del equipo de Avintia en el Mundial de GP

Patrocina a uno de los equipos españoles en el Mundial de Moto GP. Su azul corporativo recorre este año los circuitos de todo el mundo en la moto de Héctor Barberá, su piloto estrella. Y es uno de los actores de la trama Púnica. El Grupo Avintia, una empresa constructora que se ha extendido al sector servicios, aparece señalado como un actor más de la trama Púnica. Según los investigadores pagó encuestas para el Partido Popular camufladas como estudios socioeconómicos en distintos ayuntamientos de Madrid a cambio de adjudicaciones de obras. El cabecilla de la trama, el empresario y amigo de Francisco Granados, David Marjaliza, citó su nombre entre la decena de empresas que, según él, recibieron contratos amañados del Plan Prisma de la Comunidad de Madrid, un programa para llevar infraestructuras a municipios de la región entre 2017 y 2011 con Esperanza Aguirre en la presidencia del Gobierno.

Según la investigación que dirige el juez Eloy Velasco en la Audiencia Nacional, Avintia y otras empresas firmaban con una empresa de sondeos, TNS, "contratos fraudulentos" que simulaban estudios de mercado cuando en realidad estaban pagando encuestas electorales para el Partido Popular. En el caso de Valdemoro, el ayuntamiento que gobernó durante 16 años el PP hasta 2015 y donde empezó la carrera como de Francisco Granados, Avintia recibió importantes adjudicaciones, la mayor, de nueve millones de euros para un colegio a través de una UTE con la firma Ortiz Construcciones y Proyectos.

Coincidiendo con dichas adjudicaciones, el patrocinador del equipo de Moto GP, firmó contratos por 55.000 euros para supuestos estudios de mercado en el sur de Madrid con la empresa de sondeos TNS, que en realidad efectuaba encuestas para el Partido Popular: cinco barómetros electorales entre 2010 y 2011 en el Ayuntamiento de Valdemoro. Finalmente, Avintia solo pagó 27.500 por decisión del "cliente final", para los investigadores, el Partido Popular. Lo contó por carta el empleado de TNS Víctor Sobrino, imputado también en esta causa. 

En esta pista estaban los investigadores hasta que uno de los cerebros de la red, David Marjaliza, decidió comparecer voluntariamente ante el juez Velasco para tirar de la manta. Durante su confesión en la Audiencia Nacional metió a Avintia en el saco de empresas que tenía de su mano para entregarle contratos del Plan Prisma, donde, según su relato, un tercio de las obras las repartía Francisco Granados y su equipo, otro tercio los técnicos funcionarios y por último un tercer paquete que era competencia de Jaime González Taboada [entonces director general de Cooperación Local en la Consejería de Interior y Justicia que presidía Granados, y hoy consejero de Medio Ambiente del Gobierno de Cristina Cifuentes]".  

En su testimonio ante el juez, Marjaliza contó que en las obras que no estaban adjudicadas -infraestructuras no muy grandes como plazas o pabellones, según explicó- él mediaba para favorecer a distintas constructoras con las que tenía buena relación para que pagasen comisiones de "20.000, 30.000, 50.000 euros, lo que pudieran pagar".

En la decena de nombres que él cita asociados a las comisiones y los contratos amañados figura Avintia, junto a otras constructoras de la competencia como Begar, Teconsa, Grupo Dyco, Virton, Licuas. 

El procedimiento para amañar los concursos era, según Marjaliza, siempre el mismo. A través del jefe de gabinete de Granados y de Taboada, relató al juez, se le facilitaban las ofertas –que debían ser secretas en el concurso– de las empresas mejor colocadas. Si una constructora quería hacerse con la obra, solo tenía que mejorarlas y pagar una comisión. El sumario transcribe esta parte del interrogatorio.

Eloy Velasco. ¿Qué información le daban?

David Marjaliza. Me daban quiénes estaban entre los tres y cinco primeros que habían licitado la obra. Los cinco mejores. Entonces si era una empresa conocida, pues yo le llamaba. Le decía que sí quería la obra, pues que pagara una comisión.

E. V. ¿De parte de? ¿Del señor Granados?

D. M. En toda empresa se sabía que yo era la mano derecha de Paco. No tenía que decir esa… Era obvio.

E. V. ¿Y a qué empresas?

D. M. No recuerdo porque algunas no conocía. Virton, Licuas, Avintia, […] Grupo Dyco, Teconsa, Begar.

Marjaliza concreta además al juez y a las fiscales de Anticorrupción la persona con la que hacía tratos en Avintia y señala al fundador de la constructora, Antonio Martín, como uno de los constructores que pagaba mordidas. De momento, el juez no ha decidido sobre ninguno de los empresarios señalados por Marjaliza. Y Martín sigue ejerciendo como cabeza visible del equipo Avintia de moto GP con un ambicioso proyecto para la próxima temporada que incluso quiso incorporar a Pol Espargaró a la escudería para pilotar la segunda Ducati junto a Héctor Barberá. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha