eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Los motivos de la Casa Real para no recibir a Pablo Iglesias

Fuentes de Zarzuela confirman a eldiario.es que, si bien la decisión sobre la solicitud de audiencia no está aún tomada, lo más probable es que sea rechazada

El rey tiene límites para la concesión de audiencias públicas a candidatos políticos en pleno proceso electoral 

La petición de Iglesias tiene un precedente en la realizada por el comunista Ramón Tamames en 1979, a la que Zarzuela nunca dio respuesta 

55 Comentarios

- PUBLICIDAD -
El Rey examina con Juncker las perspectivas económicas de España y la UE

El rey, en su audiencia del 5 de marzo al presidente de la Comision Europea, Jean-Claude Juncker.

Pablo Iglesias quiere una foto con el rey pero no la tendrá antes de las elecciones generales. La decisión no está tomada, según fuentes de Zarzuela consultadas por el eldiario.es, pero todo apunta a que la Casa del Rey rechazará amablemente el ofrecimiento de Podemos. Según un portavoz oficial, "se ha tomado nota de la petición, como de muchas otras que hemos recibido".

La intención de Iglesias de verse con el rey fue anunciada por el líder de Podemos en una entrevista que la agencia Reuters publicó el día 9. El anuncio se enmarcó en un contexto de alabanzas al monarca, de quien llegó a decir que "tendría muchas posibilidades de ganar unas elecciones". Halagos al margen, y según todas las fuentes consultadas, parece improbable que ese encuentro tenga lugar antes de las elecciones generales.

Cuando el rey todavía era príncipe tenía la posibilidad de conceder audiencias privadas, señala una fuente conocedora del funcionamiento interno de la Casa Real. En ese contexto "habría cabido" un encuentro con Iglesias. Pero las reuniones del rey son audiencias públicas, y deben tener un motivo objetivo para ser convocadas.

"El contexto de campaña electoral constante desaconseja que el rey reciba a un candidato", señala el catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad Complutense Javier García. De haber conseguido su objetivo de fotografiarse con el monarca, los de Iglesias habrían logrado un objetivo evidente: mejorar su imagen ante quienes señalan a Podemos como un partido radical y fuera del sistema. 

El rey es quien propone al candidato a la presidencia 

Al margen de los beneficios que la figura del rey pueda ofrecer a un político, su papel en este contexto político es más relevante que nunca. De confirmarse el empate a cuatro que auguran algunas encuestas, Felipe VI tendrá un papel decisivo en la elección del nuevo presidente.  

Según la Constitución, es al jefe del Estado a quien corresponde trasladar la propuesta de un candidato a las Cortes Generales a través del presidente del Congreso. Antes de proponer un nombre, Felipe VI tendrá que entrevistarse con todos los portavoces de los grupos elegidos en las urnas.

Si el mapa político resultante de las elecciones generales obliga a pactos para formar Gobierno, el jefe del Estado deberá proponer a aquel que considere con mejor posición para conseguir ese pacto y no necesariamente al que haya obtenido mayor número de votos. En caso de que pasados dos meses después de la propuesta el Congreso no se ponga de acuerdo para investir presidente, la Cámara baja y el Senado quedarían disueltos automáticamente y se procedería a convocar nuevas elecciones.

La idea de Podemos de pedir audiencia con el rey tiene un precedente en 1979. En aquel año, el dirigente del Partido Comunista Ramón Tamames decidió llamar directamente a Sabino Fernández Campo (secretario del rey) para solicitar audiencia. Tamames argumentó que, como la candidatura del PCE al Ayuntamiento de Madrid era ya un hecho, eso les habilitaba para citarse con el monarca. Zarzuela nunca atendió aquella petición.  

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha