eldiario.es

Periodismo a pesar de todo

Las malas cifras de la gestión privada de la sanidad pública

Un estudio sobre el sistema valenciano, paradigma de la concesión a empresas, lo deja en los puestos de cola en cuanto a eficacia

El documento achaca a la organización del servicio más de 2.000 muertes “evitables”

Hospital semiprivado.

El hospital valenciano de Manises


El sistema valenciano de salud, paradigma de la gestión privada de la sanidad pública, ofrece de los peores datos de eficiencia médica en España, según un estudio de UGT. El informe se ha  basado en los datos públicos del Ministerio de Sanidad, la Generalitat valenciana y el Instituto Nacional de Estadística acerca de las tasas de prevalencia de las enfermedades cruzadas con las de mortalidad de las patologías en los años 2007 y 2008, las dotaciones sanitarias y los presupuestos del servicio. Según esta comparación, 2.237 muertes fueron achacables a la ineficiencia del sistema. Este volumen sitúa a la Comunidad Valenciana en el vagón de cola del país, un 14% por debajo de la media nacional y sólo superada por Galicia y Andalucía en cuanto a las isquemia cardiacas,, ictus cerebrales, enfermedades hepáticas, enfermedad pulmonar obstructiva y neumonía. La fórmula de análisis ha sido comparar la tasas de prevalencia de las patologías y la tasa de mortalidad de las mismas para dar a entender cuánto se cura de lo que llega al sistema.

El estudio de estas enfermedades refleja que, respecto a las isquemias cardiacas, los valencianos enferman un 4,61% menos que la media de España pero la tasa de mortalidad cuando se dan los casos es un 21,18% superior. El documento achaca a esto 1.814 muertes prematuras sobre 8.563 fallecimientos en el periodo revisado. De forma muy parecida, la ineficacia en los ictus cerebrales es de un 3.01% respecto a la tasa media de muertes por estos ataques.

En cuanto a las enfermedades del sistema respiratorio estudiadas, los datos cruzados indican que en la comunidad autónoma valenciana hay más casos de enfermedad oclusiva crónica (un 5,8% más) pero, además, la tasa de mortalidad de esta patología escala 21,41% por cada 100.000 habitantes, lo que supone un 9,6% más de la media nacional. Con las neumonías, los guarismos indican una prevalencia del 5,8% por encima de la media de España (1.075 casos por cada 100.000 valencianos) y una tasa de mortalidad  un 17,8% más alta que la media. Aplicado el porcentaje a los fallecimientos por la enfermedad (901) el informe asegura que 109 “serían evitables”.

El tercer conjunto de patologías más responsables de los fallecimientos (excluidas las oncológicas) revisado es el de las del hígado. La tasa de prevalencia a la que hace frente el sistema valenciano de salud es de 1,49 casos por cada 100.000 habitantes, un 24,9% menos que la media conjunta. Pero, a la hora de revisar la tasa de mortalidad, los datos suponen un 9,5% por encima de la registrada en el conjunto de España lo que deja la eficacia a la hora de estos tratamientos un 33,9% por debajo de la media del país.

Visto con algo más de perspectiva temporal, la tasa de mortalidad de las isquemias cardiacas en la Comunidad Valenciana entre 2003 y 2007  fue un 17,6% superior a la media, la de los ictus cerebrales un 2,3% superior, las de la enfermedad obstructiva respiratoria un 4% por encima de la media y la de neumonía bajó un 0,21%. El documento concluye que la media de fallecimientos evitables en ese periodo fue de 1.957 casos para las patologías analizadas.

Similitudes con el plan madrileño

La Comunidad Valenciana tiene cinco de sus 24 Departamentos de Salud con gestión totalmente privatizada (la atención primaria y hospitalaria): La Ribera con 240.000 habitantes, el de Manises con 150.000, el de Denia con 158.000, el de Vinalopó con 140.000 y el de Torrevieja con 155.000. Además, se han cedido a empresas todos los servicios hospitalarios no sanitarios más algunos servicios de diagnóstico, análisis clínicos y tratamientos terapéuticos. Un modelo que visto en general guarda bastantes similitudes con el Plan de Sostenibilidad del Sistema Sanitario Público de la Comunidad de Madrid.

La Comunidad Valenciana gasta 1.061 euros por habitante y año en sanidad, 150 menos que la media nacional.  Tiene un 14% menos de personal médico y de enfermería por 1.000 habitantes al tener 1,4 médicos por 1,54 nacional y 2,28 enfermeras frente a al 2,57 de media estatal. Sin embargo, esa región supera la media de utilización de urgencias hospitalarias según el informe “por las dificultades para el acceso a la atención primaria y el diagnóstico especializado”. En cuanto a lo material, el recuento reflejó que se disponen de 2,44 camas de hospital por cada 1.000 ciudadanos frente a la media general de 3.20. Los días medios de hospitalización son siete mientras que la media del país es de 9.

Conocido este informe, la Generalitat expresó sus planes de, incluso, “interponer acciones legales” contra UGT por emitir un documento con intención de “alarmar” a la población y con falta de respeto hacia los profesionales de la sanidad valenciana. Los dirigentes sindicalistas han asegurado que “aún no tenemos constancia de que lo hayan

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

- PUBLICIDAD -

Boletín de eldiario.es

Recibe una selección de lo mejor en información y análisis.


- Publicidad -
- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -
- Publicidad -
- PUBLICIDAD -
- Publicidad -
- Publicidad -