eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Hoy Cataluña se independizó. Por la tarde, clase de natación

Ayer no pasó nada. El Parlament aprobó iniciar el camino a la independencia, y Rajoy juró defender la unidad de España. Es decir, no pasó nada.

46 Comentarios

- PUBLICIDAD -
El Parlament aprueba iniciar el proceso hacia una "república" independiente

EFE

Es archiconocida la anotación de Kafka en su diario el 2 de agosto de 1914: "Hoy Alemania ha declarado la guerra a Rusia. Por la tarde, clase de natación". Con tal pachorra saludaba el escritor nada menos que el arranque de la I Guerra Mundial.

Yo imagino estos días a muchos españoles (catalanes incluidos) escribiendo entradas similares en sus diarios: "Hoy Cataluña se independizó. Por la tarde, clase de natación". "Hoy se produjo la crisis más grave desde el 23-F. Por la tarde, partida de dominó". "Hoy hubo un golpe de Estado. Por la tarde, tercera temporada de House of cards".

No es que compare el procés con la Gran Guerra, ni piense que nos hemos vuelto todos kafkianos. Más bien es que, mientras España se rompe, Cataluña desconecta, sufrimos un golpe de Estado y vivimos el peor momento desde el 23-F (o incluso peor que el tejerazo, según alguna periodista), sospecho que para la mayoría la gran noticia hispanocatalana de noviembre será… el Madrid-Barça de dentro de dos semanas.

Y hacen bien. Porque por debajo del ruido, los aspavientos y los tertulianos sofocados pidiendo un vaso de agua, lo cierto es que ayer no pasó nada. Nada. La mayoría del Parlament aprobó iniciar el camino hacia la independencia, sí, pero no pasó nada. El presidente del Gobierno juró defender la democracia y la unidad de España. Es decir, que no pasó nada.

A muy largo plazo sí, por supuesto: la votación de ayer es un hito más en un camino que quizás algún día acabe en un Estado propio. Pero no será ni el año que viene ni la próxima década, pues el independentismo no cuenta aún con una mayoría social suficiente para ese viaje. Para iniciarlo sí, pero no para culminarlo, no tan pronto. Y lo saben.

Lo saben, en primer lugar, los propios promotores. No dudo de que la CUP quiere la independencia, pero saben que necesitan más fuerza para lograrla, y sobre todo saben que con Mas y los restos de Convergencia no llegarán muy lejos, de ahí la resistencia a mantenerlo al timón. Lo sabe Mas, que no debe de tener tantas ganas ni prisa en conseguir la independencia cuando la supedita a su permanencia en el cargo. Y lo saben también Rajoy, y Sánchez, y todos esos políticos y periodistas alarmistas que, como sigan gastando tanta pólvora por solo una declaración de inicio del inicio del inicio del proceso, se van a quedar sin fondo de armario verbal para cuando llegue el día de la independencia.

Yo imagino a Artur Mas anotando ayer en su diario: "Hoy iniciamos el proceso de creación del estado catalán independiente. Por la tarde, clase de natación". A Rajoy escribiendo en su cuaderno: "Hoy se consumó el desafío soberanista. Por la tarde, el Marca y un puro". Y al director de periódico, columnista o tertuliano: "Hoy se produjo un golpe de Estado. Por la tarde, paddle".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha