eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

C's presiona con todos los acuerdos del pacto de investidura que el PSOE andaluz ya ha descartado para esta legislatura

La previsión de una propuesta de reforma limitada de la Ley Electoral de Andalucía, cuyo dictamen se conoce el jueves, será determinante en su posición

Limitación de mandatos, eliminación de los aforamientos y renovaciones de la RTVA y el CAA son los otros puntos en los que ha puesto el foco 

Sus opciones de hacer fuerza también son limitadas porque necesita que se sume el resto de la oposición y no parece probable, especialmente el PP

No obstante, el desacuerdo puede servir de excusa a los socialistas para un adelanto electoral

- PUBLICIDAD -
Juan Marín y Susana Díaz en su última reunión.

C's ha decidido impulsar todos los puntos de pacto de investidura de Susana Díaz que el PSOE ya ha descartado que se puedan poner en marcha esta legislatura y que son los relativos a la prometida regeneración democrática, hasta el momento relegados por los dos socios.

No se sabe si la presión que vaya a poder ejercer con ello sirva para generar la suficiente inestabilidad como para allanar el camino a Susana Díaz para un posible adelanto electoral. Para ello necesitaría sumar fuerzas con el resto de la oposición y, especialmente, con el PP que está en sintonía con el PSOE en que no es posible abordar estas cuestiones.

Se trata de cinco puntos, con una trascendencia importante por cuanto que suponen cambios sustanciales en el mapa político: reforma de la Ley Electoral de Andalucía (LEA), eliminación de los aforamientos, limitación de mandatos en la presidencia de la Junta de Andalucía y las consejerías y modificaciones de las leyes que rigen la Radio Televisión de Andalucía (RTVA) y el Consejo Audiovisual de Andalucía (CAA). Todo ello firmado por el PSOE y C's como compromiso para esta legislatura, y de hecho, varias son cuestiones que vienen de años atrás.

En el primer caso, la reforma de la LEA, C's ha llegado a vincular su apoyo a los presupuestos autonómicos de 2019, que debería concretarse el último trimestre del año, a que se inicie esta tramitación. Por tanto, pone un primer ingrediente para un motivo para Susana Díaz con la que adelantar los comicios si no puede aprobar la ley más importante del ejercicio, pero también le brinda la posibilidad de optar por primera vez por mirar a su izquierda (Podemos e IU) para este trámite, lo que en cualquier caso se antoja muy complicado en clima preelectoral. 

Reforma de la Ley Electoral de Andalucía 

Tiene esta semana un momento clave porque el grupo de trabajo creado para la reforma de esta ley en el Parlamento de Andalucía -el segundo  que lo intenta- presenta el 15 de marzo su dictamen tras las exposiciones que han hecho todos los grupos después de meses de comparecencias de expertos. Lo que ocurre es que sólo se vislumbra consenso para una reforma limitada en cuestiones como hacer obligatorios y profesionalizar los debates de los candidatos, envío único de propaganda para abaratar costes e incluso imposición de la doble cremallera en las candidaturas.

No se va a tocar lo que más interesa a C's, que es la proporcionalidad, lo que afecta a la cifra de escaños por provincia y que con su planteamiento implicaría que en las últimas elecciones autonómicas hubieran sacado menos parlamentarios el PSOE y el PP a favor de los partidos más pequeños. El PSOE lo lleva diciendo desde que se creó este grupo de trabajo y lo ha vuelto a reiterar esta semana su secretario de Organización en Andalucía, Juan Cornejo, quien ha recordado que para una reforma de este tipo hay que  contar con el "máximo consenso posible" y sin "imposiciones de una mayoría contra una minoría". 

Para empezar, los socialistas descartan una modificación de esta ley sin el PP. En su opinión, no es probable que esté en vigor para las próximas elecciones autonómicas, en principio en 2019, que es lo que quería C's, y ha hablado de un "acuerdo de mínimos", entre otras cosas porque entiende que hay propuestas que exigen tocar el Estatuto de Autonomía y no hay tiempo para ello. Si acaso para dejarlo planteado para la próxima legislatura.

Eliminación de los aforamientos

En cuanto a la eliminación de los aforamientos, no se tiene que vincular con la reforma de la LEA, pero el PSOE también ha replicado a C's, pese a que en su día le prometió que se haría, que esto debe abordarse a "nivel nacional" porque "es algo muy serio" y las comunidades autónomas no deberían tener criterios distintos. Cierto es también que es posible iniciarlo si hay voluntad. Es más, dos comunidades autónomas lo han aprobado y en los dos casos con apoyo del PSOE: Región de Murcia y Cantabria, a la espera de las Cortes Generales, porque esto exige luego una reforma estatutaria. Sin embargo,  C's fracasó en un mismo intento en Castilla y León.

Limitación de mandatos

En este caso el PP ha intentado tomarle la delantera a C's con su propia proposición de ley para modificar la Ley de Gobierno de la Comunidad Autónoma de Andalucía, con lo que no exigiría reforma estatutaria. Fue admitida a trámite por el pleno del Parlamento de Andalucía en 2016, por unanimidad, para limitarlos a dos legislaturas (8 años). Sin embargo, en 2017, el dictamen del Consejo Consultivo de Andalucía calificó de "inconstitucional" la propuesta, similar a otra aprobada también en Extremadura.  

Esto sirvió en bandeja a los socialistas argumentos para posponer un debate que en principio no rechazan pero tampoco los hace sentirse cómodos. Por ello, el portavoz parlamentario del PSOE, Mario Jiménez, ha repetido varias veces que están "dispuestos" a hablar de esto, pero vinculándolo a una reforma del Estatuto de Autonomía y no de la ley "como propone el PP", dado que "jurídicamente es inviable".

Renovación de la RTVA

Las largas que el PSOE le ha ido dando a C's con la renovación de la RTVA, que exige mayorías cualificadas, ha obligado a los de Juan Marín a presentar la primera proposición de ley de toda la legislatura. Hasta el momento era el único grupo que no había recurrido a esta figura porque entendía que correspondía a la acción del Gobierno de Andalucía y le daba margen de que cumpliera "lo firmado". Por eso es significativo que haya presentado su propia proposición de ley, es decir, da por sentado que los socialistas no lo van a hacer. 

La modificación que han propuesto pasa por reducir los miembros del consejo de administración de la RTVA, entre otras cuestiones, y llega cuando su mandato lleva caducado cuatro años sin que, por tanto, hayan tenido posibilidad en la elección de los consejeros ni Podemos ni C's, que entraron por primera vez en el Parlamento de Andalucía con las últimas elecciones autonómicas.

Renovación del Consejo Audiovisual

Igual que hizo con la RTVA, C's tiene previsto registrar esta semana una proposición de ley para reformar la norma que rige el CAA. Se trata, igualmente, de abrir el debate en torno a la reducción de la composición de un órgano cuyos integrantes son elegidos por el Parlamento de Andalucía, que debió renovar su mandato hace dos años permitiendo con ello, también en este caso, la entrada de consejeros a propuesta de los nuevos partidos del arco parlamentario.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha