eldiario.es

9

La reforma de la Ley Electoral de Andalucía pone sobre la mesa la doble cremallera para las listas

Se trata no sólo de que haya tantas mujeres como hombres en las candidaturas, sino de que ellas estén en los primeros puestos en igual número

El envío único de papeletas para ahorrar gastos convence a la mayoría, si bien en lo único en que coinciden todos es en mejorar y profesionalizar los debates

Temas que exigirían una reforma del Estatuto de Autonomía, como los aforamientos, quedan relegados y el PSOE insiste en buscar la "unanimidad"

Grupo de trabajo de la reforma de la Ley Electoral de Andalucía.

Grupo de trabajo de la reforma de la Ley Electoral de Andalucía.

Sistema D'Hont, Sainte-Laguë, Majority Judgment, Webster... Es la terminología con la que ha estado debatiendo el grupo de trabajo creado en el Parlamento de Andalucía para la reforma de la ley que rige las elecciones autonómicas. Con la comparecencia de más de 70 expertos, ha abordado todas las medidas posibles para mejorar el proceso y ha puesto sobre la mesa la posibilidad de la doble cremallera, no sólo para que las candidaturas tengan tantas mujeres como hombres, como ocurre ya, sino para que ellas estén también en el primer puesto en igual número.

Este viernes está prevista una reunión para ver las conclusiones presentadas por cada uno de los cinco grupos, de cara a la elaboración de un dictamen, que debe estar en el presente periodo de sesiones, y de momento, una única coincidencia: mejorar los debates en los que se enfrentan los candidatos. 

Se trata de un grupo de trabajo constituido en marzo de 2016, el segundo para este tema en el Parlamento de Andalucía porque el primero se disolvió la pasada legislatura sin tiempo para su dictamen. De hecho, las de éste debían estar hace un año, pero se aprobó una prórroga. La idea es que esté en vigor con las próximas elecciones autonómicas, en principio en 2019.

Con la propuesta de la doble cremallera se busca dar un paso más en la lucha por la igualdad porque en estos momentos se alternan hombres y mujeres, pero ellos suelen copar el número 1, y por tanto tienen más opciones de obtener escaño, especialmente en los partidos con menos representación que sólo sacan uno por provincia. Sirva como punto de partida que en las últimas elecciones autonómicas (22 de marzo de 2015), teniendo en cuenta las ocho circunscripciones, el PSOE llevaba cinco hombres y tres mujeres como cabezas de lista; el PP seis y dos, respectivamente; C's, igual que los socialistas; y Podemos e IU presentaron cuatro y cuatro en cada caso. 

La idea ha sido puesta sobre la mesa por comparecientes como María Luisa Márquez García, miembro del Grupo de Investigación en Métodos Electorales y Victoriano Ramírez González, catedrático del Departamento de Matemática Aplicada, en ambos casos de la Universidad de Granada. El PSOE, el PP e IU lo plantean, mientras que C's no lo ve "necesario" y Podemos matiza: "Puede limitar la posibilidad de que una mujer lidere la lista de su partido en su circunscripción, ya que la designación de la persona que ocupa el número 1 en la provincia más poblada condiciona la configuración del orden del resto".

En cualquier caso, los socialistas recuerdan que en Andalucía ya se dio un paso más en la aplicación de las listas cremallera contemplada en la Ley Orgánica de Régimen Electoral General (Loreg), según la cual las candidaturas deben tener una composición equilibrada de forma que en el conjunto de la lista los candidatos de cada uno de los sexos supongan como mínimo el 40%. En Andalucía se elevó a un 50%, garantizándose más paridad.

Como se ha dicho, en esto no hay unanimidad, que es lo que el PSOE ha deseado este miércoles que se consiga para la reforma de la Ley Electoral de Andalucía (LEA). De hecho, la única propuesta común en todos los documentos elaborados por los grupos es la necesidad de mejorar los debates en televisión de los candidatos y profesionalizarlos, dando más protagonismo en su organización a colectivos como el Colegio de Periodistas de Andalucía, el Sindicato de Periodistas de Andalucía o el Consejo Audiovisual de Andalucía.

De este modo, el PSOE hace hincapié en la posibilidad de estudiar la obligatoriedad de los debates, en lo que coincide con Podemos e IU, y la posible penalización del partido que no acuda a la cita a través de la financiación pública. El PP, en la incorporación de la figura del Colegio de Periodistas de Andalucía como asesor para establecer las condiciones de los mismos. Podemos, en determinar el formato con criterios de interés periodístico (con el Sindicato de Periodistas de Andalucía), que por lo menos haya uno con las cabezas de lista y también quiere cambiar la fórmula para los bloques de información gratuitos. C's directamente pide la eliminación de estos últimos y coincide establecer por lo menos un debate entre las cabezas de cartel. IU también propone prohibir debates en los medios de comunicación públicos que excluyan a alguno de los partidos con representación y que en los mismos participen los candidatos a la presidencia, "evitando que los partidos intenten esconder a su líder para no desgastarlo". 

Por otro lado, cuestiones como la limitación de los mandatos y la eliminación de los aforamientos, en las que de entrada hay bastante coincidencia, quedan relegadas por la insistencia de algunos grupos en que requiere una reforma del Estatuto de Autonomía que exige un consenso que ven difícil. Eso sí, C's insiste en que están en el pacto de investidura que firmó con el PSOE y que lo va a exigir en su correspondiente marco. 

Más allá de esto, éstas han sido otras consideraciones debatidas con más o menos coincidencia y que por tanto podrían formar parte de las conclusiones que incluya el dictamen del grupo de trabajo. 

Proporcionalidad

Objetivo: conseguir  el máximo equilibrio posible para que los votos valgan igual se emitan donde se emitan.

El PSOE opina que puede conseguirse más proporcionalidad con más escaños y que no exige la reforma del Estatuto de Autonomía porque habla de un "mínimo de 109 diputados". Pero también que "ninguna provincia tendrá más del doble de diputados que otra", un límite que puede eliminarse mediante una reforma estatutaria, pero para ello habría que evaluar, entre otras cosas, "su coste en términos de opinión pública en las circunscripciones que verán reducida su representación".

Por el contrario, el PP no cree que exista un problema real de desproporcionalidad. "No se dan las condiciones para reducir o aglutinar el número de las circunscripciones ni aumentar el tamaño de las mismas", sostiene. No está de acuerdo con ninguna modificación que prime a las formaciones que tienen sus votos concentrados en determinadas provincias y sin presencia en el resto, y precisa que un cambio en el número de escaños exige una reforma estatutaria. 

Podemos incide en que cualquier cambio de este tipo debería ser previamente consultado a los andaluces. "O se acuerda la ampliación del número de diputados o se elige otra fórmula o se modifica la circunscripción", sostiene. Y sugiere la circunscripción única combinada con la obligación de los partidos de presentar candidaturas con representatividad en todo el territorio. También propone reducir el número de escaños asignados a cada una de ocho a seis. No rechaza que crezca el número de los diputados ni mejora la representatividad sin  gasto extra.

C's rechaza un incremento del número de diputados. Descartada la circunscripción única, sugiere redistribuir el número de escaños por provincias de tal forma que aumentara la proporcionalidad, estableciendo un reparto mínimo inicial igual de seis y repartiendo el resto en función de la población. 

IU reitera lo mismo que en el grupo de trabajo anterior a éste: pasar a 109 a 119 escaños sin aumentar los costes. El objetivo es que un partido con más votos que otro "jamás tendrá menos representantes" o que dos formaciones que difieran en pocos sufragios no verán traducida esa diferencia en más de un escaño. Para determinar el cupo de las provincias defiende que se asignará a cada una un mismo número dijo de diputados como partida y el resto en proporción a la población redondeando. 

Desbloqueo de listas

Objetivo: la posibilidad que los ciudadanos puedan votar a candidatos concretos de una lista, como en el caso de los senadores.

El PSOE, estando de acuerdo en mejorar la capacidad de decisión del electorado en su voto, cree necesario tener presentes las limitaciones estatutarias y constitucionales a la hora de abordar estos cambios.

El PPlo defiende, de manera que los candidatos que superen un determinado umbral de voto preferencial se les asignaría el escaño y en su defecto se haría conforme a la lista y el orden establecido por los partidos.

Podemos, también, porque el sistema de listas bloqueadas "se está convirtiendo en una rareza en el entorno constitucional más cercano".

C's habla de desbloqueo de las listas parcial. El número 1 por cada circunscripción quedaría como decidan los partidos para preservar parcialmente lo decidido en la configuración de las listas por parte de los mismos. 

IU comparte el desbloqueo de las listas, de manera que las candidaturas que reciban más aprobados ocuparán las actas de diputado. "Siempre que el número de aprobados supere el 10% de los votos recibidos por el correspondiente partido en la circunscripción". 

Gastos electorales

Objetivo: reducción de los gastos electorales en envío de propaganda y demás.

El PSOE propone estudiar las posibilidades de abaratar el coste con el envío postal único, pero no es partidario de suprimir el buzoneo de las papeletas y sobres.

El PP considera que los gastos electorales son "muy inferiores" si se compara con otras comunidades autónomas. No ven necesario modificarlos a la baja, salvo acuerdo generalizado para toda España. La implantación de un modelo de envío postal único supondría para el PP "una distorsión del actual acuerdo de regulación y vulneraría los principios de asignación".

Podemos sí apuesta por el envío postal único y destaca el ahorro para la arcas públicas y también para reforzar el carácter secreto del voto. En paralelo, aboga por fomentar campañas para que la propaganda se remitiera por correo electrónico, en lugar de en papel, cuando así lo decidiera el ciudadano.

C's quiere también el envío postal único porque hay que abaratar los costes de participar y esta medida lo hace mientras "asegura que los partidos acceden en condiciones de igualdad a los electores".

IU quiere el envío postal único. También sugiere estudiar "detenidamente" el envío de papeletas sin propaganda.

Sustitución temporal del diputado

Objetivo: garantizar la acción política de diputado de baja por enfermedad, maternidad, paternidad...

El PSOE considera que no podría hacerse en la ley, sino que exige reforma del Estatuto de Autonomía, y en cualquier caso matiza que no debería preverse para parlamentarios inmersos en causas en los tribunales.

Podemos cree que debería estudiarse junto con el análisis de las leyes autonómicas y las disposiciones del reglamento del Parlamento de Andalucía.

C's considera que hay que articular los instrumentos que maximicen las posibilidades de actuación de los políticos en estas situaciones de baja.

El PP e IU no hacen referencia a este tema.

Nuevas incompatibilidades

Objetivo: plantear la dedicación exclusiva del diputado del Parlamento de Andalucía.

Podemos aboga por ver si es viable y conveniente limitar la posibilidad de que una persona que ocupe un cargo de concejal o senador pueda ser diputado en Parlamento de Andalucía, así como las reformas de distinto calado que serían necesarias para introducir estas limitaciones.

C's recoge lo mismo que en su programa electoral, hacer incompatible ser diputado en el Parlamento de Andalucía y senador. 

El resto de formaciones no entran a fondo en esta cuestión.

Sistema de voto

Objetivo: ver otras posibilidades para ejercer el derecho.

El voto electrónico, muy demandado por Podemos y contemplado por IU, y que para C's puede ser un buen "campo de pruebas" con la reforma de la LEA, no gusta a los socialistas porque "no existen garantías suficientes para evitar fraudes", y también lo rechazan los populares "porque no permite garantizar los requisitos esenciales". Están hablando de voto electrónico a distancia (por internet), porque el presencial no lo ven mal.

El voto anticipado es una propuesta de Podemos y C's para que aumente la participación. C's incide en que es una medida que existe ya en países como Noruega, Canadá o Finlandia, que permiten que se pueda votar antes en urnas custodiadas por un funcionario en edificios públicos. Similar es lo que propone Podemos: que pueda emitir el sufragio durante toda la semana completa del día de las elecciones autonómicas y no sólo el tradicional domingo, a fin de incrementar la participación, sobre todo entre la población más joven. El PSOE no lo ve mal pero avisa de que supondría romper la custodia actual de los votos y habría que valorar esto.

El voto transferible es el que sirve para reutilizar aquellos que no permiten elegir a la primera candidatura votada por cada elector. Lo propone Podemos. El PSOE cree que puede resultar contrario al carácter directo del voto establecido constitucional y estatutariamente.

Otras propuestas   

Regulación de los lobbies (PSOE) contando con un registro de los mismos y un código ético sobre su actividad, mientras que un diputado que tenga relación con alguno de debe informar de ello.

Eliminación del día de reflexióny de la prohibición de publicar sondeos (PSOE).

Prohibición de pintadas (PP): se fija en el caso del País Vasco y valora el veto a las pintadas, colocación de carteles o pegatinas fuera de los espacios señalados por los consistorios...

Papeletas para invidentes (C's), que también se intentaría extender a toda España promoviendo una reforma de la Loreg en este sentido. El PSOE también apuesta por ello.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha